la recta final hacia el 20-d

Irene Lozano se 'esfuma' de la primera línea de la campaña tras las críticas en el PSOE

La exdiputada de UPyD ha pasado a ocupar un perfil más bajo: no ha protagonizado mítines con Sánchez ni ha tomado la palabra en los actos principales en Madrid, pese a ser la número cuatro

Foto: Irene Lozano y Pedro Sánchez se saludan durante el acto de presentación de las candidaturas del 20-D, el pasado 18 de octubre en el polideportivo Magariños de Madrid. (EFE)
Irene Lozano y Pedro Sánchez se saludan durante el acto de presentación de las candidaturas del 20-D, el pasado 18 de octubre en el polideportivo Magariños de Madrid. (EFE)

La propia dirección socialista se vio sorprendida por el incendio interno que provocó el fichaje estrella de Irene Lozano. Fue una decisión de Pedro Sánchez, muñida con la ayuda de sus escuderos César Luena y Antonio Hernando, que explotó en la noche del 15 de octubre, dos días antes de la aprobación de todas las candidaturas del PSOE para las generales del 20-D. Un profundo malestar recorrió las entrañas del partido. Los vientos amainaron por el cierre de filas a que obligaba la proximidad de las elecciones. Pero aquella operación dejó secuelas: el PSOE ha reservado a Lozano, la número cuatro por Madrid, un perfil bajo, discreto, durante la campaña. Ha asistido a los grandes actos, se la ha visto junto al secretario general, ha estado del lado de sus nuevos compañeros haciendo repartos de propaganda. Pero no ha protagonizado hasta ahora ningún mitin de la caravana principal, y su papel en el circuito madrileño ha sido más reducido.

Ella no lanza ningún reproche, ni a Ferraz, ni a la cúpula regional ni a la militancia, de quien señala que la ha acogido "bien", y está satisfecha con su participación, que se concreta en algunas charlas "en colegios públicos" y en actos organizados por pequeñas agrupaciones, como San Lorenzo de El Escorial o El Álamo. En la federación madrileña subrayan que se suma a las convocatorias "como el resto de candidatos", "hablando y explicando el programa a pie de calle". 

Sin embargo, Lozano, cuya incorporación trascendió horas antes de que oficializase su baja como militante de UPyD y renunciase a su escaño en el Congreso, apenas está en el álbum principal de fotos, en la tribuna junto a los primeros espadas. Esa ausencia es producto de una combinación de factores. Por un lado, que Ferraz no ha querido catapultarla a la primera línea. Otros candidatos situados muy arriba de la lista madrileña han mitineado en su circunscripción e incluso fuera, han participado en debates o han acudido a tertulias de televisión. Caso de la número dos, la catalana Meritxell Batet; del tres, el portavoz en el Congreso, Antonio Hernando; del cinco, el exlíder del PSM Rafael Simancas; de la seis, la excomandante Zaida Cantera -amiga de Lozano y fichada por Sánchez pocas semanas antes que ella-, o del siete, el vasco Eduardo Madina

"Irene no daba el perfil adecuado"

Cantera, por ejemplo, se estrenó como mitinera el pasado 31 de octubre en Palma, junto a la presidenta balear, Francina Armengol. Y desde entonces ubicó más actos en su agenda. El pasado domingo intervino en Mejorada del Campo, y el día 9, en Getafe. Madina, a su vez, combina los mítines en la comunidad -ninguno compartido con Pedro Sánchez, su rival en las primarias internas de 2014- con otros en toda España. Este martes, en Jaén, con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y hoy miércoles, en el distrito madrileño de Fuencarral, con el dirigente Juan Segovia y el expresidente manchego José Bono, por citar sus dos últimos compromisos. 

 

Por otro lado, la configuración de los actos públicos responde al encaje de las agendas y las peticiones de las agrupaciones. Si afectan a candidatos de la dirección federal o que saltan de un territorio a otro, pasan por Ferraz. Fuentes del comité electoral de Madrid capital indican, en ese sentido, que "ninguna de las asambleas locales" ha demandado la presencia activa de Lozano. "Las bases han entendido que Irene no daba el perfil adecuado. Los ponentes más solicitados son Meritxell [Batet], Antonio [Hernando], Edu [Madina], Zaida [Cantera], Ángeles [Álvarez, la número ocho de la lista] y Ángel Gabilondo [portavoz socialista en la Asamblea de Madrid]. Con Irene no ha habido esa posibilidad de encaje. Zaida es más mediática y accesible, y no ha generado tanto rechazo dentro de la militancia", señala uno de los integrantes del órgano encargado de pilotar la campaña en la capital. 

¿Y por qué Ferraz no ha intentado colarla? "No se daban las circunstancias para forzar -argumenta este último dirigente-. La dirección federal puede pedirte que organices un acto para miembros del equipo. Por ejemplo, con Meritxell [coordinadora del programa] o Patxi López [secretario de Acción Política]. O ntes, cuando gobernábamos, con ministros, pero con Irene no se da el caso". 

En Madrid capital “ninguna“ agrupación ha pedido a Lozano como ponente. Batet, Hernando, Madina, Simancas, Cantera o Gabilondo son más requeridos

El PSOE no fue capaz de disimular el malestar que generó el desembarco de Lozano. Y no se ciñó a Madrid. El secretario de Organización andaluz, Juan Cornejo, mano derecha de Susana Díaz, se ausentó en la votación de la lista madrileña, la encabezada por Sánchez, en señal de protesta por sus "insultos" a Andalucía en su época de diputada de UPyD. El extremeño Guillermo Fernández Vara le exigió que pidiera perdón por sus palabras contra los socialistas. Y la federación asturiana quiso que constara en acta su oposición a la entrada de Lozano. Además, el encaje de la exparlamentaria magenta obligó a desplazar a quien hasta entonces era la cuatro por Madrid, Luz Rodríguez -secretaria de Empleo de la ejecutiva federal, y de probada lealtad al líder-, a la cabecera de cartel de Guadalajara

Pedro Sánchez y Felipe González, en Badajoz este 15 de diciembre. (EFE)
Pedro Sánchez y Felipe González, en Badajoz este 15 de diciembre. (EFE)

 

Sánchez defendió desde el principio su fichaje. Concedía que había sido "muy dura" con el PSOE en su época como diputada de UPyD, que metía mucha "caña" a su partido, pero este "no hace mal en abrirse e incorporar opciones progresistas" e "independientes" como la de ella. También sacó la cara por ella la secretaria general del PSOE-M, Sara Hernández, que situó la incorporación de Lozano como la "prueba" de que el proyecto del PSOE es "ilusionante" para "muchas" personas. En el entorno de Sánchez insistían en que el candidato, como secretario general, debía tener "libertad" para configurar su equipo en el Congreso y que, ya que el 20-D tendrá que pasar un examen interno a su gestión al frente del PSOE, al menos lo hacía con sus propias fichas. En su círculo de confianza acabaron reconociendo, no obstante, que el impacto positivo de la incorporación de la ex de UPyD -y que delataban algunos estudios cualitativos que manejó Ferraz- se neutralizó por las múltiples críticas internas que acarreó su apuesta

Paseos y reparto de propaganda

Lozano, en conversación con El Confidencial, señala que ha tomado la palabra en un acto convocado "en un colegio mayor" -el auditorio estaba compuesto "por gente de la calle, estudiantes"-, en otros colegios, y hasta el viernes 18 lo hará en San Lorenzo de El Escorial y en El Álamo. Pero "sobre todo" ha participado en paseos y reparto de propaganda, como hizo el pasado sábado, en los municipios de Torrejón de Ardoz, Coslada y San Fernando de Henares, junto a Sara Hernández, otros candidatos por Madrid y militantes. El pasado domingo, acompañó a Sánchez hasta su mitin central en este viaje hacia las generales, en Valencia. "Está en muchos sitios, hablando y explicando el programa a pie de calle", alegan fuentes oficiales del PSOE-M. 

 

La candidata se dice "muy contenta" con su participación en la campaña del 20-D. No tiene "nada que reprochar" ni a Ferraz ni a la dirección regional. "He sido bien acogida en el partido", con cariño, hasta el punto de que los militantes se acercan para saludarla, hablar con ella "y hacerse 'selfies". 

Lozano se dice “bien acogida“ y “muy contenta“ con su campaña. Intervino en una charla en un colegio mayor y tomará la palabra en dos actos más pequeños

En Ferraz quitan hierro a la 'desaparición' de Lozano de la primera línea. "Es normal, no es del partido. Ella aporta valor con la gente de fuera", apunta una responsable del comité electoral federal. De hecho, Sánchez la integró en el comité de expertos para que nutriera el programa con propuestas de regeneración democrática. La candidata reivindica su trabajo en esa área en las últimas semanas, "de mucha importancia", y recuerda, por ejemplo, la reunión que mantuvo con organizaciones especializadas en mejora de la democracia y en transparencia. 

"Las bases suelen pedir a aquellos compañeros con los que han compartido más tiempo de militancia, que conocen más. E Irene y Zaida, al fin y al cabo, están recién llegadas y no tienen el mismo tirón, y ninguna tiene carné. A Edu, por ejemplo, lo han pedido en varias agrupaciones", agrega una integrante del comité electoral del PSOE-M, que niega que se esté "escondiendo" a Lozano. "Si no, no iría en las listas, y de número cuatro", razona. 

Refuerzo de la agenda en la capital

Susana Díaz y Eduardo Madina, este martes en Jódar, Jaén. (EFE)
Susana Díaz y Eduardo Madina, este martes en Jódar, Jaén. (EFE)

Otros miembros de la federación madrileña, igual que en Ferraz, encuentran que el perfil más bajo de Lozano responde a ese "rechazo" de la militancia, que era previsible. Que se explica porque su entrada sigue hiriendo a unas bases exhaustas de peleas internas y aún divididas, además, después del congreso regional que encumbró a Sara Hernández como secretaria general. Y la ola contraria a la ex de UPyD podría crecer tras el 20-D si se confirman los peores pronósticos de las encuestas, que vaticinan un derrumbe del PSOE-M, que podría convertirse en cuarta fuerza y reducir a la mitad su número de escaños en el Congreso (de 10 a cinco), según avanzó el CIS. Podría suceder, por tanto, que consiguiera acta en la Cámara baja Lozano, e incluso Cantera -la número seis-, y se quedasen fuera Madina o la secretaria de Igualdad de la federación madrileña, la diputada Ángeles Álvarez. En la cúpula del PSOE-M insisten en que los sondeos se equivocan y que no se producirá de ningún modo ese hundimiento. Señalan que pensar en la horquilla de 7-9 diputados es un pronóstico más ajustado a la realidad. 

Ferraz quita hierro y subraya que aporta “con la gente de fuera“. El PSOE-M dice que Lozano hace campaña y explica el programa igual que los demás candidatos

Sánchez, de hecho, ha reforzado su campaña en Madrid para tirar del partido. Ya estaba programada la apertura en Getafe y el cierre en Fuenlabrada, dos municipios emblema que gobiernan los socialistas. Pero se han incluido en agenda otros dos actos del candidato en la capital: la semana pasada en la plaza del Callao, para firmar el programa, como si de un contrato se tratara -y allí se pudo ver a Lozano-, y este jueves, previsiblemente, en la calle de Fuencarral. Ambos en el centro. 

El 20-D se dirimirá el futuro de España para la próxima legislatura. Pero también se juzgará a cada uno de los partidos y sus candidatos. Y para el secretario general del PSOE, la prueba es aún más complicada, pues se examina ante los suyos, y muchos están dispuestos a pasarle todas las facturas juntas. Como indica un veterano que conoce bien al líder, y al que apoya, "los golpes de efecto se juzgan por los resultados". "Y si la escondes en un sótano, reconociendo implícitamente que te equivocaste, peor", añade esta fuente. El fichaje de Lozano fue su órdago más personal. Las urnas también dirán si acertó con él. 

El PSOE entra en estado de euforia tras la victoria de Sánchez en su cara a cara con Rajoy

El PSOE encara la recta final hacia el 20-D con mucho más ánimo, tras sentir que Sánchez ganó con claridad el cara a cara con Mariano Rajoy, que conquistó, por cierto, una audiencia millonaria (9,6 millones, 48,6% de 'share'). Sensación de victoria que validó la encuesta de Atresmedia. Para el 33,7% se impuso sobre el jefe del Ejecutivo (28,8%), aunque un 34,5% cree que no venció "ninguno de los dos". El partido ha entrado, de hecho, en estado de euforia, como se pudo apreciar en el multitudinario mitin (4.000 personas) de este martes en Badajoz, junto con el expresidente Felipe González y el jefe de la Junta extremeña, Guillermo Fernández Vara

Sánchez aseguró que al presidente "le cuesta tanto debatir" porque "no tiene defensa posible" tras su reforma laboral, los recortes y la relación con su extesorero. Con Rajoy, según el candidato, "ocurre que no es libre para luchar contra la corrupción porque está prisionero de los papeles de [Luis] Bárcenas". "Esa es la verdad", le reprochó, con el auditorio entregado y aclamándole al grito de "¡presidente, presidente!". Sánchez pidió el voto para "el único partido que puede hacer dimitir a Rajoy", el PSOE, informa Efe. 

González, por su parte, se mofó del jefe del Ejecutivo, por tener la "piel muy sensible" después de que Sánchez le acusara de no ser una persona "decente". "Llevo más de 50 años de vida política. Me han dicho de todo y me lo siguen diciendo, y aquí estamos", ironizó. 

Irene Lozano comparte esa visión del cara a cara del lunes: se contrapusieron, en su opinión, "dos maneras de hacer política", la del presidente, que es la de "no rendir cuentas", la del hombre "que está sentado sobre una montaña de basura", y la de Pedro Sánchez, que es la de la "honradez". "Hablamos de algo que es inhabilitante para hacer politica, como la corrupción. Es algo prepolítico, es la ejemplaridad, y Pedro le dijo a la cara lo que todos tenemos en la cabeza sobre Rajoy", indica la número cuatro por Madrid. 

[Para más información y consultar otros datos, puedes descargarte gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20D, tanto para dispositivos Android como para teléfonos y tablets de Apple]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios