RECALCAN SU AUTONOMÍA PARA NEGOCIAR CON EL psoe

Los socios de Podemos urgen a Sánchez al diálogo e imponen sus propias condiciones

Las candidaturas integradas en el grupo confederal de Podemos y Compromís han fijado posiciones propias y recordado su autonomía para llegar a acuerdos bilaterales con el PSOE

Foto: La portavoz de En Marea, Alexandra Fernández, el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, y el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, muestran el acuerdo para conformar un único grupo confederal en el Congreso. (EFE)
La portavoz de En Marea, Alexandra Fernández, el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, y el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, muestran el acuerdo para conformar un único grupo confederal en el Congreso. (EFE)

Las candidaturas territoriales con las que confluyó Podemos urgen a Pedro Sánchez para que abra un proceso de diálogo, en el que impondrán sus propias condiciones. Desde En Comú Podem evitan hablar de líneas rojas previas a la negociación, pero subrayan su firmeza respecto a la celebración de un referéndum que desenquiste la situación en Cataluña. “Habrá referéndum en Cataluña si Podemos y En Comú Podem llegan a estar en el gobierno” porque “el derecho a decidir es una prioridad”, aseguraba esta misma mañana en declaraciones a RAC1, el portavoz Xavier Domènech.

En Marea insistían este lunes, tras fijar posiciones en la Mesa de Coordinación de la candidatura celebrada en Santiago de Compostela, que tienen la mano tendida al PSOE “desde ya para abordar el cambio necesario”. Su portavoz parlamentaria, Alexandra Fernández, avanzaba entre sus prioridades el fin de los recortes y las privatizaciones, además de la obtención de un “mayor autogobierno” para Galicia.

Los socios de Podemos en el Congreso son sujetos políticos autónomos y, como tales, negociarán un posible gobierno de coalición con los socialistas de manera independiente de Podemos. En este sentido, y tras llamar la atención sobre las reivindicaciones territoriales, Fernández ha aclarado que “los pueblos tienen derecho a decidir y a hablar en esta nueva situación histórica que apuesta por la plurinacionalidad”. La derogación de leyes como la Mordaza o la LOMCE es una cuestión también “prioritaria”. Asimismo, la diputada por Pontevedra ha recalcado que “Galicia necesita políticas específicas dadas sus problemáticas propias”.

Baldoví: "Pondremos los cuatro votos a disposición de quien consiga una mayoría de cambio, sea Sánchez, Iglesias u otra persona"

La coalición valenciana Compromís, que tras romper con Podemos se integrará con sus cuatro diputados en el Grupo Parlamentario Mixto, se mantiene en la misma posición que ya expresó al Rey durante la primera ronda de consultas: impedir un gobierno presidido por Mariano Rajoy. “Yo pondré los cuatro votos a disposición de quien consiga una mayoría de cambio, sea Sánchez, Iglesias u otra persona”, explica su portavoz Joan Baldoví. A cambio, Compromís exigirá “acuerdos razonables”, entre los que destaca un nuevo modelo de financiación para la comunidad valenciana.

La reclamación básica de un sistema de financiación “más justo” se traduce en el reconocimiento de un “sistema foral” para Valencia, similar a los tributos de vascos y navarros, que denominan como un “concierto económico responsable”. Esta propuesta comprende la creación de una Agencia Tributaria Valenciana “que recaude y gestione los impuestos que se generan en Valencia, para que a la autonomía política le corresponda, como es de lógica, una misma autonomía financiera”. Para ello contaría con una capacidad normativa plena sobre los tributos “sin otra limitación que las directrices comunes que se establezcan con la Unión Europea y el Estado”.

Negociaciones bilaterales

En la línea expresada por Podemos desde que Pablo Iglesias puso sobre la mesa la propuesta de un gobierno de coalición con el PSOE, las confluencias reclaman a Sánchez que “esté a la altura” y apueste por un gobierno de cambio. "Valentía", dicen, para posicionarse al lado de las mayorías sociales, en lugar de hacerlo con el “inmovilismo”, junto a PP y Ciudadanos.

Los socios de Podemos urgen a Sánchez al diálogo e imponen sus propias condiciones

Pablo Iglesias se arrogó indirectamente la representatividad del grupo confederal que también integran En Marea y En Comú a la hora de negociar con Pedro Sánchez cuando lanzó su inesperada propuesta el pasado viernes tras reunirse con el Rey. Sin embargo, sus socios han fijado posiciones propias y recordado su autonomía para llegar a acuerdos bilaterales con los socialistas.

El líder de Podemos incluso se adelantó a la hora de designar un equipo de siete personas para llevar a cabo las negociaciones, que tendrían como eje las medidas sociales y la reforma de la constitución, aunque sin dejar de lado la demanda de un modelo territorial que pase por el reconocimiento de la plurinacionalidad. Un equipo compuesto por seis personas de su núcleo de confianza, como es el caso de Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Irene Montero, Julio Rodríguez y Victoria Rosell, más el portavoz de En Comú, Xavier Domènech, a quien incluso propuso como responsable de un nuevo ministerio denominado de la Plurinacionalidad. En Marea no tendría, a priori, representación en este equipo negociador.

Elecciones Generales

El redactor recomienda