PRIMER CARA A CARA ENTRE LOS DOS SECRETARIOS GENERALES TRAS EL ENCARGO DEL REY

Sánchez no renuncia al diálogo con C's tras la propuesta "excluyente" de Podemos

El líder del PSOE mantiene su apuesta de dialogar con todas las fuerzas políticas y espera que Iglesias "reconsidere" su 'no' a la negociación, porque si no facilitará, argumenta, la continuidad del PP

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, este 5 de febrero en las dependencias del Grupo Socialista en el Congreso. (EFE)
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, este 5 de febrero en las dependencias del Grupo Socialista en el Congreso. (EFE)

Pedro Sánchez no se baja de su sueño, conseguir la investidura, pese al ultimátum de Pablo Iglesias: o él o Ciudadanos. De ningún modo. Sigue teniendo la "mano tendida" a todas las fuerzas políticas, sigue confiando en que es posible un "Gobierno progresista y reformista", y se pondrá a trabajar desde ya con todas las que han mostrado disposición -Coalición Canaria, Nueva Canarias, IU, Compromís, C's y espera que PNV- con el fin de tejer un acuerdo. Espera que Podemos, en algún punto del camino, "reconsidere" su 'no' inicial y se sume a la entente, porque de lo contrario facilitará la continuidad del PP a La Moncloa. El secretario general responde así al órdago de la formación morada, haciendo recaer en ella todo el peso en caso de que el país se aboque a nuevas elecciones, y recalcándole que si persiste en su rechazo a sumarse al diálogo a varias bandas, al final estará votando lo mismo que los conservadores. 

Sánchez compareció minutos después de la rueda de prensa de Iglesias que siguió a la reunión de hora y cuarto entre ambos. Y el mensaje del líder de Podemos era tremendamente claro. O Podemos (y Gobierno de coalición) o Ciudadanos. No hay posibilidad de tejer un acuerdo a tres, como ha defendido hasta ahora el secretario general socialista, que en todos estos días ha exigido a los dos emergentes que dejen "atrás los vetos". Pero esos vetos siguen. Y como Podemos y PP no se apean de sus posiciones, y no se mueven del 'no' a la abstención, los números son imposibles para Sánchez. 

Pero él no desistirá. "Impossible is nothing", dijo, recordando el famoso lema de la marca de prendas deportivas Adidas. "No hay nada imposible", y él no tirará la toalla en ningún caso. "Hay que perseverar, nadie me dijo que iba a ser fácil". Sánchez recordó que él asumió, por "responsabilidad" y "valentía", había aceptado el encargo del Rey, había dado "un paso al frente" para "desbloquear la situación" en la que había dejado España Rajoy. Y eso "exige del concurso del resto de fuerzas políticas". "Yo solo no lo puedo hacer. Por eso dije que había que mirar a izquierda y derecha y ser generosos, emprender un camino de humilidad y de responsabilidad", cargado de "principios y convicciones". Fijarse, insistió, en lo que "une" a todos: "Poner fin al Gobierno de Rajoy y del PP". 

Sánchez no renuncia al diálogo con C's tras la propuesta "excluyente" de Podemos

"Diálogo plural y abierto"

Y tras refrescar su propósito, que no ha cambiado, llegaron las críticas a Podemos, una formación "que se tilda de nueva pero que no ha entendido el tiempo nuevo" y que le propuso "una negociación exclusiva y excluyente". A ello el PSOE responde con "diálogo plural y abierto al conjunto de formaciones". Frente al ultimátum de Iglesias, Sánchez replica que la puerta "va a seguir estando abierta", porque pervive la "esperanza" de desalojar a los populares de La Moncloa. De ahí que los socialistas no vayan a perder el tiempo. Esta tarde se reunirán las comisiones negociadoras de PSOE y C's, como estaba previsto, y el lunes comenzarán a funcionar las demás. También el lunes la dirección facilitará a todos sus interlocutores una misma oferta de programa de Gobierno sobre la que ir discutiendo, y que basculará sobre los ejes conocidos: empleo, desigualdad, corrupción, Cataluña y Europa. 

Sánchez desliza la imagen de la pinza: "Tendrán que ser otros los que expliquen por qué votan con el PP e contra de la investidura de un presidente socialista"

Sánchez hizo hincapié en que los españoles no quieren "vetos ideológicos y partidistas", y que por tanto "todas las fuerzas del cambio" -expresión en la que incluye a su partido, a Podemos y a C's- deben pensar "en el bien común" y no en su interés "partidista". Y en ello incluye su apelación constante a que antes de pensar en la formulación de Gobierno -y no excluye "ninguna", tampoco el Ejecutivo de coalición-, hay que "coincidir antes en las políticas que pondrá en marcha" ese futuro Gabinete. 

César Luena y Antonio Hernando observan la rueda de prensa de Sánchez, este viernes en el Congreso. (EFE)
César Luena y Antonio Hernando observan la rueda de prensa de Sánchez, este viernes en el Congreso. (EFE)

El líder socialista reclamó una y otra vez a Iglesias que "reconsidere" su postura, que "recapacite" y se una a las conversaciones con el resto de fuerzas, que se embarque en una negociación "apasionante". Porque si sigue instalado en su 'no' y no permite siquiera la abstención, el único que estará "contento" es Rajoy. Es falsa, apuntó, la dialéctica en la que incide Iglesias de o Gobierno de progreso con él e IU o bien un Ejecutivo con el PP "en diferido" (o sea, C's). "La alternativa [a un Gabinete liderado por él] es que gobierne el PP", señaló. Es más, él ya ha "elegido", no le toca optar, como quiere Iglesias, y su voluntad y su "empeño" es que no sigan los populares en La Moncloa. 

Irá a la investidura

No lo dijo, pero los socialistas están preparando el terreno de la pinza PP-Podemos. "Tendrán que ser otros los que tengan que explicar por qué votan con el PP en contra de la investidura de un presidente socialista, que es radicalmente lo contrario al señor Rajoy", advirtió. Sánchez no quiso dar por rotas las negociaciones con Podemos porque "no se puede romper lo que no ha empezado" y se dirigió a sus votantes, que lamentarán la "ocasión perdida, pero no definitiva" de llegar a un acuerdo. 

Sánchez no renuncia al diálogo con C's tras la propuesta "excluyente" de Podemos

Tampoco acusó directamente a la formación morada de buscar nuevas elecciones, confiando en que quizá una segunda vuelta le dé su mayor trofeo, el 'sorpasso' al PSOE. Pero lo criticó entre líneas: "Para poder [acordar] hay que querer, y da la sensación de que Podemos no quiere". 

Sánchez también dejó claro que irá al debate de investidura, con toda seguridad -"Me presentaré, va a haberla. Voy en serio"-, aunque se estrelle en el intento. Así permite que el contador de los dos meses hacia la repetición de las generales se ponga en marcha y aboca a Podemos a decidirse, a que se retrate en el pleno. Su estrategia es sumar el mayor número de aliados posible: no sólo C's, sino también tener de su lado a IU -formación netamente de izquierdas-, a Compromís -que concurrió con Podemos el 20-D en Valencia-, al PNV y a los nacionalistas canarios. Así pretende desbaratar el argumento de Iglesias de que busca un Gobierno de derechas. En todo momento recalcó que él se afanará en armar ese pacto plural, que por él no va a quedar. 

Sánchez critica de nuevo a Rajoy por no consultar con él los pasos de su Ejecutivo para frenar a los independentistas, y recuerda que él es el candidato

El secretario general, que este viernes se adaptó al estilo de su interlocutor y aparcó el traje y corbata para enfundarse americana, camisa blanca y pantalón oscuro, dirigió muchas críticas a Podemos, sin pasarse, pero también al PP. Como hiciera ayer, se quejó de que Rajoy no le informe de las medidas que vaya a adoptar su Ejecutivo en funciones para frenar la deriva soberanista. "Cuando menos, lo que tendría que hacer es descolgar al teléfono y llamar al PSOE y a quien les habla", que ha sido el candidato propuesto por el Rey, recordó. 

El candidato socialista culminará la ronda de contactos este sábado, con el PNV. Antes, a las cinco de este viernes, se ven las caras por primera vez los equipos negociadores de PSOE y Ciudadanos, encabezados por Antonio Hernando y José Manuel Villegas. Y la próxima semana tiene previsto dialogar con el PP, ERC y Democràcia i Llibertat (DiL), aunque no les pedirá su apoyo. Con quien no se reunirá es con EH Bildu. Con el presidente en funciones quiere verse en el Congreso, y no en La Moncloa, puntualizó. 

 

Sánchez no renuncia al diálogo con C's tras la propuesta "excluyente" de Podemos

Respecto a las fuerzas separatistas, insistió en que buscará "su apoyo", y añadió un matiz importante, a efectos internos: "No vamos a hacer descansar el Gobierno de España en dos formaciones que aspiran a romper España". Una forma de decir que también repudia su abstención. 

PSOE y C's registran su primera iniciativa: que el Gobierno vaya al pleno a hablar de la UE

Es un mero gesto. Pero ahora, en este proceso de negociaciones, todo cuenta. Y PSOE y Ciudadanos, que ayer mostraron clara sintonía en la primera reunión de sus líderes tras el encargo del Rey, registraron este mismo viernes su primera iniciativa conjunta. Una petición para que el Gobierno comparezca ante el pleno del Congreso (y no en comisión) antes del próximo Consejo Europeo del 18 y 19 de febrero y acordar con los grupos la posición que España llevará a la cumbre. 

En el escrito [aquí en PDF], las dos formaciones no señalan qué miembro del Ejecutivo en funciones ha de acudir a la Cámara. Los socialistas presentaron hace dos días la solicitud de que fuera el propio Mariano Rajoy el que se explicara. Pero C's no tenía una posición tan firme, y como señaló Miguel Gutiérrez, secretario general del grupo ante los periodistas, lo pertinente es que vaya el presidente o el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, pero siempre ante el pleno y no en comisión. 

Gutiérrez registró el escrito con la portavoz adjunta de los socialistas en la Cámara Baja, Isabel Rodríguez, quien aseguró que la petición conjunta hace "mayor todavía la presión" sobre Rajoy, para que consensúe una posición común. Indicó que las circunstancias son "excepcionales", por lo que urge "alcanzar un consenso" sobre una cumbre en la que se debatirá la futura relación de la Unión Europea con el Reino Unido. Rodríguez dijo tener "poca confianza" en que vaya el presidente, pero le advirtió de que ya no dispone de la mayoría absoluta de la que disfrutaba hasta diciembre. "Aquello ya acabó". 

El PP, sin embargo, ya ha rechazado la pretensión del PSOE y de C's, porque el presidente suele informar al pleno con posterioridad al Consejo Europeo. Previamente, alegaron los conservadores, suele hacerlo otro miembro del Ejecutivo, posiblemente el secretario de Estado de la UE, y en comisión. 

Sánchez, durante su rueda de prensa, consideró "insuficiente, por no decir insultante", que Rajoy rehúse comparecer en el hemiciclo y mande a un segundo nivel y a la Comisión de Exteriores, porque "no es la forma de tratar al Parlamento". El líder socialista le exigió que rectifique.

[¿Qué partidos deberían pactar para formar Gobierno?]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios