EL REY PROPONE AL SOCIALISTA PARA LA INVESTIDURA

Rivera tiende la mano a Pedro Sánchez para iniciar la negociación y estar en el acuerdo

El líder del partido centrista confía en empezar este miércoles las negociaciones, priorizando al PSOE, ya que Sánchez se someterá a la investidura, pero también con el PP para llegar a un acuerdo estable

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la sede del partido en Madrid. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la sede del partido en Madrid. (EFE)

El presidente de Ciudadanos confía en que las mesas de negociación entre los distintos partidos comiencen a partir de mañana mismo. "Vía abierta con los socialistas y mano tendida para dialogar con el PP, ya que será necesaria su participación en cualquier Gobierno", afirmó Albert Rivera minutos después de que Patxi López hiciera público el mandato de Felipe VI: Pedro Sánchez será el encargado de intentar formar Gobierno y someterse al primer pleno de investidura.

Albert Rivera celebró que "por fin" hubiera una candidatura en firme, demostrando que no existen vacíos legales en la Constitución, sino un gran "vacío de Estado" que manifestó Mariano Rajoy al declinar la oferta del jefe del Estado hace una semana y media. En todo caso, el dirigente barcelonés pretende que en los próximos días comiencen las negociaciones -tanto con PSOE como con PP- para poner sobre la mesa "los puntos comunes, los puntos negociables y las fórmulas" para configurar el futuro Gobierno. El partido centrista quiere estar en ese acuerdo, pero su línea roja sigue siendo Podemos. "Nuestro modelo económico y territorial es antagónico", reiteró Rivera, en referencia al partido que dirige Pablo Iglesias.

La prioridad de Ciudadanos es la constitución de un Gobierno reformista y de transición que siga una hoja de ruta consensuada para abordar las grandes reformas que necesita el país. Pero también pide estabilidad en la medida en que, más allá de las opciones artiméticas, "hace falta gobernar todos los días". Rivera pedirá al líder de los socialistas que tenga en cuenta que el consenso es necesario para reformar leyes orgánicas, aprobar presupuestos y, especialmente, para reformar la Constitución, algo que tanto Ciudadanos como PSOE proponen.

Rivera tiende la mano a Pedro Sánchez para iniciar la negociación y estar en el acuerdo

En esta línea, el líder de la formación naranja instó a los dos grandes partidos a comprender que "deben aprovechar" el momento actual como una oportunidad: "El PP y el PSOE tienen que asumir que esto ha cambiado, que todo lo que no querían reformar, ahora hay que ponerlo en una hoja de ruta". También Mariano Rajoy relanzó su ofrecimiento a los socialistas de buscar un acuerdo a tres bandas, siendo a su juicio "la única opción viable", aunque la condición de Génova sigue siendo que los populares lideren ese Gobierno de coalición. Opción que, al menos de momento, queda descartada porque es el turno de Pedro Sánchez.

Será a partir de este miércoles cuando representantes de las distintas fuerzas políticas inicien los contactos. Aunque el líder de Ciudadanos no quiere adelantarse a la formación del próximo Ejecutivo, sí insiste en que sin reformas ni hoja de ruta consensuada, no habrá acuerdos ni Gobierno.

Una situación histórica e inédita

La situación, en todo caso, es completamente inédita. Por primera vez, el Rey debió convocar una segunda ronda de contactos al declinar su primer candidato, el todavía presidente en funciones, la propuesta del Monarca para intentar conseguir la confianza del Parlamento. Además, también por primera vez, el Rey ha propuesto a un candidato que no se corresponde con la fuerza más votada en las elecciones generales. Y, por último, Pedro Sánchez, el aspirante elegido, empezará a partir del encargo de Felipe VI un periodo de intensas negociaciones -ha solicitado entre tres semanas y un mes a Patxi López para que se convoque la primera votación en el Congreso-, cuando el procedimiento normal constitucional prevé que el Rey encargue formar Gobierno a la persona que ya reúne los apoyos necesarios.

Sin embargo, ninguno de los líderes políticos hizo los deberes a tiempo porque las elecciones se celebraron hace más de 40 días y ninguno de ellos comenzó a negociar con los otros grupos para reunir avales suficientes antes de acudir a la audiencia en el Palacio de la Zarzuela, produciendo un absoluto bloqueo institucional.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios