PRIMEROS PASOS PARA INTENTAR FORMAR GOBIERNO

Sánchez empieza la ronda de contactos por CC e IU y verá antes a Rivera que a Iglesias

El líder designa al equipo que dirigirá los contactos, que encabeza el portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, y en el que se integran expertos negociadores, como José Enrique Serrano y Rodolfo Ares

Foto: Pedro Sánchez, con la presidenta del PSOE y su número dos, Micaela Navarro y César Luena, y el portavoz socialista, Antonio Hernando, este 3 de febrero en el Congreso. (EFE)
Pedro Sánchez, con la presidenta del PSOE y su número dos, Micaela Navarro y César Luena, y el portavoz socialista, Antonio Hernando, este 3 de febrero en el Congreso. (EFE)

Apenas unas horas después de recibir el encargo del Rey para intentar formar Gobierno, el PSOE ya tiene un mínimo calendario y un equipo negociador. Pedro Sánchez comenzará la ronda de contactos este mismo miércoles, a partir de las 16:30 y en el Congreso. El secretario general del PSOE arrancará con la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, cuyo partido dirige el Ejecutivo de las islas en coalición, precisamente, con los socialistas. Le seguirá el único diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, con el que concurrió en el archipiélago el 20-D. A las cinco y media se verá con el coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, y el portavoz de IU-UP, Alberto Garzón, y una hora más tarde cerrará la jornada con Compromís: recibirá a la vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mònica Oltra, y a su portavoz en la Cámara Baja, Joan Baldoví. 

Mañana jueves, primer plato fuerte: Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, a las 11 de la mañana. Y el viernes por la mañana, Sánchez se entrevistará con Pablo Iglesias, secretario general de Podemos. Con el jefe de la formación naranja, Sánchez ya habló este miércoles, informa Paloma Esteban. Se repite así el mismo gesto que en días pasados: el PSOE prioriza a C's, a quien siente más cercano y a quien cree socio más fiable, aunque la pretensión del secretario general no ha cambiado, quiere tender la mano "a derecha e izquierda".

Y otra señal más de esta primera fase: Sánchez recibe por separado a Compromís, cuyos cuatro diputados marcharon al Grupo Mixto, y a Podemos y al resto de confluencias -catalanes y gallegos-, en principio, en un mismo bloque, pues forman un mismo grupo de 65 parlamentarios. Pero esto último no está cerrado. Según confirnaron a este diario fuentes de la dirección parlamentaria socialista, si los aliados territoriales de Podemos reclaman una entrevista por separado con Sánchez, la tendrán. "Como ellos deseen", indicaron. 

Este miércoles, el líder se entrevista con Oltra. El turno de C's es el jueves, y el viernes, el de Podemos. El sábado espera haber cubierto la primera fase

Sánchez confirmó su calendario para los próximos días en la reunión extraordinaria con su grupo parlamentario de Congreso, Senado y Eurocámara, que sucedió al encuentro de la permanente de la ejecutiva federal -su núcleo duro de dirección-. Apuntó que la idea era despachar con los portavoces "de menor a mayor" tamaño, aunque ese orden se ha tenido que alterar para cuadrar las agendas. En cualquier caso, la idea, dijo, es que "hasta el sábado por la mañana" estén "cubiertas las reuniones con las fuerzas parlamentarias que pueden apoyar al PSOE en una investidura y en la formación de un Gobierno estable y de progreso", en una primera ronda. Razón por la que no citó al PP.

Albert Rivera, presidente de C's, en la reunión de su grupo de este miércoles. (EFE)
Albert Rivera, presidente de C's, en la reunión de su grupo de este miércoles. (EFE)

 

El turno del PNV será el mismo sábado. Las fuerzas independentistas, ERC, Democràcia i Llibertat y EH Bildu, "no están en la agenda", según fuentes del grupo socialista. El secretario general ya dijo ayer que su partido podría hablar con ellas, pero para expresarles que no habrá negociación y que no quiere su apoyo

Parlamentarios en pie y con aplausos al líder

El secretario general acudió a la reunión con su grupo en la Cámara Baja y fue recibido con un gesto que llevaba tiempo sin verse en la casa socialista: con los suyos puestos en pie y aplaudiéndole. Una muestra del apoyo a las negociaciones que comenzarán a partir de hoy mismo para intentar formar Gobierno. Sánchez reiteró las premisas que desgranó ayer ante los periodistas, nada más recibir el encargo por parte de Felipe VI: su voluntad de tejer alianzas "lo antes posible" -al presidente del Congreso, Patxi López, le pidió "al menos un mes" para negociar"- y que España sea gobernada "desde la moderación y el diálogo", pues "el cambio" ha de ser "de políticas y de formas de ejercer la política", y no solo de personas.

Sánchez empieza la ronda de contactos por CC e IU y verá antes a Rivera que a Iglesias

Por eso, reclamó a las demás formaciones que dejen atrás "los vetos" y "los frentes" y piensen en lo que les "une". "Pido a las fuerzas del cambio que nos pongamos de acuerdo", sancionó, dirigiéndose a Podemos y Ciudadanos, que han recalcado que son incompatibles entre sí. La nueva etapa, apuntaló, ha de estar presidida por "el diálogo, la moderación, la generosidad, la responsabilidad y las convicciones". "Iniciamos un camino apasionante. Vivimos un momento histórico y debemos estar a la altura del momento", señaló a sus parlamentarios. 

El secretario general insiste a Podemos y Ciudadanos en que deben dejar atrás "los vetos". A sus diputados y senadores les pide "confianza" para poder negociar

Respecto a Podemos, pidió a los suyos que cuando Iglesias les trate con "desplantes, arrogancia o propuestas inasumibles", contesten con "respeto". "Os necesito a todos -apremió-. Pido confianza, apoyo, trabajo, dedicación y compromiso. Os devolveré lo mismo". 

Como en otras ocasiones, Sánchez subrayó que lo primero será el "para qué", antes de determinar cómo será el futuro Gobierno y qué socios contendrá. En ese sentido, reseñó las prioridades programáticas de la negociación que se abre ahora. Y recalcó que el PSOE no va a "defraudar" las expectativas creadas y luchará para sacar a España del "bloqueo institucional" en que la sumió el presidente en funciones, Mariano Rajoy, con su "tacticismo e inmovilismo". "España respiró aliviada" con la decisión del Rey de encargarle formar Gobierno, y se ha generado una "corriente de esperanza e ilusión", sostuvo. 

Círculo de confianza

Sánchez adelantó sus primeros pasos en la reunión de la permanente de la ejecutiva federal que precedió al cónclave parlamentario. A sus dirigentes también les anunció quiénes compondrán la comisión negociadora por parte del PSOE. Serán solo seis personas, todas de la máxima confianza del secretario general. El grupo lo encabeza Antonio Hernando en calidad de portavoz. Él es el rostro de los socialistas en el Congreso y fue quien pilotó las conversaciones que desembocaron en el acuerdo para la configuración del órgano rector de la Cámara Baja. 

Sánchez empieza la ronda de contactos por CC e IU y verá antes a Rivera que a Iglesias

En el equipo también se integran expertos dirigentes en el arte de negociar: el vasco Rodolfo Ares -persona de confianza de Sánchez (ya estuvo en su comité de campaña del 20-D) y con amplia experiencia en la consecución de pactos de legislatura y de gobierno en Euskadi-, el madrileño José Enrique Serrano (jefe de Gabinete de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero), la catalana Meritxell Batet -número dos por Madrid el 20-D y coordinadora del programa electoral-, la asturiana Luisa Carcedo -responsable de Política Social de la ejecutiva- y el exministro valenciano Jordi Sevilla, que se encargó de la coordinación del área económica del programa del 20-D y ahora asume la portavocía económica del equipo negociador. Sánchez lanza un mensaje nítido: ha diseñado una comisión de hombres y mujeres veteranos, bregados en la negociación, y pertenecientes al ala moderada en la rama económica, para tranquilizar a los mercados. Como señalaba una integrante de la cúpula, es un grupo orientado "al pacto con C's", y no tanto con Podemos. 

En el grupo se sientan también Jordi Sevilla, Meritxell Batet y Luisa Carcedo. No hay ningún andaluz. Sánchez contará con el apoyo de ejecutiva y barones

Ares, Sevilla y Serrano no son diputados actualmente. Este último, miembro del grupo de expertos constitucionalistas que designó Sánchez para alumbrar la propuesta de reforma de la Carta Magna, concurrió como número nueve por Madrid en las últimas generales, pero el PSOE se hundió a cuarta fuerza y solo obtuvo seis escaños. En el grupo no hay ningún representante de la poderosa federación andaluza, como ya ocurrió en el comité de estrategia del 20-D

El equipo designado por el secretario general cuenta, según informaron fuentes socialistas, con el apoyo de la ejecutiva y del consejo de política federal, en el que se integran todos los barones del PSOE y que coordina la presidenta andaluza, Susana Díaz.

[Consulte aquí en PDF el organigrama de la comisión negociadora]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios