POLÉMICA OTRA VEZ POR LOS 'SILLONES'

El PSOE aprovecha el reparto de escaños en el Congreso para dar una colleja a Podemos

Los socialistas conocían y estaban a favor de la propuesta de distribución de los asientos del hemiciclo que defendió en la Mesa la popular Celia Villalobos. Podemos tacha de "cacicada" la asignación

Foto: Distribución de los grupos parlamentarios en el Congreso de la XI Legislatura, aprobada en la Mesa de la Cámara Baja de este 26 de enero. (EC)
Distribución de los grupos parlamentarios en el Congreso de la XI Legislatura, aprobada en la Mesa de la Cámara Baja de este 26 de enero. (EC)

Un asunto que en otras legislaturas era un puro trámite, la distribución de los escaños del hemiciclo del Congreso, se ha convertido en motivo de colisión de Podemos contra PP, PSOE y Ciudadanos. En una polémica subida de tono, con acusaciones de "fraude" y "cacicada". A la formación morada no le gustó nada que se ubicase a los 65 diputados de su grupo en el gallinero de la Cámara Baja, en una zona menos visible y menos a tiro del objetivo de las cámaras. Los socialistas, que persiguen el entendimiento con Podemos de cara a un futuro Gobierno, si el Rey le hace el encargo a Pedro Sánchez, se vieron sorprendidos por la dimensión del ruido. Pero no se arrepentían: la decisión del reparto de asientos era conocida por la dirección del grupo, y le parecía "correcta"

El hemiciclo que acoge a los 350 diputados se divide en tres grandes gajos. El de la izquierda está reservado al PSOE, igual que el de la derecha queda para el PP. La Mesa, en su reunión de este martes, aprobó -con los votos a favor de los tres representantes del PP, los dos de Ciudadanos, uno del PSOE (la vicepresidenta segunda, Micaela Navarro), el rechazo de los dos miembros de Podemos y la abstención del presidente de la Cámara, el socialista Patxi López- que los parlamentarios de Podemos se ubiquen en la parte central, pero desde la cuarta fila hacia arriba y hacia la izquierda. En la montaña. Justo encima del banco azul del Gobierno se ubicarán los diputados del PNV, como ha ocurrido en otras legislaturas. Detrás de los nacionalistas vascos, Democràcia i Llibertat, la antigua Convergència. En ese gajito central, pero a la derecha, más próximo al PP, se sentarán los parlamentarios de Ciudadanos. Desde la primera fila hacia atrás. Y empotrado en ese espacio central, el Mixto. ERC, a su vez, se mezcla en la parte izquierda con los representantes del PSOE. 

Iglesias, Errejón y Bescansa, junto a los diputados de C's, en el Congreso, detrás del Gobierno. (EFE)
Iglesias, Errejón y Bescansa, junto a los diputados de C's, en el Congreso, detrás del Gobierno. (EFE)

 

Resultado: Pablo Iglesias no estará en primer plano, tras el banco azul. Y sí lo estarán Albert Rivera y Aitor Esteban, el portavoz del PNV. Íñigo Errejón, encargado ayer martes de trasladar el profundo malestar de su grupo, subrayó que no le disgustaba en absoluto la posición que él y los suyos eligieron en la sesión constitutiva del Congreso, el pasado 13 de enero. Iglesias, Errejón y Carolina Bescansa se situaron en la bancada central y en primera fila, bien visibles. Compartieron hilera con Rivera y otros diputados de C's. Una posición golosa. Aquello fue posible porque en el pleno de constitución de las Cortes los diputados tienen que madrugar para coger buen sitio. Desde ayer, los escaños ya están asignados a cada parlamentario.

El PSOE aprovecha el reparto de escaños en el Congreso para dar una colleja a Podemos

Eso si no hay cambios, porque Patxi López prometió estudiar todo escrito de reconsideración que se dirija a la Mesa, que se reunirá el martes que viene. Errejón prometió que recurriría. Insistió en que la ubicación dentro del hemiciclo debería corresponderse al apoyo electoral obtenido por Podemos y las confluencias territoriales -69 escaños en total, cinco millones de votos y solo 300.000 menos que el PSOE-, vio la maniobra de la "Mesa de la gran coalición" como una prueba del blindaje de las instituciones "contra el cambio" y calificó de "vergonzoso" que Micaela Navarro uniera su voto al de PP y C's. De la quema salvó al presidente del Congreso, con quien se reunió por la tarde para mostrarle su descontento. López no votó la propuesta presentada por la vicepresidenta primera, Celia Villalobos (PP), precisamente porque no había concitado el consenso de todos los grupos y para preservar su papel más "institucional". La formación morada convirtió en 'trending topic' su 'hashtag' #5MillonesAlGallinero.

El PNV fue sondeado por los grandes

La decisión no es inamovible, pero parece difícil de revertir. El PSOE, según confirmaron fuentes de la dirección del grupo, "conocía la propuesta y estaba a favor". "Nos parecía correcta", indicaron. Y eso explica que Navarro apoyara el planteamiento defendido por Villalobos, "por disciplina de partido" y por convicción. Porque ese reparto se había cocinado en los últimos días, y "no de forma unilateral", como precisan desde el PNV, cuyo portavoz, Aitor Esteban, fue sondeado tanto por PP como por PSOE, y le pareció "perfecta" la ubicación que ambos le propusieron -dos de sus diputados en primera fila, y los cuatro restantes justo detrás, todos en el quesito central-.

Antonio Hernando, este 26 de enero en rueda de prensa en el Congreso. (EFE)
Antonio Hernando, este 26 de enero en rueda de prensa en el Congreso. (EFE)

 

Los socialistas recuerdan que esa posición del PNV es "histórica", como lo era también la de CiU -justo a la derecha de los nacionalistas vascos-, y eso que ahora no queda mal parada Democràcia i Llibertat, en tercera fila. "En otras legislaturas, también se empotraba en esa bancada a IU, al Mixto o a UPyD, y no pasaba nada. Rosa Díez no tenía menor protagonismo por estar sentada en esos escaños. El protagonismo no se lo gana uno por su ubicación dentro de la Cámara", apuntaban fuentes próximas al portavoz, Antonio Hernando. En el PSOE añadían que ellos, de cualquier modo, solo disponen de dos asientos en la Mesa, por otros tres del PP, dos de C's, uno de Podemos y otro de En Comú Podem (su alianza catalana). "Y ellos se excluyeron del acuerdo para la configuración del órgano rector del Congreso", reprochaban. 

"Es una propuesta del PSOE acordada con PP y C's. Estaba ya todo cocinado y lo encontramos cerrado en la Mesa y listo para votar", se queja Podemos

Podemos protesta por no haber sido consultado previamente. "Es una propuesta del PSOE acordada con PP y C's. Estaba ya todo cocinado y nos lo hemos encontrado como planteamiento cerrado en la Mesa y listo para votar, sin ningún margen", explicaban desde el grupo. En efecto, en las jornadas precedentes sí se había constituido un equipo de trabajo formado por dos vicepresidentas (Villalobos y Navarro) y dos secretarios (Nacho Prendes, de la formación naranja, y Marcelo Expósito, de En Comú Podem) para estudiar la asignación de recursos materiales y personales a todos los grupos. Pero el reparto de escaños se analizó este martes. Patxi López achacó el diseño del hemiciclo a Villalobos, y Rafael Hernando, el portavoz popular, le acusó de "mentir", porque los artífices fueron socialistas y C's.

Si hay un nuevo acuerdo, "miel sobre hojuelas"

"Es ridículo que Podemos monte un pollo por esto -apuntalaba una integrante de la cúpula parlamentaria socialista-. Es que no piensan en otra cosa que los sillones. Pasó con los cuatro grupos y con el Gobierno de coalición". En el partido y en el grupo señalaban que no hay "indignidad" alguna en los escaños que en el pasado ocuparon dirigentes como Santiago Carrillo. Igual que se sintieron molestos los que en la pasada legislatura ocuparon el llamado 'tendido 8', los asientos ubicados en la parte alta del hemiciclo, en los que se sentaron socialistas como Txiki Benegas -ya fallecido-, Patricia Hernández -hoy vicepresidenta de Canarias-, José Enrique Serrano -jefe de Gabinete en La Moncloa con Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero- o Luis Tudanca -secretario general en Castilla y León desde el otoño de 2014-.

El PSOE aprovecha el reparto de escaños en el Congreso para dar una colleja a Podemos

"Hicimos espíritu incluso del 'tendido 8', y que ahora Errejón lo desprecie calificándolo de 'gallinero'... Es lamentable que hagan números todos los días", se quejaba una diputada socialista, harta, como tantos otros dirigentes, de la 'política-espectáculo' de Podemos: "Parece que no saben vivir sin salir en la tele. Que se dediquen a presentar iniciativas". Antonio Hernando metió incluso un pequeño arreón por la mañana, en rueda de prensa, cuando hizo un resumen de los textos registrados por los grupos hasta el pasado 22 de enero: 48 el PSOE, 10 el Mixto (Coalición Canaria), siete Ciudadanos, cinco el PP y solo tres Podemos. 

Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso, el pasado 21 de enero en Bilbao. (EFE)
Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso, el pasado 21 de enero en Bilbao. (EFE)

En el entorno de Micaela Navarro insistían en que solo se había presentado una propuesta de distribución de escaños, y fue la que se aprobó. La tarea recayó en Villalobos, apuntaron, por tener en sus manos la Vicepresidencia Primera del Congreso. "¿Hay que hacer más caso a Podemos porque proteste más? No se puede aceptar todo aquello de quien grite más". Fuentes de la Mesa agregaban que si se le eleva un planteamiento alternativo que concite el consenso de los demás grupos, "miel sobre hojuelas": se cambiaría el esquema y punto.

Los socialistas se muestran abiertos a un cambio si hay consenso. El PNV, sin embargo, no tiene "intención" de moverse de sus escaños asignados

Desde el PNV, que podría ser el primer afectado si el grupo morado descendiera hasta la primera fila de la bancada central, señalaban este martes que no tienen "ninguna intención" de moverse y aseguraban que no habían sido contactados por los de Iglesias. "Aitor Esteban ha estado muy pendiente de este y otros temas, y se lo ha trabajado con los demás grupos, además de que hay inercias de trabajo de otras legislaturas. Lo que está claro es que no se le ocurre a Celia el dibujo. Esta ubicación no nos cae del cielo. Y no nos vamos a ir por el artículo 33". 

Decisivo comité federal el 30 de enero

La cuestión del reparto de escaños es, con todo, una "mera anécdota" para los socialistas, que se decían dolidos por que el foco se hubiera situado en un asunto colateral, de pura organización del Congreso, y no en la macrorredada por la presunta corrupción del PP en Valencia. Pero ahora todo gesto de acercamiento o confrontación con Podemos, su potencial aliado, se mira con lupa. Y eso que la dirección, públicamente, es comedida en sus comentarios. Antonio Hernando evitó responder si se sentía "humillado" por la oferta de Gobierno de coalición lanzada por Iglesias: se limitó a expresar que es tiempo de la "responsabilidad sin soberbia y la generosidad sin arrogancia".

El PSOE aprovecha el reparto de escaños en el Congreso para dar una colleja a Podemos

Eso no quita para que en el partido haya más que dudas sobre la conveniencia de pactar con Podemos, porque no es percibido, sobre todo en los territorios, como un socio fiable. La vieja guardia también cree que sería un riesgo para el PSOE llegar a una alianza con Iglesias. Felipe González aún no lo ha dicho en público, pero sí lo habría manifestado en privado este lunes, en una reunión con embajadores de la UE en España, en la legación diplomática francesa, según reveló 'Informativos Telecinco'. La apuesta del expresidente del Gobierno es un Ejecutivo de PP y C's, que salga elegido con la abstención de los socialistas. Fórmula en la que también creen los exministros de PP, PSOE y UCD que integran la Fundación España Constitucional. Sin embargo, la hoja de ruta marcada en el comité federal del pasado 28 de diciembre es un 'no' rotundo a los populares y a su líder, Mariano Rajoy. Y también un 'no' a todo aquello que cuestione la "unidad de España". 

Felipe González manifestó en una reunión con embajadores de la UE que apuesta por un Gobierno de PP y C's, con la abstención de los socialistas

Pedro Sánchez escuchará durante toda la semana a los barones del partido, para saber su posición sobre las alianzas poselectorales y preparar el comité federal del próximo sábado, 30 de enero, justo antes de su entrevista con el Rey, el martes 2 de febrero. El lunes se vio con los secretarios generales de Murcia (Rafa González Tovar) y Castilla y León (Luis Tudanca), y ayer, con los de Madrid (Sara Hernández), Navarra (María Chivite) y Aragón (Javier Lambán). Hoy miércoles, turno de Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), y el jueves, de Ximo Puig (Valencia). El mensaje principal es que no gobernará "a cualquier precio"

 

Y también desfilarán por Ferraz, previsiblemente, Javier Fernández (Asturias), Susana Díaz (Andalucía) y Guillermo Fernández Vara (Extremadura). Por ahora, el clima es de cierta distensión, aunque también de desconfianza de los barones de mayor peso -los presidentes autonómicos, salvo la balear Francina Armengol- hacia Sánchez. El PSOE cruza los dedos para que la situación no se descontrole más. 

235 asistentes para ocho grupos parlamentarios, 30 más que en la última legislatura

La Mesa del Congreso de este martes aprobó cuestiones fundamentales para la organización de la Cámara en esta XI Legislatura. Así, se cerró la constitución de ocho grupos parlamentarios: el Popular (119 diputados); el Socialista (89); el de Podemos-En Comú Podem-En Marea (65); el de Ciudadanos (40); el de Esquerra Republicana (9); el Catalán (Democràcia i Llibertat), con 8 miembros, el Vasco (EAJ-PNV), con 6, y el Mixto, con 14 parlamentarios (4 de Compromís, 2 de Izquierda Unida-Unidad Popular, 2 de EH Bildu, 2 de UPN, otro de Foro Asturias, la diputada de Coalición Canaria, el de Nueva Canarias y el exmiembro del PP Pedro Gómez de la Serna). Los representantes de UPN y Foro, así como Gómez de la Serna, concurrieron el 20-D con el PP, y el de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, con el PSOE

Por consenso se aprobó la composición de las comisiones y la Diputación Permanente. Las primeras estarán integradas por 43 diputados (15 del PP, 11 del PSOE, 8 de Podemos, 5 de C's, 1 de ERC, 1 de DiL, 1 de PNV y 1 del Mixto). La Diputación Permanente, que sustituye al pleno en la época de vacaciones parlamentarias o cuando las Cortes están disueltas, contará con 60 diputados (21 del PP, 14 del PSOE, 11 de Podemos, 7 de C's, 2 de ERC, 2 de DiL, 1 del PNV y 2 del Mixto). 

Los ocho grupos del Congreso se repartirán un total de 235 asistentes, 30 más que en la legislatura anterior, informa Efe. La distribución se hace según el volumen de cada diputados. El PP lidera la tabla (81 asesores, diez menos que antes), y le sigue el PSOE (59, por los 73 del cuatrienio anterior). Por debajo se sitúan Podemos-En Comú Podem-En Marea (43), C's (27), ERC (6), DiL (6), PNV (4) y Mixto (9).

La ratio es de 0,66 asistentes por cada diputado. Además del personal de confianza pagado por la Cámara, esta también otorga una subvención a cada grupo: 28.597 euros al mes y otros 1.645 euros mensuales por cada parlamentario. 

La Mesa procedió asimismo al reparto de despachos y espacios para los diputados y los grupos

[¿Qué partidos deberían pactar para formar Gobierno?]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios