incertidumbre ante la constitución de las cortes

Rajoy recibe a Sánchez con la Mesa del Congreso como primera baza para pactos

La dependencia de los pactos en el arranque de la legislatura hace que, por primera vez desde 1977, esté en duda que el presidente de Las Cortes sea del partido con más diputados

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), saluda al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), saluda al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

Mariano Rajoy y todos los miembros del Gobierno han cesado formalmente en sus cargos y pasan a estar en funciones hasta que se forme un nuevo Ejecutivo. De momento, hay vacaciones para sus titulares hasta que la próxima semana se vuelva a reunir el Consejo de Ministros para tomar decisiones sólo de trámite o urgentes como establece la Constitución. La incertidumbre y la dependencia de los pactos para dar cualquier paso en el arranque de la legislatura hace que, por primera vez desde 1977, el partido más votado en las elecciones no se atreve a dar por hecho que presentará candidato a presidente de Las Cortes.

El líder del PP ha recibido del comité ejecutivo del partido un respaldo unánime y manos libres para sus conversaciones en el intento de formar Gobierno. Es un empeño que arranca con la primera entrevista prevista para hoy en La Moncloa con Pedro Sánchez. Los dirigentes nacionales y regionales repiten incluso que "si alguien puede sacar esto adelante es Rajoy". Pero nadie acierta a explicar cómo y con quién puede tejer acuerdos de apoyo más las abstenciones requeridas para volver a ser investido jefe del Ejecutivo primero y gobernar después, aunque sólo sea durante un año o dos.

La fragmentación del voto, la ruptura del espacio del centro derecha y la irrupción de Podemos por la izquierda conforman un panorama parlamentario inédito. El partido mayoritario, el PP, suma poco más de un tercio de los escaños del Congreso y cualquier acuerdo para saber si la legislatura se puede poner en marcha tendrá que empezar por las conversaciones para la composición de la Mesa. Hasta ahora, la presidencia del Congreso ha correspondido siempre a la formación con más diputados, tuviera mayoría absoluta o no. UCD primero y luego PSOE y PP se han alternado en el cargo.

Eeunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. (EFE)
Eeunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. (EFE)

Cuando en 1996 José María Aznar se quedó a 20 escaños de los 176 de la mayoría absoluta los pactos de la legislatura se empezaron a plasmar en la votación para la presidencia del Congreso: fue elegido Federico Trillo con 179 votos a favor procedentes del Grupo Popular más los de CiU, el PNV y Coalición Canaria. El único presidente que necesitó segunda vuelta y no tuvo más apoyos que los de su partido fue José Bono en 2008. El saliente Jesús Posada aspiraba a repetir, pero cuando el PP creía que podía llegar a los 150 diputados.

Ahora, con sólo 123 escaños, en el Grupo Popular reconocen que no pueden hacer ningún cálculo sobre sus aspiraciones en la Mesa del Congreso porque todo depende, de entrada, de la respuesta de Pedro Sánchez a la oferta de pacto de gobernabilidad que le hace Mariano Rajoy. Según apuntan en los mismos medios, el consenso imprescindible para que arranque la legislatura tendrá que empezar a funcionar en la constitución de las Cortes prevista para el día 13 de enero. No quieren ni pueden adelantar aspiraciones, ni siquiera la tradicional de presidir la Cámara baja como partido con más escaños por si esa elección puede ser el primer acuerdo. Será la primera baza de negociación. La Mesa del Senado también podría entrar en juego pese a que en la Cámara alta el PP tiene mayoría absoluta y puede disponer de entrada de la presidencia.

El presidente saliente del Congreso de los Diputados Jesús Posada. (EFE)
El presidente saliente del Congreso de los Diputados Jesús Posada. (EFE)

El sistema de elección de presidente del Congreso exige una primera votación con exigencia de mayoría absoluta o, si no se da, una segunda entre los dos candidatos más votados. Esta vez el aspirante del PP necesitará otros apoyos y/o compromisos previos de abstención para garantizarse el cargo. Y lo mismo ocurrirá después a la hora de decidir quién ocupa las cuatro vicepresidencias y las cuatro secretarías. El PP tiene más votos, pero los socialistas más margen para buscar apoyos en el bloque de la izquierda, aunque le obligaría a 'retratarse' con Podemos, e incluso pedir ayuda a IU y ERC si Ciudadanos se decanta por el PP o se abstiene.

De momento y a la espera de las conversaciones con Sánchez y Rivera, Rajoy ha dado vacaciones hasta el próximo lunes a los miembros de su gabinete una vez que el BOE ha publicado el cese de todos. El próximo lunes se reincorporarán a sus despachos para seguir en funciones y preparar un Consejo de Ministros que se podría convocar el martes o miércoles para asuntos de trámite. La cuestión urgente que sí podría ocupar al Gobierno es el desarrollo del desafío separatista en Cataluña si fructifica el preacuerdo entre la candidatura de Artur Mas y la CUP para dar los primeros pasos concretos contra el marco constitucional y legal.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios