"llamamiento a la razón y a la tranquilidad"

El PSOE andaluz exige no caer en la “provocación calculada” de Podemos

Pradas, la voz de Susana Díaz en Ferraz, asegura que Iglesias quiere “entorpecer cualquier posibilidad de acuerdo” y carga contra Rajoy por esperar a “que se le aparezca la Virgen”

Foto: La presidenta andaluza, Susana Díaz, y el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, en Fitur. (EFE)
La presidenta andaluza, Susana Díaz, y el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, en Fitur. (EFE)

No ha habido ningún pronunciamiento oficial del PSOE andaluz después del carrusel político de este viernes hasta que hoy Antonio Pradas, el hombre de Susana Díaz en Ferraz y diputado por Sevilla, tomó la palabra en un acto público programado en la localidad sevillana de Osuna que levantó más expectación de la habitual. En su mensaje, cuidadoso con la ejecutiva federal y con Pedro Sánchez, fundamentalmente llamó a despreciar la oferta de diálogo de Podemos que ha calificado de “provocación calculada” y de “falta de respeto absoluta” al PSOE y a sus militantes. El flamante coordinador de la interparlamentaria del PSOE andaluz, en el círculo más estrecho de la baronesa socialista, se mostró convencido de que esa oferta de Pablo Iglesias sólo busca “entorpecer cualquier posibilidad de acuerdo”.

Hizo un “llamamiento a la razón y a la tranquilidad” y dejó claro que hay que dejar correr los tiempos políticos y esperar a que Mariano Rajoy trate de formar Gobierno. “No vamos a entrar en las provocaciones ni a desviarnos ni un minuto de nuestra hoja de ruta”. Mientras, Pedro Sánchez dejaba claro que su primer contacto será con Albert Rivera de Ciudadanos y no con Podemos. Poco después, el PSOE subrayó en un comunicado que no piensa abrir el diálogo con Iglesias desde el “chantaje”. Queda claro que los mensajes están coordinados. Ambos gestos de Ferraz fueron celebrados por el PSOE andaluz que, de momento, se cuida de no dar ningún mensaje que pueda usarse contra el líder del partido. Prietas las filas.

Pedro Sánchez tras su reunión con el rey. (EFE)
Pedro Sánchez tras su reunión con el rey. (EFE)

 

El PSOE se ha conjurado para hacer como que le resbala la presión depositada en Pedro Sánchez después de que Rajoy haya decidido declinar su investidura en la primera ronda con el rey Felipe VI. Por mucho que insista será difícil que se escape de la encrucijada política a la que ha sido enfrentado por la encerrona de Podemos y PP. Desde Andalucía, Pradas repartió críticas a partes iguales contra Rajoy e Iglesias. Sobre ambos quiso desviar el foco para restar presión al secretario general de su partido. “Seguimos exactamente igual”, insistió en varios momentos ignorando que en pocas horas han cambiado muchas cosas en el escenario político.

Contra el líder del PP, que desde Córdoba volvía a alertar a Sánchez de un Gobierno a las órdenes de Podemos y le exigía “dignidad” política, también fue bastante duro el diputado socialista. La jugada de Rajoy se ha interpretado como un órdago para poner contra las cuerdas al PSOE y obligarlo a que decida internamente si quiere o no un pacto con Podemos. De momento, el partido ni sus principales barones, con Susana Díaz a la cabeza, parecen dispuestos a hacer ese trabajo aunque es más que conocido su rechazo a un Gobierno con Iglesias que no consideran más que una “trampa” para liquidar al Partido Socialista.

Díaz no será quien le haga el trabajo a Rajoy

El dirigente socialista arremetió contra un presidente del Gobierno en funciones “noqueado” y que ha pedido “una prórroga como si de un partido de fútbol se tratara”. Pradas lamentó que el líder del PP se haya llevado un mes “sin hacer prácticamente nada” y “de espaldas a la realidad” y le conminó a mover ficha y despejar si está dispuesto a cambiar sus políticas. También lamentó el “silencio” de Rajoy frente a la corrupción de su partido y tras la imputación por la destrucción de ordenadores en el caso Bárcenas. Tildó de “espectáculo lamentable” la posición del PP y se preguntó si su presidente está esperando “a que se le aparezca la Virgen de Fátima”. Fuentes socialistas dejan claro que desde luego Susana Díaz no será quien haga ese papel. La consigna es que si Rajoy quiere “abdicar”, debe irse definitivamente y no prolongar esta “agonía política”.

Los socialistas andaluces recordaron que hay una hoja de ruta pactada y aprobada casi por unanimidad en un comité federal el pasado 28 de diciembre y que habrá una nueva reunión el próximo sábado 30 de enero. Ferraz aún no ha dejado claro si esa cita se mantendrá en el actual escenario político. Desde las filas de Susana Díaz no se mueven de su mensaje: que Rajoy trate de formar Gobierno y cuando fracase que el PSOE explore la posibilidad de una alternativa “a derecha e izquierda, con Ciudadanos y Podemos”. Ese es el mensaje y sólo si Pedro Sánchez negocia bajo cuerda o se mueve de ese guión saldrán a lanzar alguna advertencia, avisan. No hay señales de eso, de momento.

Elecciones Generales

El redactor recomienda