Ve "razonable" la propuesta de Felipe González

Rajoy cree que la corrupción en el PPV "no tiene por qué afectar a las negociaciones"

Admite que la corrupción es "lo que más daño" les ha hecho aunque subrayando las decisiones de su gobierno para atajarla. Ofrece a Sánchez una "fórmula de entendimiento" en CCAA y grandes ciudades

Foto: Mariano Rajoy junto a Rita Barberá y Francisco Camps. (Efe)
Mariano Rajoy junto a Rita Barberá y Francisco Camps. (Efe)

Ni 24 horas después del último caso de corrupción que ha afectado al Partido Popular, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha rechazado que la detención del expresidente del PP de Valencia, Alfonso Rus, y varios miembros de partido "no tienen por qué afectar" a las negociaciones que los 'populares' mantienen con Ciudadanos. 

En una entrevista en Telecinco, Rajoy ha dejado claro que las detenciones de este martes demuestran que "no hay impunidad", un mensaje que no solo va dirigido a los votantes sino también a Ciudadanos, que ha puesto como condición la corrupción para llegar a un acuerdo. Además, ha señalado que su partido seguirá siendo "implacable" ante este tipo de situaciones recordando que el PP ha suspendido a todos los militantes involucrados en el caso Imelsa de Valencia argumentando que no lo han hecho por las negociaciones para el Gobierno sino "por respeto" a los militantes y simpatizantes.

Tras advertir de que cualquier persona del PP que esté involucrada en un caso de corrupción "será apartada", Mariano Rajoy ha puesto la mano en el fuego por la exacaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, -ahora senadores-, porque "no han sido acusados ni detenidos". "No puedo decir nada que no sea que están absolutamente limpios", ha afirmado pidiendo un poco de "mesura" y reconociendo que algunos casos de corrupción no han actuado "bien". 

El PP permitió a la Fiscalía ser independiente

En este sentido, el presidente en funciones ha presumido de que en estos cuatro años al frente del Gobierno el PP ha permitido que la Fiscalía, la Agencia Tributaria y las fuerzas de seguridad trabajen "con plena independencia". Por ello, ha dejado claro que a pesar de los casos de corrupción, que ha reconocido una vez más que "nos han hecho mucho daño", Rajoy ha insistido en que más de 7 millones de españoles "ha valorado lo que hemos hecho para luchar contra esto".

Alfonso Rus, detenido ayer. (Efe)
Alfonso Rus, detenido ayer. (Efe)

Sin embargo, no solo Ciudadanos ha puesto como línea roja la corrupción. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ya se negó a entablar conversaciones con el PP argumentando los casos en los que están implicados, algo sobre lo que Rajoy ha mostrado su malestar. "Yo no le voy a decir a Sánchez que no me siento con él por los ERE", le ha reprochado invitándole a hablar sobre cómo "evitarlo en el futuro" y "ser implacables con esta gente". "Eso es lo fundamental", ha insistido recordando que el límite que fija el PP para la expulsión de un militante en la apertura del juicio oral. "Aunque luego hay gente que resulta que no ha hecho nada", ha continuado. 

Ve "razonable" la propuesta de Felipe González

Coincidiendo con el inicio de la segunda ronda de contactos del Rey con las distintas formaciones políticas, Rajoy no ha desvelado cuál será la propuesta que llevará el próximo martes a La Zarzuela. "No le voy a dedir lo que tiene que hacer", ha señalado confesando que en la actualidad no ha cambido la situación ni su intención de no `presentarse a la investidura. "El señor Sánchez conmigo no quiere negociar", ha afirmado aclarando que "el entendimiento con el PSOE es imposible". Por ello, y si se repiten elecciones, que él considera que sería un "fracaso", ha adelantando que seguirá trabajando y pedirá a su partido ser de nuevo el candidato. 

Consiciente de que "la gente nos han dado un mensaje" en el que los españoles, según él, han pedido a los políticos que "escuchen", Rajoy ha vuelto a insistir en una gran coalición con PSOE y Ciudadanos, cuyo voto no sería necesario aunque "es bueno que estén ahí". En este punto, el presidente en funciones se ha referido a la propuesta del expresidente del Gobierno, Felipe González, de que gobierne el PP y el partido de Albert Rivera con la abstención del PSOE calificándola de "razonable". "Cuanto más estrecha sea la unión entre los partidos que se entiendan, mayor será la estabilidad", ha opinado. 

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (Efe)
El presidente en funciones, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (Efe)

Ofrece una "fórmula de entendimiento" en CCAA 

A la espera de hablar con Pedro Sánchez después de que este martes iniciara las primeras negociaciones con Ciudadanos, Rajoy ha echado la vista atrás y ha recordado cómo fue su primera y única conversación con el dirigente socialista después de las elecciones generales. "Hablé con él ni cinco minutos y me dijo que no quería saber nada", ha desvelado señalando que ese mismo día también se reunió con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, con quien habló "una hora y media" respectivamente. "Le he vuelto a llamar pero no ha querido reunirse conmigo", ha lamentado Rajoy, que reconoce que "por hablar no se pierde nada".

Ante un hipotético acuerdo entre PP y PSOE, Rajoy ha lanzado una oferta a Sánchez ofreciéndole que a cambio de su apoyo una "fórmula de entendimiento" en Comunidades Autónomas y grandes ayuntamientos, donde en este momento los socialistas cuentan con el apoyo de Podemos. Con ello, según ha declarado, habría "estabilidad" pero desvela que el pacto que pretende Sánchez con Podemos y los independentistas es viable "numéricamente". "Sería una catástrofe", máxime cuando el PP tiene mayoría en el Senado. 

Elecciones Generales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios