DECISIÓN UNÁNIME DE LA PRESIDENCIA FEDERAL

IU aprueba las 16 prioridades para apoyar a Pedro Sánchez en su investidura

La dirección valida el informe de Cayo Lara que incluye las 16 bases para el diálogo de un Gobierno de progreso. Se compromete a consultar a la organización si quiere o no entrar en el Ejecutivo central

Foto: Cayo Lara, el pasado 9 de enero, durante la reunión del Consejo Político Federal de IU. (EFE)
Cayo Lara, el pasado 9 de enero, durante la reunión del Consejo Político Federal de IU. (EFE)

Izquierda Unida tiene un comportamiento radicalmente diferente al de Podemos. Y lo ha tenido siempre. Primero, las políticas, y luego, hablar del futuro Gobierno. Así lo recordó Alberto Garzón tras reunirse por primera vez con el Rey -cuando se ofreció como mediador entre PSOE y Podemos- y después de que Pablo Iglesias lanzase su propuesta de Ejecutivo de coalición. Por poner sólo algunos ejemplos. Pues bien, este jueves la Presidencia Federal de IU aprobó por unanimidad las 16 prioridades que pondrá sobre la mesa la organización para negociar la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez. Además, la dirección se compromete a someter al conjunto de IU la decisión de si entrar o no en el siguiente Ejecutivo, en caso de cuajar una alianza. 

El órgano intermedio de poder de la federación, que componen una setentena de responsables, dio el visto bueno al informe político del coordinador, Cayo Lara, en el que figuraban las "propuestas programáticas" que servirían "de base" para el "posible apoyo" de IU a la elección de Pedro Sánchez, una vez que el rey Felipe VI lo proponga como candidato, tras la segunda ronda de contactos con los representantes de las formaciones políticas con escaño en el Congreso. Garzón ya manifestó que IU-Unidad Popular estaba dispuesta a que sus dos votos -el suyo y el de la diputada Sol Sánchez- sirvieran para ayudar al secretario general de los socialistas, puesto que en ningún caso apoyará la investidura del presidente en funciones, Mariano Rajoy. Lo respaldaría siempre que planteara un "giro sustancial de las políticas regresivas y antisociales impuestas hasta ahora por los populares" y quisiera configurar un "Gobierno progresista y de cambio". 

Alberto Garzón, diputado de IU-UP, el pasado 22 de enero en el Congreso. (EFE)
Alberto Garzón, diputado de IU-UP, el pasado 22 de enero en el Congreso. (EFE)

 

Buena parte de las propuestas fueron enunciadas por el propio Lara en la reunión del máximo órgano de poder, el Consejo Político Federal, el pasado 9 de enero. IU indica que no son líneas rojas, sino propuestas programáticas para el debate

  • Aprobar una reforma fiscal progresiva y combatir el fraude fiscal.
  • Lanzar un plan de emergencia social y de empleo, una de las medidas estrella de campaña de IU
  • Elevar el salario mínimo al menos un 20% en 2016.
  • Recuperar la edad de jubilación a los 65 años y 35 años de cotización. 
  • Crear un plan de empleo-formación
  • Derogar las reformas laborales de los Gobiernos del PP (2012) y del PSOE (2010). 
  • Modificar sustancialmente el artículo 135 de la Constitución, el que fija corsés de déficit y deuda al Estado. 
  • Dar vía libre a un plan de apoyo a la economía social
  • Crear una banca pública a partir de las entidades financieras que están nacionalizadas. 
  • Derogar la Lomce y apostar por la "universalidad y gratuidad de la educación". 
  • Derogar la llamada 'ley mordaza' y suprimir el artículo 315.3 del Código Penal. 
  • Aprobar un plan de choque contra la violencia de género
  • Derogar las leyes que "mantengan contenidos patriarcales". 
  • Impulsar la "autonomía municipal y derogar las reformas llevadas a cabo por el Gobierno del PP" en esta materia. 
  • Aprobar una "amplia reforma electoral que respete la proporcionalidad del voto", además de una "profunda" modificación del Senado para convertirlo "de forma efectiva en una Cámara de representación territorial". 
  • Impulsar la creación de una comisión parlamentaria de investigación sobre la corrupción y la financiación ilegal de los partidos. 

Una comisión negociadora

Hay medidas que están ya de hecho en el programa de los socialistas para las generales del 20-D, desde una modificación fiscal, la subida del salario mínimo, la derogación de la reforma laboral del PP, de la Lomce, de la 'ley mordaza' y de reforma local; un pacto de lucha contra la violencia de género, o la introducción de cambios en la Ley Electoral. Otras iniciativas distancian a PSOE de IU, como la vuelta a la jubilación de 65 años o la creación de una banca pública. 

Entre las medidas, derogar las reformas laborales, volver a la jubilación a los 65, derogar la Lomce y la 'ley mordaza' o una comisión sobre corrupción

El informe de Lara aprobado en la noche del jueves incluye también, según sostuvieron fuentes de IU, que se deberá crear una comisión negociadora en el caso de la participación de la federación en el diálogo con otras fuerzas para la conformación de un Gobierno "de progreso". El texto señala de forma explícita que "si hubiera una propuesta para entrar" en el Ejecutivo, "debería ser consultado el conjunto de la organización". No se habla específicamente de referéndum, pero lo cierto es que IU sí preguntó a sus bases en 2012 para saber si querían que se incorporase al Ejecutivo andaluz (y dieron su visto bueno) y al asturiano (y lo rechazaron). 

Un plan de ajuste para hacer frente a la pérdida de un 40% de los ingresos

El Consejo Político Federal se reunirá el próximo 6 de febrero y seguirá dando pasos hacia la XI Asamblea, que si no se repiten las elecciones generales se celebrará entre el 20 y el 22 de mayo

También aprobará el plan de viabilidad, que lo presentará una comisión en la que se integran los dirigentes Adolfo Barrena (Organización), Lola Sánchez (Finanzas) y Antonio Cortés (Administración). La federación tiene que hacer frente a una dramática pérdida de ingresos de en torno al 40% dado el desplome en votos y escaños. 

IU finalmente no dispone de un grupo propio en el Congreso. Más aún, no se le permitió formar un grupo técnico con ERC y EH Bildu. Tumbaron ese propósito PP y Ciudadanos en la Mesa, con el argumento de que habían confesado que así podían cobrar las subvenciones por 'mailing' electoral para luego pasar al Mixto. Alberto Garzón y Sol Sánchez presentaron un escrito a la Mesa para que reconsiderara su posición [léelo aquí en PDF], pero no fue posible. Que no recibiera cobijo, siquiera temporalmente, en el grupo de ERC, y los dos diputados pasaran directamente al Mixto hace que la formación no pueda recuperar lo gastado en el envío de propaganda electoral, en torno a dos millones de euros. 

En 2015, IU contó con unos ingresos de 4 millones de euros. 2,5 procedían del Ministerio del Interior, 352.000 euros del grupo y otros 162.000 euros de subvención para el pago de los asistentes en el Congreso -Izquierda Plural, con 11 diputados, tenía contratados a 9 asesores-. Ahora, al irse al Mixto, pierde ingresos y personal. Los 14 diputados del grupo (cuatro de Compromís, dos de IU-UP, dos de UPN, dos de EH Bildu, uno de Foro, uno de Coalición Canaria, uno de Nueva Canarias y el exparlamentario del PP Pedro Gómez de la Serna) cuentan con 9 asesores. Además, cada grupo en el Congreso recibe 28.597 euros al mes y otros 1.645 euros mensuales por cada parlamentario. Dinero a repartir entre todos los integrantes del Mixto. 

El plan de viabilidad supondrá ajustar ingresos y gastos y puede que también despidos en el personal de IU. Porque a la deuda generada ahora con el 'mailing' se suma la deuda histórica que la federación contrajo a finales de los noventa, cuando se encadenaron varias derrotas consecutivas en la época de Julio Anguita -entre los años 1999 y 2000-, y que aunque se ha ido amortizando a los bancos año a año, todavía pesa mucho, en torno a unos nueve millones de euros. 

[¿Qué partidos deberían pactar para formar Gobierno?]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios