EL MIÉRCOLES ARRANCA, LA PRIMERA VOTACIÓN, EL DÍA 3, Y EL SÁBADO 5, LA SEGUNDA

El pleno de investidura de Sánchez comenzará el próximo 2 de marzo

El presidente del Congreso propone al candidato socialista que el debate arranque justo un mes después de recibir el encargo del Rey. La votación, previsiblemente, tendrá lugar un día después

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente del Congreso, Patxi López, durante su reunión en la Cámara Baja este 15 de febrero. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente del Congreso, Patxi López, durante su reunión en la Cámara Baja este 15 de febrero. (EFE)

El pleno de investidura arrancará finalmente el próximo miércoles 2 de marzo. Ese será el día en que Pedro Sánchez deberá defender ante el Congreso su programa de Gobierno.

Y ese es el día, 2 de marzo, que el presidente de la Cámara Baja, el socialista Patxi López, planteó al secretario general del partido en la reunión que ambos mantuvieron en el Parlamento este lunes. Sánchez había pedido desde el principio, desde que el Rey le encomendara intentar formar Gobierno, el pasado 2 de febrero, que necesitaría entre tres y cuatro semanas para cumplir su cometido y trenzar un acuerdo. El pasado viernes, tras su tensa, fría y breve entrevista con Mariano Rajoy en la Cámara Baja, el candidato confirmó que se sometería al debate de investidura "en los primeros días de marzo", porque confiaba en cerrar un pacto "a finales de este mes". López destacó en una comparecencia de apenas dos minutos que se cumplirán así los plazos que se marcó el candidato escrupulosamente: la sesión en la Cámara tendrá lugar exactamente un mes después de ser postulado por el jefe del Estado.

En apenas dos semanas comenzará, pues, el debate. Habitualmente, los plenos de investidura suelen durar dos días. De modo que será en la jornada siguiente, jueves 3 de marzo, cuando se produzca la primera votación. En ella, el líder socialista necesitaría la mayoría absoluta para salir elegido (176 escaños), una hipótesis a día de hoy bastante improbable. En caso de no conseguirla, a las 48 horas -ya nos iríamos al 5 de marzo-, se repetiría la votación, en la que el candidato necesitaría mayoría simple: más votos síes que noes, y ahí será fundamental el juego de las abstenciones. El presidente del Congreso restó importancia al hecho de que esta segunda ronda caiga en sábado, porque ya ha ocurrido otras veces. 

El pleno de investidura de Sánchez comenzará el próximo 2 de marzo

Dos meses: hasta el 2 de mayo

Pero, a efectos de calendario constitucional, la que cuenta es la primera votación, la del 3 de marzo. Entonces es cuando se pondrá la cuenta atrás en marcha. Cuando se encenderá el reloj de dos meses. En ese tiempo, según estipula el artículo 99 de la Carta Magna, se debe lograr la investidura de un nuevo presidente del Gobierno, pues de lo contrario, al término de ese plazo las Cortes quedarán disueltas y el Rey, con el refrendo del presidente del Congreso, deberá proceder a la convocatoria de nuevas elecciones generales, que se celebrarían 54 días después de la liquidación de esta XI Legislatura. 

Si a los dos meses de la primera votación no hubiera un nuevo presidente, se disolverían las Cortes y se convocarían elecciones para el domingo 26 de junio

López, de hecho, ha cuadrado perfectamente los tiempos. Si no cuajase la investidura, la disolución de las Cámaras se produciría el lunes 2 de mayo. Ese mismo día, Felipe VI tendría que firmar el decreto de repetición de elecciones, que se publicaría en el 'Boletín Oficial del Estado' (BOE) al día siguiente, 3 de mayo. Ello haría que los nuevos comicios se celebren el domingo 26 de junio

 

López se había comprometido hace una semana con los demás representantes de la Mesa a llevar en la siguiente reunión -o sea, mañana martes- una fecha del pleno de investidura, con el fin de apaciguar los deseos de PP y Podemos de que la sesión se celebrara cuanto antes. La fijación del calendario es una potestad suya como presidente de la Cámara -según el artículo 170 del reglamento del Congreso-, pero siempre dijo que la pactaría con el candidato, entendiendo que el periodo de un mes era "razonable" para buscar los apoyos necesarios. Así que esta mañana se vio con él durante media hora en su despacho y le planteó que la sesión comience el 2 de marzo.

¿Tercera ronda de contactos?

En caso de que Sánchez fracasara en su intento de convertirse en presidente del Congreso, el Rey podría abrir un nuevo periodo de consultas, pero la Constitución no le obliga a ello. Felipe VI podría postular a Mariano Rajoy, que es la esperanza que le queda al jefe del Ejecutivo en funciones. Si él tampoco lograra los apoyos suficientes, podría ofrecerse la investidura a un tercer candidato, volver a Sánchez o simplemente esperar a que corran los dos meses para que se puedan convocar de nuevo elecciones y desatascar la situación. 

Sánchez, si logra trenzar un acuerdo, deberá haber obtenido el aval de la militancia y del comité federal del PSOE antes de defender su investidura

López comunicó a todos los miembros de la Mesa, antes de su comparecencia ante los medios, cuál era su propuesta, la que planteó a Sánchez y la que vuelve a activar el calendario constitucional.

Antes de subir a la tribuna de oradores, Sánchez deberá haber cumplido un trámite interno previo: haber obtenido el refrendo de la militancia del PSOE a su acuerdo de Gobierno y también el aval de sus compañeros del comité federal del partido. Ello hace que el referéndum exprés deba hacerse en la última semana de febrero. Si es que hay pacto. El líder socialista, no obstante, ya advirtió de que acudiría al debate de investidura sí o sí, precisamente para desbloquear el proceso. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios