EL DIFÍCIL CAMINO HACIA LA INVESTIDURA

La desmovilización de la militancia andaluza amenaza la consulta de Pedro Sánchez

Auguran un pinchazo en la participación mientras el PSOE andaluz se desentiende del referéndum que Ferraz ha montado "en secreto", cargando la agenda de actos del 28-F

Foto: Susana Díaz y Pedro Sánchez, durante su último mitin de campaña juntos, el pasado 17 de diciembre en Torremolinos, Málaga. (Reuters)
Susana Díaz y Pedro Sánchez, durante su último mitin de campaña juntos, el pasado 17 de diciembre en Torremolinos, Málaga. (Reuters)

“Si en Ferraz conocieran a la militancia andaluza, deberían de estar preocupados”. La máxima es de un dirigente del PSOE de Andalucía y fotografía de manera clara el estado de ánimo. Todo indica que la desmovilización marcará a fuego la cita que Pedro Sánchez tiene este sábado con los militantes en una consulta que anunció de forma sorpresiva en plena guerra interna con los barones, capitaneados por Susana Díaz, para zafarse del control a su política de pactos y que se ha convertido en una manera más de legitimarse de cara ante unas nuevas elecciones generales. Si en las primarias que le revalidaron como secretario general Andalucía fue decisiva a favor de Sánchez y la participación fue especialmente importante, del 66,76%, ahora todo indica que esto no se repetirá.

Se espera una participación baja, un “voto de protesta” traducido en un ‘no’ que “no será mayoritario” y que se explicará por el rechazo a la supresión de las diputaciones, y un apoyo sin entusiasmo a un pacto con Ciudadanos que “no despierta recelos”. “Cualquier participación por debajo del 50% en una consulta así es un fracaso y veremos cuál es el dato”, señalan fuentes socialistas andaluzas que intuyen que el dato será malo. “Perder una consulta así es imposible. Lo que habrá que mirar es la participación”, insisten deslizando que esta es una consulta organizada en clave orgánica y para mayor gloria del secretario general. “Veremos cómo sale”, asume otro líder provincial.

Pedro Sánchez y Albert Rivera durante la firma del acuerdo, el pasado 24 de febrero. (EFE)
Pedro Sánchez y Albert Rivera durante la firma del acuerdo, el pasado 24 de febrero. (EFE)

Entre la dirección andaluza del partido hay una especie de huelga de brazos caídos que tampoco extraña por la forma en que Ferraz ha montado el referéndum. Los dirigentes de la federación andaluza dejan muy claro que no están haciendo “ninguna labor de obstrucción” y que están cumpliendo a rajatabla el limitado papel encomendado por la dirección federal, que no se fía. Han enviado a todas las agrupaciones unas circulares con los datos básicos e instrucciones sobre horarios, forma de recuento o cómo transmitir los datos a Madrid. Andalucía no ha sido consultada a la hora de formular la pregunta, no tiene acceso de forma directa a cifras como el número de militantes que han pedido participar por internet y tampoco está claro que pueda acceder de forma directa a los resultados.

En la dirección andaluza hay una especie de huelga de brazos caídos que tampoco extraña por la forma en que Ferraz ha montado el referéndum

Jamás se han hecho así las cosas”, se quejan. Desde el equipo de Pedro Sánchez tampoco despejan si el sábado se conocerá la respuesta de la militancia por federaciones y alegan que es a veces es mejor no dar esos datos porque “hay piques” absurdos. En las primarias de julio de 2014 hubo datos por provincias hasta de la recogida de avales [el PDF aquí] y por supuesto de los resultados [aquí en PDF].

Un 25% de militantes andaluces

El 25% de los 189.167 militantes llamados a las urnas son andaluces, más de 45.000. La tensión y la desconfianza que preside las relaciones entre Pedro Sánchez y Susana Díaz se dejará notar por más que la andaluza haya dado pasos atrás. Después de dos meses de duros choques internos, los militantes saben que en esta consulta se trata más de revalidar el liderazgo del secretario general que de otra cosa. “No son primarias es una consulta. Se trata de que hable la militancia sobre un acuerdo con Ciudadanos que ya se ha firmado, que no permitirá formar Gobierno y que además después tendrá que revalidar un comité federal. La gente sabe que esto no sirve para nada”, describe un dirigente del PSOE andaluz.

Susana Díaz no ha expresado públicamente el sentido de su voto y se mantendrá en posición neutra aunque mostró “tranquilidad” porque el pacto sea con C's

Susana Díaz no ha expresado el sentido de su voto. Asegura que se mantendrá en una posición neutra. Este jueves aseguró que el hecho de que el pacto sea con Ciudadanos “le da tranquilidad” aunque mostró sus discrepancias “en materia económica y laboral”. También dejó claro que no le gusta la supresión de las diputaciones pero confió en llegar “a acuerdos entre todos”. La ejecutiva andaluza está jugando de nuevo a esa “neutralidad activa” que acuñaron en la pugna entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón. En realidad iban con la catalana y trabajaron activamente para su victoria pero nunca lo dijeron abiertamente. Fue el mismo papel que eligieron en las primarias entre Pedro Sánchez y Eduardo Madina, cuando no apostaron por ninguno pero se afanaron por que ganara el actual secretario general tras plantar el socialista vasco cara a Susana Díaz. Ahora simplemente ‘pasan’ de la consulta. Nadie ha tensionado a las agrupaciones y no hay toque de corneta a los militantes. Tampoco Ferraz, que lo ha improvisado todo “con muchas prisas”, según coinciden varios responsables de agrupaciones andaluzas importantes, ha hecho nada más vistoso que un vídeo lanzado en las redes sociales, un acto protagonizado este viernes por Sánchez y charlas informativas organizadas promovidas por Ferraz.

Una consulta “trampa” para Sánchez

El malestar de Andalucía por las “nueva forma” de hacer las cosas de la ejecutiva federal se repite en otras federaciones como Asturias, Aragón, Castilla La Mancha, Valencia, Extremadura o Canarias, según fuentes socialistas. “No ha sido como siempre, no hemos sido partícipes de nada”, se quejan. Incluso militantes relevantes afines a Pedro Sánchez tampoco ocultan su preocupación por que este referéndum se convierta en una “trampa” para el secretario general ante una baja participación. Incluso hay quienes han trasladado a Ferraz que hubiera sido mejor no celebrar la consulta puesto que en realidad no hay ningún acuerdo que permita formar Gobierno, que fue a lo que se comprometió Sánchez en el último comité federal, y puede volverse en su contra.

Susana Díaz y Pedro Sánchez. (EFE)
Susana Díaz y Pedro Sánchez. (EFE)

Desde el equipo de Susana Díaz se mostraron desde que se conoció el acuerdo en una postura tibia, eludiendo levantar las armas y asegurando que pese a que no compartían asuntos como la supresión de las diputaciones era mejor seguir resguardados en un segundo plano. Consideraban esta medida, como otras que disgustan en materia fiscal o la falta de contundencia con la reforma laboral, “un brindis al sol” y veían “innecesario” posicionarse. Sin embargo no pasaron ni 24 horas cuando los presidentes de las diputaciones andaluzas, a la vez ‘jefes’ del PSOE en sus provincias, salieron a escena. Y con ellos, los de otros puntos de España.

El goteo de dirigentes contra la supresión de diputaciones ha sido constante. Ferraz ha tenido que elaborar un argumentario para calmar a los barones

El primero fue el secretario general del PSOE de Jaén, Paco Reyes, el único que ha asumido abiertamente que pedirá el ‘no’ en la consulta. Luego, como un goteo constante, tomaron la palabra los líderes de Huelva, Ignacio Caraballo, y Cádiz, Irene García, ambos también presidentes de diputación. El último fue el presidente del PSOE de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, que anunció que convocaría a todos los responsables de estas instituciones en Andalucía para articular un bloque de rechazo. Ninguno son militantes anónimos, sino figuras socialistas con bastante peso y eco en la militancia. A nadie se le escapa que su rechazo de los secretarios provinciales moverá a una parte de sus afiliados. “¿Tanto trabajo cuesta que se hubiera llamado por teléfono a algunos de estos presidentes y se hubiera hablado con ellos?”, preguntan desde el PSOE andaluz. Sólo a posteriori desde Madrid se ha enviado un argumentario a los líderes del partido para explicar los consejos provinciales de alcaldes, básicamente para decirles que no se alarmen y que apenas se cambia el nombre [consulta el documento aquí en PDF]. 

La contraprogramación del 28-F

La consulta de este sábado coincide además con el puente del Día de Andalucía en la comunidad y con las celebraciones del 28-F, un día que todos los partidos, sobre todo el PSOE, siempre se ha utilizado para movilizar en clave orgánica y este año más. El sábado hay convocado un mitin central en un lugar emblemático en el proceso autonómico, el Casino de la Exposición de Sevilla, y ahí sí que ha habido llamada a la militancia de todas las provincias para llenar el acto. El domingo serán los actos institucionales de la comunidad y la semana que viene, mientras Pedro Sánchez celebra en el Congreso su investidura, Susana Díaz no estará en la tribuna de invitados. Se ha fijado, a propuesta del Gobierno andaluz, un debate en el Parlamento el día 2 donde tendrá que comparecer.

Muchos dirigentes socialistas asumen que el pacto con Ciudadanos ha reforzado la figura política de Pedro Sánchez y que el apoyo de la militancia disuadirá a los barones críticos de proponer un rival alternativo en las primarias para el elegir candidato si hay elecciones el 26 de junio. Los socialistas andaluces siguen sin confirmar públicamente al líder socialista como el mejor candidato en nuevos comicios. Aún quedan, dicen, muchos vaivenes, idas y venidas, “el manejo de las expectivas creadas con el acuerdo con Ciudadanos” y que dan por hecho que no permitirá a Sánchez llegar a La Moncloa. “Vamos a esperar”, insisten desde la cúpula del PSOE andaluz, que solo tiene un mensaje: “No queremos entrar en ninguna pelea más con Ferraz”. Neutralidad activa, de nuevo.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios