PODEMOS RETOMA LA INICIATIVA EN LOS PACTOS

Iglesias dobla la apuesta de Sánchez con una propuesta poco digerible para Ferraz

Un equipo de 25 miembros, incluidos representantes de En Comú y En Marea, está rematando un documento programático que insta a remover las alfombras de la corrupción, incluidas las de la Junta

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, tras reunirse con Pedro Sánchez durante la ronda de contactos para la investidura del líder socialista. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, tras reunirse con Pedro Sánchez durante la ronda de contactos para la investidura del líder socialista. (EFE)

Pablo Iglesias volverá a colocar a Pedro Sánchez entre la espada del poder y la pared de Ferraz. Un equipo técnico de 25 miembros del partido, entre quienes se incluyen representantes de En Comú y En Marea, está rematando un documento programático que poner sobre la mesa negociadora del líder socialista a partir de este lunes. La lucha contra la corrupción será una de sus líneas maestras, según avanzan fuentes de la formación. Además de recuperar la iniciativa frente al PSOE, se busca forzar a Sánchez a elegir entre Ciudadanos, que tachan como los aliados en Madrid de un partido cercado por una supuesta trama de financiación ilegal, y la formación emergente.

La agenda de esta semana, marcada por las investigaciones de la UCO que incluyeron registros en la sede popular de Génova 13, refuerza las tesis de Podemos. Pero no solo, puesto que la prohibición de las puertas giratorias es otra de las exigencias que quedarán plasmadas en el documento, y el reciente fichaje por Telefónica de la exministra socialista Trinidad Jiménez ha sido interpretado por Podemos como un gesto de falta de voluntad por parte del PSOE.

La ausencia de autocrítica de Sánchez con respecto a este fichaje era puesta como ejemplo por un dirigente del partido para argumentar que un acuerdo de gobierno “necesita hechos, no palabras, y el PSOE dice cosas que luego no cumple”. Para ello, se plantea plasmar en el documento final la posibilidad de un referéndum revocatorio si se determina que se ha incumplido el programa.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
El líder del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

En su programa, Podemos abogaba por impedir que cualquier ex cargo electo participe en consejos de administración de empresas que operan en sectores estratégicos del Estado. Asimismo, apuesta por “establecer un mínimo de 10 años hasta que un ex alto cargo pueda intervenir en un ámbito afectado directamente por una decisión adoptada por él durante el ejercicio de su responsabilidad pública”. Las decisiones de Pedro Sánchez no solo dependen de su equipo negociador, sino también de las líneas rojas marcadas por Ferraz y los barones. Podemos es consciente de ello, y aunque apremia a elegir entre “nosotros o Rivera”, también insta a que el PSOE se decida entre sus dos almas: “la inmovilista” y la que apuesta por un Gobierno del cambio.

Para Podemos, es imprescindible que se cree un organismo oficial o una comisión permanente de lucha contra la corrupción. Una “enfermedad”, aseguran, que se ha convertido en “uno de los principales lastres para el desarrollo de la democracia y el progreso socioeconómico en nuestro país”. En principio, podría parecer una medida asumible para Ferraz, pero en la exposición de motivos para su creación presentada a la Mesa del Congreso, Podemos señala directamente a la gestión de la presidenta andaluza, Susana Díaz. “Por citar algunos ejemplos”, indica el texto, “el fondo que constituyó la Junta de Andalucía para subvencionar ERE a empresas en crisis alcanzaba los 721 millones hasta 2010, que según el informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas tendría un impacto final de 1.217 millones de euros, de cuya cantidad se hizo un uso fraudulento de al menos 140 millones de euros”.

Si la obligación de remover las alfombras en la Junta (cursos de formación, los ERE y caso Troya) se convertiría en una cuestión difícilmente digerible para la baronesa andaluza, la exigencia del derecho a decidir chocaría de plano con las líneas rojas de Ferraz. El comité federal del PSOE suscribió una resolución política en la que se vetaba explícitamente cualquier tipo de diálogo con formaciones que defendiesen la celebración de un referéndum en Cataluña.

El eje plurinacional

La confluencia catalana En Comú, que cuenta con representantes entre el grupo de 25 personas que están elaborando el documento, exige en una línea similar a Podemos el referéndum en Cataluña. Esta misma semana, el portavoz de la confluencia, Xavier Domènech, insistió a Sánchez en la necesidad de plasmar la palabra 'referéndum' en el texto final del acuerdo.

Xavier Domènech. (EFE)
Xavier Domènech. (EFE)

La "propuesta de ejes de diálogo para una alianza por el cambio” elaborada por En Comú, se divide en tres grandes bloques. “Derechos sociales, políticas de igualdad y política fiscal", "plurinacionalidad" y "medidas de rearticulación democrática". Respecto a la plurinacionalidad del Estado, el documento incluye el “derecho a decidir” para desbloquear “la relación entre Cataluña y el Estado a partir de la realización de un referéndum vía el artículo 92 de la Constitución y de la Ley Orgánica 2/1980”. Asimismo, el reconocimiento de la plurinacionalidad también con una reforma constitucional que reconozca la existencia de varias naciones en pie de igualdad, blindaje de los derechos culturales y lingüísticos o la transformación del Senado en una cámara de representación de las naciones y regiones del Estado.

Podemos redoblará así la apuesta sobre Pedro Sánchez con una contrapropuesta que pretende sentar la bases de un pacto de Gobierno entre PSOE, Podemos e IU. Un documento fiel a su programa electoral que le permite retomar la iniciativa y forzar a Pedro Sánchez a retratarse ante los frenos impuestos por Ferraz. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios