ACORDARÁN UNA FECHA PARA REUNIRSE

Rajoy y Rivera acuerdan abrir el diálogo y estar unidos frente al desafío soberanista

El presidente del Gobierno en funciones y el líder centrista acordaron en su segunda conversación telefónica"mantener las vías del diálogo" y estar unidos frente al desafío de la Generalitat catalana

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (Efe)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (Efe)

Primer paso para el deshielo. Mariano Rajoy y Albert Rivera compartieron una charla telefónica este jueves -la segunda conversación en semana y media- tras la que ambos dirigentes acordaron "mantener las vías de diálogo", que en el contexto actual supone entrar en la ronda de negociaciones, y permanecer unidos ante el desafío de los partidos independentistas iniciado en Cataluña. El líder de Ciudadanos planteaba esta misma mañana tras reunirse con Pedro Sánchez la "necesidad" de que los partidos constitucionalistas se mostraran firmes y unidos ante el "mal llamado proceso de desconexión" encabezado por la candidatura de Junts Pel Sí, y Rajoy respondió esta tarde afirmativamente.

Fue el presidente de Ciudadanos quien por la mañana escribió un mensaje al líder conservador y éste contestó descolgando el teléfono. Aunque todavía no hay fecha concreta, posiblemente cerrarán un día de la próxima semana para mantener un encuentro. Es la primera conversación que mantienen desde que el Rey propuso a Pedro Sánchez como candidato para someterse a la investidura. Rivera y Sánchez se encontraron esta mañana durante una hora y media en el Congreso de los Diputados y decidieron poner en marcha a sus equipos de negociación este mismo viernes.

Estas conversaciones, enfocadas a lograr un acuerdo que permita formar un Gobierno en España, abordarán los principales problemas del país, empezando por políticas que frenen la alta tasa de paro y la lucha contra la corrupción. Aún así, Rivera quiso mostrarse contundente con el líder socialista, al que animó a "dejar la calculadora electoral" y emplazó a pensar en diálogos a largo plazo. El dirigente catalán no dudó en reconocer que no se podrá avanzar si "de alguna manera el PP no está en el acuerdo". 

El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa (Efe)
El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa (Efe)

En este sentido, la estrategia a seguir por el partido de centro ya está prácticamente asentada: ejercer el papel de 'moderador' entre las dos grandes formaciones y tratar de conducir a los populares hacia la abstención. Una opción que en Génova descartan sin fisuras, como recordó este jueves el propio Rajoy. Aún así, Rivera pretende que el presidente en funciones se retrate si su rechazo es rotundo: o permiten un Gobierno a través del acuerdo de los tres partidos constitucionalistas o apoya (con su voto en contra de Sánchez) una coalición de izquierdas, permitiendo al mismo tiempo que Podemos y otras formaciones entren en el pacto.

Sánchez, molesto al no recibir llamada

El líder socialista, por su parte, lamenta que Rajoy no se haya puesto en contacto con él todavía para abordar, entre otras cosas, la acción del gobierno contra el desafío independentista. El secretario general además exige a Rajoy que "se consensúen con lealtad" las posturas sobre temas de Estado como la posición de España ante el próximo Consejo Europeo, y cuente con el resto de las principales fuerzas. Sánchez insiste en que durante la conversación que mantuvo con el presidente en funciones hace semanas, acordaron mantener el diálogo y las acciones a realizar serían consensuadas previamente.

Tras la reunión con Albert Rivera, Sánchez criticó duramente al presidente de los populares, al afirmar que la regeneración democrática reclamada por los españoles "pasa inexcusablemente por que el PP pase a la oposición, se regenere y renueve sus liderazgos", para que así vuelva a ser "la alternativa de derechas" que España necesita. Los socialistas no se replantearán, en consecuencia, la posición aprobada en el comité federal del 28 de diciembre: votarán en contra tanto de Rajoy como de cualquier otro eventual aspirante que los conservadores postulen para la investidura. El PSOE, repitió, es la "alternativa" al PP. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios