EL DIFÍCIL CAMINO HACIA LA CONFORMACIÓN DE GOBIERNO

Ferraz baraja una pregunta a las bases que dé carta blanca a Sánchez para pactar

La ejecutiva federal aprueba este miércoles la convocatoria de la consulta a la militancia, en la que pedirá el respaldo a los acuerdos que vaya amarrando la dirección

Foto: Pedro Sánchez, a su llegada al Congreso este 23 de febrero, justo antes de anunciar su preacuerdo con Ciudadanos. (EFE)
Pedro Sánchez, a su llegada al Congreso este 23 de febrero, justo antes de anunciar su preacuerdo con Ciudadanos. (EFE)

Llega el momento en que la militancia del PSOE hable. Pero puede que tenga que pronunciarse de forma genérica, no que tenga que validar un acuerdo concreto con una fuerza política. Básicamente, porque la negociación sigue abierta y aún no hay un final cierto.

Con esa hipótesis se trabaja en Ferraz, la sede federal. Este miércoles se reúne a primera hora, a las nueve de la mañana, la ejecutiva, con el cometido de aprobar el acuerdo con Ciudadanos -también estaba zanjada la alianza con Coalición Canaria- y convocar formalmente tanto la consulta a las bases como el comité federal extraordinario encargado de rubricar los pactos que consiga sellar Pedro Sánchez en los próximos días. El reglamento del referéndum ya estaba aprobado desde el pasado 11 de febrero, pero quedaba por sancionar tanto el calendario como la pregunta dirigida a los en torno a 190.000 afiliados socialistas. Y esta última, según reconocen distintas fuentes oficiales a El Confidencial, puede quedar formulada de un modo que comprenda todos los acuerdos que se firmen a lo largo de esta semana. La idea con la que se trabaja es interrogar a los militantes si respaldan los pactos que alcance Sánchez "tendentes a formar un Gobierno progresista y reformista". La respuesta, de sí o no. Dicho de otro modo, que las bases del PSOE están llamadas a dar cobertura a la hoja de ruta trazada por su secretario general, aún sin rematar. 

En Ferraz explican que esa opción de pregunta abierta, que no se circunscribe a ningún pacto concreto, es la que dicta la lógica, pues las conversaciones no han finalizado. Con Ciudadanos es previsible que hoy mismo Albert Rivera y Pedro Sánchez escenifiquen el acuerdo, pero la mesa a cuatro de las fuerzas de izquierda -PSOE, Podemos, Compromís e Izquierda Unida-Unidad Popular- sigue trabajando. Es más, tiene programada su tercera reunión en la tarde de este miércoles a las 18:30. Y, tal y como relató el portavoz parlamentario de IU-UP, Alberto Garzón, al término del segundo encuentro, ayer, no hay un plazo límite a esas conversaciones: si no hay ruptura, se seguirá trabajando en acercar posturas hasta la misma sesión de investidura, que comenzará el próximo 1 de marzo, y hasta la misma segunda votación, el sábado 5. E incluso más allá, puesto que las Cortes no se disolverán en caso de que haya nuevas elecciones hasta el 3 de mayo. 

Ferraz baraja una pregunta a las bases que dé carta blanca a Sánchez para pactar

Documentos accesibles

"No tendría sentido preguntar por un acuerdo concreto. Entiendo que no hay otra fórmula posible, pero ese planteamiento sí parece normal", respondía ayer un miembro de la ejecutiva al respecto de la posibilidad cierta de que se acabe lanzando a las bases una pregunta genérica. 

Se prevé que la votación 'online' comience el jueves y se prolongue hasta el sábado 27, la fecha elegida para aquellos militantes que prefieran ir a las urnas

Ferraz alega que los pactos que se vayan suscribiendo serán transparentes y se colgarán en la web del partido, y también se les puede hacer llegar a la militancia por 'mail'. Así, cree que las bases podrán pronunciarse con conocimiento de causa y que no se viola la promesa que hicieron la dirección y el secretario general de que las bases tendrían que hablar sobre los pactos alcanzados. Cuando Sánchez anunció el plebiscito, los barones críticos avisaron de que tenían que estar claros los acuerdos y los apoyos. Ahora se lanza sin que esté despejada la ecuación y sin que se sepa si el líder logrará su propósito de ser presidente del Gobierno el 5 de marzo. 

Calendario de la consulta a la militancia del PSOE aprobado el pasado 11 de febrero.
Calendario de la consulta a la militancia del PSOE aprobado el pasado 11 de febrero.

La consulta quedará pues convocada en la ejecutiva de este miércoles. La votación 'online' arrancará a partir del jueves, y se desplegará durante tres días, según el reglamento aprobado. En ella podrán participar todos los que se hayan inscrito en la plataforma telemática miPSOE. La última jornada, el sábado 27 de febrero, coincidirá con la votación en urna, presencial y secreta. Es decir, que el proceso queda liquidado en apenas tres días, con solapamiento de la campaña informativa dirigida por Ferraz y la votación. La posibilidad de llevar el referéndum al domingo 28 de febrero se desechó por coincidir con el Día de Andalucía, una jornada cargada de actos institucionales en la comunidad que aglutina a la cuarta parte de la militancia socialista. Por esa misma razón, se espera que la reunión del comité federal, el máximo órgano de poder del PSOE, el que estatutariamente tiene la competencia para decidir sobre la política de alianzas, se celebre el lunes 29 de febrero, justo un día antes de que Sánchez suba a la tribuna del Congreso para defender su investidura

Persiguiendo la "transversalidad"

El formato flexible de referéndum que probablemente elija Ferraz sirve a Sánchez para contar con el aval de las bases en los siguientes días e incluso después de una hipotética investidura fallida. Una baza nada despreciable porque en abril, cuando puede que aún no esté despejada la formación de un nuevo Gobierno, arranca el camino hacia el 39º Congreso, encargado de discutir la continuidad o no de Sánchez en la cúspide socialista. Dicho de otra forma, el líder consigue un escudo muy potente de puertas para dentro, aunque su equipo resalta el ejercicio de profundización democrática del PSOE. 

Ferraz baraja una pregunta a las bases que dé carta blanca a Sánchez para pactar

Además, también impediría que los afiliados tengan que responder por un acuerdo concreto que pueda ser más incómodo. Caso del pacto que ya está prácticamente cerrado con C's. Hay algunos recelos por la supresión de las diputaciones y su sustitución por un consejo de alcaldes en federaciones como la andaluza y también por las cuestiones económicas, como la no subida del IRPF o el complemento salarial para las rentas más bajas, según reconocían fuentes socialistas. 

Se avanza en las negociaciones con la izquierda, pero el pacto con C's contiene cuestiones espinosas que han suscitado algunas críticas internas

La dirección puede seguir pues adelante con sus planes, sin límites temporales, cuidando a izquierda y derecha, intentando casar un "acuerdo transversal" que convenza a todos. Una opción que sus interlocutores ven imposible. Podemos solo apoyará al PSOE si entra en el Gobierno, y Garzón advirtió de que los dos diputados de IU-UP -él y Sol Sánchez- votarán en contra de la investidura de Sánchez si en el acuerdo que firme con C's detectan cualquier aspecto "mínimamente regresivo". El parlamentario, en línea con lo expresado por la formación morada o por Compromís, apremió a los socialistas a elegir. Sánchez, dijo, tendrá que decidir "con quién baila, si lo hace con el Ibex 35 o con las clases populares", porque "no se puede soplar y sorber al mismo tiempo".

Avances por la izquierda

Los negociadores del PSOE creen que sí y, de hecho, su portavoz, Antonio Hernando, señaló en la mesa a cuatro que el acuerdo con la formación naranja, que no está aún cerrado, será "compatible" con sus demandas. No se lo cree IU-UP. "No se puede hacer equilibrismo todo el tiempo", apuntó Garzón, quien recordó que las propuestas económicas de Rivera son "antagónicas" a las de la federación, por lo que es imposible encontrar "un punto medio". 

Ferraz baraja una pregunta a las bases que dé carta blanca a Sánchez para pactar

Ni Hernando ni el portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, dieron cuenta del encuentro bilateral y de la mesa a cuatro. Fuentes de ambas formaciones solo informaron de que las reuniones seguirán en ambos formatos y que se sigue avanzando. "Lentamente", precisaba la formación morada. Por ahora, se han discutido cuestiones económicas y laborales y se han volcado los documentos ya trabajados bilateralmente por el PSOE con IU y Compromís, y se constató "la necesidad de una mayor concreción", según Podemos. El "optimismo" está en pie. Habrá que ver cuánto dura. 

Apagón informativo de las reuniones con las izquierdas hasta el pacto... o la ruptura

Pedro Sánchez prometió "luz y taquígrafos" en las negociaciones, hasta emisión en 'streaming'. Pues ni una cosa ni la otra. Es más, pese a la saturación de declaraciones y ruedas de prensa, la información es escasa y sale a cuentagotas. 

Este martes, tras la reunión a cuatro, solo compareció Alberto Garzón, el portavoz de IU-UP, porque tanto Podemos como el PSOE habían hecho declaraciones anteriormente -Pablo Iglesias, tras reunirse con ERC y DiL, y Pedro Sánchez, para anunciar el principio de acuerdo con C's-. Adelantó que las cumbres a cuatro y bilaterales seguirán, pero solo habrá comparecencias de los portavoces, dijo, cuando cuaje el pacto o bien cuando se constate el parón de las conversaciones y la consiguiente ruptura. Hoy miércoles, cuando se conozca previsiblemente al detalle el acuerdo PSOE-C's, podrían desatarse más movimientos de las fuerzas implicadas en las negociaciones. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios