EL DIFÍCIL CAMINO HACIA LA INVESTIDURA

El censo de militantes del PSOE cae un 4,5% desde 2014 y sólo un 7,2% pide votar online

Son 189.167 los militantes llamados a participar en la consulta, frente a los 198.123 del congreso de 2014. De ellos, se han registrado para emitir su sufragio por Internet 13.697

Foto: Reunión de la ejecutiva federal del PSOE el pasado 24 de febrero en la sede de Ferraz, en Madrid. (Borja Puig)
Reunión de la ejecutiva federal del PSOE el pasado 24 de febrero en la sede de Ferraz, en Madrid. (Borja Puig)

La consulta a las bases socialistas arrancó este viernes a las 00.00. Son ellas las que deberán pronunciarse el acuerdo que la dirección ya ha firmado, con Ciudadanos -y los que pueda cerrar- para conformar un "Gobierno progresista y reformista". Pero, ¿de cuántos militantes estamos hablando? Ya no hay una cifra aproximada, como la que hasta ahora proporcionaba Ferraz -195.000-, sino una oficial: 189.167 afiliados son los llamados a participar en el referéndum

Esa cifra incluye a los militantes del PSOE, los de Juventudes Socialistas de España (JSE), los del PSC y los de su propia organización juvenil. Y es algo inferior a la última conocida, la del congreso federal extraordinario de 2014. En concreto, un 4,52% menos

Basta con acudir al escrutinio definitivo de la consulta [aquí en PDF] para la elección del secretario general que se celebró el 13 de julio de hace dos años, en la que pugnaban por el puesto Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias. Entonces, el número de electores censados, según datos del propio PSOE, era de 198.123 (8.956 más). En el cónclave anterior, el de febrero de 2012, en el que se disputaron el liderazgo del partido Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, había registrados 216.952 afiliados. Un 12,8% más. O sea, que en cuatro años se han perdido 27.785 carnés

Fuentes de la Secretaría de Organización del PSOE, que pilota el riojano César Luena, facilitaron a El Confidencial la cifra de 189.167 militantes con plenos derechos -es decir, al corriente de cuotas-, aunque no desglosaron el dato por federaciones, como sí ocurrió hace dos años. No obstante, las federaciones más numerosas siguen siendo las mismas: Andalucía (48.792 en 2014), Cataluña (PSC, 20.816), Valencia (18.422) y Madrid (15.866).

El problema de las cuotas

Desde la sede federal también aportaron esta otra cifra: la del número de registrados en la plataforma miPSOE para poder votar online en la consulta convocada para respaldar la política de alianzas de Sánchez: son 13.697. Es decir, que sólo un 7,24% de los censados se ha animado a inscribirse por Internet para poder emitir su sufragio y no tener que acudir a las urnas instaladas en sus agrupaciones mañana sábado. Un porcentaje que preludia una baja movilización. En Ferraz reconocen que se han producido algunos errores de soporte en la plataforma telemática, y también que la cultura del voto electrónico no está asentada en el partido. De hecho, es la primera vez que se implanta. En 2014 sólo se permitió el sufragio en urna. 

Pedro Sánchez y Albert Rivera firman su acuerdo en la sala Constitucional del Congreso, este 24 de febrero. (Reuters)
Pedro Sánchez y Albert Rivera firman su acuerdo en la sala Constitucional del Congreso, este 24 de febrero. (Reuters)

¿A qué se debe esa pequeña caída del 4,5%, de casi 9.000 militantes, respecto al censo de hace dos años? Fuentes de la cúpula explican que en parte se deben simplemente a las cuotas. Estas se pagan en enero y junio, "pero siempre hay retrasos". El censo se cerró el 30 de enero -en el último comité federal-, así que los que estaban impagados así se quedaron, sin posibilidad de arreglarlo en los meses posteriores, como ha ocurrido en otras ocasiones. Al deber una cuota, ya no pueden votar. En cualquier caso, ese retroceso en el volumen de afiliados es menor que el que se produjo entre 2012 y 2014: el bajón, durante el mandato de Rubalcaba, fue del 8,68%. Dicho de otro modo, la caída de militantes se ha ralentizado desde que Sánchez llegó a Ferraz. 

Desde el anterior congreso ordinario, en 2012, se han ido 27.785 militantes. Pero si se cuenta desde que Sánchez ganó, la pérdida es de casi 9.000 afiliados

Los más de 13.000 afiliados que se registraron en miPSOE del 16 al 24 de febrero podrán ejercer su derecho de sufragio este viernes y mañana sábado, hasta las 20 horas. Los demás sólo podrán hacerlo en sus agrupaciones, mañana. En las de 100 o más electores, durante ocho horas, y en las más pequeñas, en horario reducido de al menos cuatro horas (de 10 a 14 horas o de 16 a 20 horas). El escrutinio definitivo se conocerá sobre las nueve y media del 27 de febrero. 

Todos los militantes deberán responder a una pregunta genérica: "El PSOE ha alcanzado y propuesto acuerdos con distintas fuerzas políticas para apoyar la investidura de Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno. ¿Respaldas estos acuerdos para conformar un Gobierno progresista y reformista?". La respuesta, sí o no. Una redacción tan ambigua que permite pronunciarse tanto sobre los pactos ya cerrados -el de Ciudadanos y el alcanzado con Coalición Canaria, no rubricado aún- como los que estén por venir (si llegan), antes de la sesión de investidura, que comienza el 1 de marzo, o después, antes de la disolución de las Cortes, el 3 de mayo. 

El medidor de la victoria

La victoria del sí en el referéndum se da por descontada. Por eso casi será más elocuente la participación que se registre. En julio de 2014 fue del 66,76%: votaron 132.850 electores. Ahora Ferraz espera una movilización bastante más baja. La de hace dos años fue extraordinaria, siguió a un desastre electoral y a un mes de campaña de los tres candidatos, con el partido en tensión. Ahora la consulta es exprés -se convocó el miércoles y se ventila en tres días, sin apenas campaña informativa-, de trámite, en la que no se la juega ningún aspirante, y a la que la dirección, pese a impulsarla el propio Sánchez en el último comité federal para driblar el pulso de los barones, tampoco le ha dado mucho recorrido. 

Será inevitable comparar la consulta con las primarias de 2014: entonces la movilización fue del 66,76%, y ahora se espera que sea mucho menor

"No prevemos que haya mucha participación. Lo teníamos asumido. No hay tensión ahora mismo, es normal", disculpaba este jueves un miembro de la ejecutiva de Sánchez. El perfil bajo se sentirá incluso en el despliegue de la cúpula: más allá de la campaña informativa de este viernes, por parte de distintos dirigentes -el propio candidato protagonizará un acto este viernes por la mañana en Alcalá de Henares-, y las declaraciones del líder a la hora de acudir a su agrupación a votar -en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón, donde reside-, no habrá mucho más. La intención de Ferraz es despachar el resultado con un comunicado, sin rueda de prensa. 

El censo de militantes del PSOE cae un 4,5% desde 2014 y sólo un 7,2% pide votar online

La sede federal difundió este jueves un vídeo de Sánchez animando a la participación de la militancia. Sabe que, al haber sido el impulsor de la consulta, se juega en parte su liderazgo. Una bajísima participación será vista como un fracaso, y un imprevisto no causaría un auténtico terremoto, porque supondría un bofetón de las bases a las que él apeló para sortear a los barones. Pero se había dirigido a ellas pensando, según los críticos, que el comité federal no le iba a autorizar un acuerdo con Podemos y que la investidura dependiese de las abstenciones de ERC y Democràcia i Llibertat. Al final, lo que Sánchez consiguió amarrar, y ya en tiempo de descuento, fue un pacto con Ciudadanos -a la que él mismo calificó de "nueva derecha"- que ha desencadenado el descuelgue de toda la izquierda parlamentaria. Al menos, por ahora. 

La polémica por las diputaciones

Esa alianza con la formación de Albert Rivera puede no entusiasmar a las bases, más escoradas a la izquierda, aunque finalmente voten sí por lealtad a su jefe de filas y el deseo de que el partido vuelva a La Moncloa. Pero no basta con eso. Los números no dan, y se da por hecho que Sánchez se estrellará la semana próxima en la investidura, ya que el acuerdo sólo suma 130 escaños. Aún tendrá dos meses para intentar formar Gobierno, pero el reto no será fácil. 

Susana Díaz con el presidente de la Diputación de Jaén, Paco Reyes, en la inauguración de Fitur 2016, el pasado 20 de enero. (EFE)
Susana Díaz con el presidente de la Diputación de Jaén, Paco Reyes, en la inauguración de Fitur 2016, el pasado 20 de enero. (EFE)

Además, el candidato ha tropezado con el rechazo de una parte del partido a uno de los puntos firmados con C's, la supresión de las diputaciones y su sustitución por un consejo de alcaldes. La medida ha revolucionado las filas socialistas, ya que casi todos sus presidentes en estos entes provinciales están en contra de su eliminación y la federación de Susana Díaz las ha defendido como un instrumento útil para prestar servicios a los pequeños municipios. El más rotundo, el jefe de la Diputación de Jaén (y secretario provincial del PSOE), Paco Reyes, que aseguró que promovería el no en la consulta. 

El censo de militantes del PSOE cae un 4,5% desde 2014 y sólo un 7,2% pide votar online

A tal punto ha llegado el incendio que la dirección se ha visto obligada a enviar un documento explicativo a todas las agrupaciones [consúltalo aquí en PDF] para advertir que lo que se pretende es "modernizar" y democratizar estas entidades, y hacerlas más transparentes. "Los consejos provinciales de alcaldes no perderán competencias, ni financiación respecto a las diputaciones provinciales actuales, y los funcionarios y el personal administrativo que actualmente prestan servicio [...] tendrán garantizados sus puestos de trabajo", reza en el texto, al que ha tenido acceso este periódico. 

La dirección se ha visto obligada a remitir una circular para explicar el futuro de las diputaciones. El PNV observa dificultades tras la entente PSOE-C's

Se trata de "reactivar unos gobiernos locales que aseguren el principio de autonomía local [...] y promuevan la participación ciudadana, la simplificación de la estructura administrativa existente y la prestación de servicios públicos de calidad a la ciudadanía, haciendo de la transparencia una norma cotidiana de conducta", añade el documento. La división interna, de forma palpable, se ha reavivado tras cerrarse la entente con Rivera. 

Además, en los dos días de votación no se cerrará, previsiblemente, ningún pacto más. El PNV, que era un aliado preferente, está aún a la espera de que el equipo negociador de Sánchez le dé respuesta al texto que le envió el martes, en el que le concretaba la agenda vasca que para el partido es importante. Este jueves, el presidente de los nacionalistas vascos, Andoni Ortuzar, reconoció que el grado de detalle y la extensión del documento pactado con C's, de 66 páginasdificulta que otras formaciones puedan sumarse, aunque la suya no abandonará el diálogo con los socialistas. También obstaculiza las negociaciones la "escenificación tan grandilocuente" de Sánchez y Rivera, este miércoles en el Congreso. Hasta entonces, dijo, el líder del PSOE tenía un escenario abierto "a izquierda y derecha" y a partir de la rúbrica "sólo lo tiene abierto a la derecha, a la derecha centralista". Los socialistas prometen seguir con la mano tendida a todos. Distinto es que los interpelados recojan el guante. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios