SIGUE LA TENSIÓN A DOS SEMANAS VISTA DE LA INVESTIDURA

PSOE y Podemos no se ponen de acuerdo siquiera en cómo comenzar la negociación

Los socialistas no contemplan ninguna reunión entre Sánchez e Iglesias, como exige la formación morada, que emplaza a Ferraz a decidirse y escoger socio ya

Foto: Antonio Hernando, en rueda de prensa en el Congreso este 16 de febrero. (EFE)
Antonio Hernando, en rueda de prensa en el Congreso este 16 de febrero. (EFE)

Ante los medios, todos invocan el diálogo y la voluntad negociadora. Pero los gestos de unos y de otros no dicen tanto eso. Un día después de que Podemos presentara su contraoferta al PSOE, las cosas siguen estando igual que ayer. Y no solo por las cuestiones programáticas -que también, porque el escollo del referéndum en Cataluña no se ha salvado, ni mucho menos-, sino por el formato de las negociaciones. Mientras la formación morada insiste en que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez deben verse de nuevo para hablar sobre el documento, los socialistas recuerdan que ambos líderes ya se entrevistaron el pasado 5 de febrero y ahora a quienes corresponde hablar es a los respectivos equipos negociadores, que Podemos ni siquiera ha montado, porque antepone el diálogo bilateral entre los dos secretarios generales. Además, las dos fuerzas emergentes, por su lado, presionan al PSOE para que elija socio sin demora. O uno u otro. Porque la fecha de la investidura está ya a la vuelta de la esquina: el 2 de marzo.

"La iniciativa corresponde al PSOE y tienen que ser las comisiones las que se pongan a trabajar", subrayó ante los periodistas el portavoz socialista, Antonio Hernando. Este, jefe del comité de diálogo con otras formaciones, intentó esta mañana contactar con su homólogo morado, Íñigo Errejón, para tratar de convocar una reunión "lo antes posible" y no perder "ni un minuto más".

PSOE y Podemos no se ponen de acuerdo siquiera en cómo comenzar la negociación

El PSOE no quiere una nueva entrevista Sánchez-Iglesias. Sin decirlo así, en términos absolutos. Pero Hernando sostuvo en todo momento que no contempla esa opción, que la "iniciativa" es de su partido y el documento sobre el que se trabaja es el suyo, porque a fin de cuentas es su secretario general el que recibió el encargo constitucional del Rey de intentar formar Gobierno. Eso sí, los socialistas siguen "abiertos" a la negociación y a incorporar las "aportaciones" de Podemos. El portavoz ni siquiera quiso decir qué pasajes del documento de Iglesias le gustan más o menos, o en cuáles están más cerca o más lejos. Como anticipara ayer lunes, subrayó que el PSOE dirá a la formación morada su opinión cuando se vean -si se ven-, porque "no es positivo" interlocutar a través de los medios. Lo que sí que quedará al margen de toda negociación es la cuestión del referéndum en Cataluña: el PSOE lo rechaza taxativamente.

La formación morada marca el "cauce"

Podemos mantiene intactas sus condiciones para reabrir las negociaciones con el PSOE. Tras la presentación de su contraoferta a los socialistas, sostienen que debe producirse un encuentro entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, para que sea el líder de Podemos quien exponga su proyecto al candidato a la investidura.

El portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, este martes. (EFE)
El portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, este martes. (EFE)

El número dos del partido, Íñigo Errejón, insistió este martes en que, tras retomar la iniciativa con su paquete de medidas para la formación de un “Gobierno del cambio”, es Podemos quien debe seguir marcando “el cauce” de las negociaciones. “Estamos a la espera de recibir una respuesta”, explicó el portavoz del grupo parlamentario de la formación emergente, quien todavía se muestra “optimista” pese a las reticencias de los socialistas a ceder la iniciativa política.

Los socialistas recuerdan que la iniciativa corresponde al candidato propuesto por el Rey, y Podemos defiende que Iglesias quiere exponer su texto

“Nuestra propuesta la encabeza Pablo Iglesias y queremos una reunión a dos”, zanjó el portavoz. Horas después, antes de la reunión con su grupo, el propio secretario general verbalizó su deseo: "No entendería que alguien que quiere hacer un Gobierno con nosotros tuviera problemas para reunirse conmigo. Si Pedro Sánchez va a ser presidente y yo voy a ser su vicepresidente creo que deberíamos reunirnos con más frecuencia", informa Efe.

Errejón, durante la rueda de prensa, admitió que su partido no ha formado todavía una comisión negociadora: "Antes es más importante ver qué queremos hacer y cómo”.

Los plazos para la formación de Gobierno siguen corriendo, mientras Podemos y PSOE ni siquiera se ponen de acuerdo en el formato para romper el hielo ante un hipotético pacto. La apuesta del partido sigue siendo la de un Ejecutivo “amplio y estable”, integrado por PSOE, Podemos, IU y Compromís, con una Presidencia que recaiga sobre Pedro Sánchez y una Vicepresidencia en manos de Pablo Iglesias.

PSOE y Podemos no se ponen de acuerdo siquiera en cómo comenzar la negociación

Por eso la formación emergente quiere que el PSOE se decida. Y ya. O ellos o Ciudadanos, vino a decir Errejón: "Nosotros no le decimos a nadie con quién tiene que romper los contactos, pero sí le decimos que tiene que decidirse para que podamos avanzar", ya que "las posibilidades de contactos son infinitas, pero las aritméticas no son infinitas". Un mensaje que después, en sentido inverso, pronunció el portavoz de la formación naranja, Juan Carlos Girauta: los socialistas han de decidirse porque "la fruta está madura".

Mejor no pensar en nuevos comicios

A escasas dos semanas del inicio de la sesión de investidura, Errejón recordó que el PSOE “todavía no ha dado pasos” en la dirección de un Gobierno de coalición. “Llega el momento de decidirse", exhortó el número dos de Podemos. Con todo, mantiene las exigencias de máximos que chocan con los vetos explícitos del comité federal del PSOE, como es la celebración de un referéndum en Cataluña. “La mejor propuesta para resolver el encaje territorial es el referéndum. En España convivimos diferentes nacionalidades, y para nosotros esto no es una amenaza sino una riqueza”, defendió.

Visto el cruce de declaraciones de ida y vuelta, es imposible no pensar en nuevas elecciones, que según los plazos fijados por el presidente del Congreso, Patxi López, serían el 26 de junio. Hernando no quiso entrar en especulaciones e insistió en que repetir las generales sería una "mala noticia" para los ciudadanos. Así que el PSOE, Podemos y otros partidos están "obligados a tener éxito lo antes posible", porque los problemas de los ciudadanos no pueden esperar.

Podemos preguntará a las bases y el PSOE no incluirá en su consulta la estructura de Gobierno

Hay otro síntoma de que el diálogo entre socialistas y la formación morada, en caso de que llegue, encontrará no pocos obstáculos. Mientras Podemos no se apea de su exigencia de un Gobierno de coalición, el PSOE remarca que ahora es tiempo de hablar de las políticas, y no de los sillones. 

Pero no solo eso. En caso de que finalmente Ferraz lograse tejer un pacto, deberá convocar la consulta a la militancia, previa al comité federal. Eso hace que los plazos del PSOE sean más cortos que los del calendario institucional (2 de marzo). 

Lo que llevará a referéndum la dirección socialista es el acuerdo de gobierno que consiga alcanzar, pero "no se va a llevar a consulta" la estructura del Ejecutivo que podría liderar Pedro Sánchez, según puntualizó este martes Antonio Hernando.

También en caso de llegar a un pacto, Podemos lo sometará a consulta entre sus bases. Así lo exigen los estatutos del partido, pero solo si se llega a un principio de acuerdo. En cambio, si no se llega a una alianza, no se someterá a consulta entre el conjunto de los inscritos el sentido del voto de Podemos en la sesión de investidura, como aclaró el secretario de Política, Íñigo Errejón.

A pesar de que no se trata de un requisito explicitado en los estatutos, varios consejos autonómicos de Podemos, como Castilla-La Mancha, Extremadura o Baleares, sí ratificaron entre las bases su apoyo a los socialistas en las respectivas sesiones de investidura para desajolar al PP.

Elecciones Generales

El redactor recomienda