LOS EQUIPOS NEGOCIADORES SE REÚNEN MAÑANA MISMO

Rivera advierte tras su reunión con Sánchez: "Sin el PP, no se puede avanzar"

Pedro Sánchez y Albert Rivera acordaron un primer encuentro entre sus delegaciones este mismo viernes para que los 'expertos' de ambos partidos comiencen a llegar a acuerdos para la investidura

Foto: Pedro Sánchez con Albert Rivera, en la sala Martínez Noval del Grupo Socialista en el Congreso, este jueves. (EFE)
Pedro Sánchez con Albert Rivera, en la sala Martínez Noval del Grupo Socialista en el Congreso, este jueves. (EFE)

La primera reunión entre Pedro Sánchez y Albert Rivera demostró que hay coordinación y buena sintonía entre ambos, y ya tienen un primer punto muy claro en común: hay que ponerse en marcha de inmediato. El primer acuerdo ha sido inminente: mañana viernes se reunirán por primera vez los equipos negociadores de PSOE y Ciudadanos para “encontrar espacios comunes y discrepancias que resolver” en torno a los cinco ejes principales que ambos dirigentes han trazado: empleo, lucha contra la corrupción, reforma constitucional, economía y política fiscal, y Europa y la posición de España en el mundo. La primera reunión estaba prevista en un principio para la semana que viene, sin embargo, los líderes la han adelantado tras su cita. 

A pesar de que las formaciones esperan abordar las cinco grandes líneas, Rivera y Sánchez priorizarán en los "dos grandes problemas que tiene el país", según indicó el líder de centro, "el paro y la corrupción", teniendo en cuenta que las mesas de negociación durarán entre tres y cuatro semanas. Aun así, el líder centrista no dudó en recordar que "tiene la mano tendida" para hablar con el equipo constituido por el PP -este miércoles, ya hubo un primer contacto- para ser capaces de generar consenso y abordar los principales asuntos de Estado. Además, el dirigente catalán no dudó en reconocer que "no se puede avanzar si, de alguna manera, el PP no está en el acuerdo". Por otro lado, la posición de Ciudadanos en un hipotético acuerdo no se ha movido un milímetro: Rivera no se plantea cambiar su abstención por un 'sí' en la investidura del socialista y espera poder apoyar la puesta en marcha de un Gobierno sin votar a favor ni en contra.

Otro de los temas abordados en el primer encuentro a dos fue la situación en Cataluña, sobre la que Rivera mostró su preocupación al jefe de Ferraz tras el último intento de "atentar contra el marco constitucional a través de la mal llamada desconexión" puesta en marcha por la Generalitat, en una postura firme en la que "no hay fisuras" entre PP, PSOE y C's, según aseguró el político centrista. En la misma línea, Sánchez y el presidente de la formación naranja aunaron criterios sobre la posición que ha de mantener el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en el "importante" Consejo Europeo que pondrá sobre la mesa las opciones que existen para que el Reino Unido salga de la UE. 

Los dirigentes aparecieron pasadas las 11 de la mañana y caminaron juntos hasta el interior de la sala, situada en las dependencias socialistas del Congreso, donde mantuvieron el encuentro, que duró una hora y media. Sonrientes y saludando a la prensa, ocuparon asiento uno enfrente del otro, y a partir de ahí comenzó la primera reunión bilateral a puerta cerrada entre el líder socialista y el presidente de Ciudadanos.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en rueda de prensa tras la reunión. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en rueda de prensa tras la reunión. (EFE)

Sánchez se encuentra con los líderes

Este miércoles, Pedro Sánchez se encontraba en primer lugar con Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria, que fue muy clara al rechazar de plano un pacto de gobierno del que forme parte Pablo iglesias. Todo lo contrario que Nueva Canarias, cuyo representante en el hemiciclo, Pedro Quevedo, no pondrá obstáculos a la hora de investir al jefe de Ferraz, más teniendo en cuenta que su formación concurrió con los socialistas en coalición el pasado 20-D. Alberto Garzón, que también se citó con Sánchez en la primera jornada de consultas, tampoco cierra la puerta a incorporarse a un hipotético Ejecutivo de izquierdas. “No hay ningún límite”, afirmó Cayo Lara, que acudió acompañando a Garzón.

Rivera advierte tras su reunión con Sánchez: "Sin el PP, no se puede avanzar"

Mònica Oltra y Joan Baldoví, representantes de Compromís, también están dispuestos a poner su granito de arena. La vicepresidenta de la Generalitat valenciana, además, propuso a Sánchez la exportación del acuerdo implementado en la región levantina, y sí mostró su rechazo a Ciudadanos, partido que, a su juicio, no cabe en un posible acuerdo. Tras esta primera ronda de contactos, Sánchez se mostró claro: “Esto empieza bien”, zanjó. Mañana será el turno de Pablo Iglesias. Aunque no hay fecha prevista para el encuentro con Mariano Rajoy, el candidato elegido por el Rey para intentar formar Gobierno anunció su deseo de citarse con él, en representación de los siete millones de votantes que apostaron por el PP.

Ayer, la Mesa del Congreso también celebró una intensa reunión en la que PP y Podemos propusieron como fecha de investidura el 16 de febrero, en contra del criterio de Ciudadanos y PSOE, y que fue descartada precisamente por el presidente del órgano de Gobierno, el socialista Patxi López, que es el encargado de fijar el día. 

Rivera advierte tras su reunión con Sánchez: "Sin el PP, no se puede avanzar"

En todo caso, más allá de las reuniones entre Sánchez y el resto de líderes, todavía deben comenzar las negociaciones entre los distintos equipos designados por los partidos, que de momento solo PSOE y Ciudadanos han dado a conocer. En el caso de los socialistas, se trata claramente de una apuesta moderada para intentar reunir puntos en común con el grupo de Rivera. Este acuerdo levanta menos ampollas internas que el de PSOE y Podemos, ya que muchos barones recelan de una alianza con la formación morada, al entender que su único propósito es "destruir" al PSOE, y no es visto como un socio fiable. En dirigentes y cuadros socialistas sentó como un "insulto" y una "humillación" que Pablo Iglesias ofreciera un Gobierno de coalición sin haber prevenido siquiera a Sánchez. El secretario general ha sido cauteloso en sus críticas al líder de la formación morada y ha pedido a los suyos que repliquen con "respeto" cuando desde la otra orilla les despachen con "arrogancia" o "desplantes".

El problema que plantea la opción de una alianza de PSOE y Ciudadanos -en caso de que Rivera optara por el 'sí'- es que los números son aún más complejos: necesitaría la abstención de Podemos -e Iglesias ya ha advertido de que un acuerdo a tres es "imposible"- y la anuencia de IU-UP, PNV, Compromís y Coalición Canaria para poder vencer al 'no' de PP, ERC, Democràcia i Llibertat y EH Bildu.

 

[¿Qué partidos deberían pactar para formar Gobierno?]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios