EL ÚLTIMO HITO TELEVISIVO DEL 20-D

El cara a cara con Rajoy: la última bala de Pedro Sánchez para buscar la remontada

El candidato socialista a La Moncloa se mide ante el presidente en una prueba que su equipo ve como una "oportunidad" para hacer balance de legislatura y mostrar el "proyecto alternativo" de su partido

Foto: El líder del PSOE y candidato a La Moncloa, Pedro Sánchez, el pasado 12 de diciembre durante su mitin con Susana Díaz en Sevilla. (Reuters)
El líder del PSOE y candidato a La Moncloa, Pedro Sánchez, el pasado 12 de diciembre durante su mitin con Susana Díaz en Sevilla. (Reuters)

La campaña se agota. Y también se consumen los momentos de máxima exposición catódica. La televisión se ha convertido, más que nunca, en la reina de este viaje hacia las generales del 20 de diciembre, y ya quedan menos cartuchos. Sobre todo para un candidato al que sus rivales ven más débil por la tendencia a la baja que esbozan persistentemente las encuestas: Pedro Sánchez. Ninguna le coloca como vencedor en una batalla que se presume apretada, que parte con un espectacular volumen de indecisos (41,6%) y en la que el PSOE bracea para no quedar desplazado, no solo por el PP sino también por sus competidores emergentes, Ciudadanos y Podemos. De ahí que el cara a cara con Mariano Rajoy, este 14-D, se perciba como vital para buscar la remontada en el tirón final, en el que Ferraz confía dejar atrás las angustias y la lluvia fina de malos sondeos. 

El debate de este lunes, organizado por la Academia de la Televisión -territorio neutral- y emitido por varias cadenas nacionales -TVE, Atresmedia- y operadores autonómicos, es, tal vez, la última gran bala que le queda a Sánchez. El que más necesita ganar el duelo para consolidarse y levantar el vuelo. Es su examen final, a falta de los mítines que restan hasta el cierre de campaña, el viernes 18. En Ferraz, donde hasta hace unos días consideraban como más "decisivo" el cara a cara con el presidente del Gobierno, por una esperable mayor audiencia y por ajustarse al formato clásico de pugna entre los contendientes con mayores opciones, juzgan ahora que es una "oportunidad" para "mostrar el proyecto alternativo del PSOE", "un futuro para la mayoría" -como reza el eslogan-. ¿Es decisivo? "Decisiva, la jornada del día 20. El debate es una oportunidad que queremos aprovechar", se escudan los colaboradores del secretario general, que hacen hincapié en que, pasada la cita en TV, quedarán cuatro días más hasta rematar. 

Sánchez cogió el primer AVE de vuelta a Madrid desde Valencia, nada más concluir el mitin en la capital del Turia -el más multitudinario hasta ahora: 8.000 personas-, para ensayar su duelo con Rajoy. En casa, aunque en permanente contacto con su número dos, César Luena, los portavoces en Congreso y Senado, Antonio Hernando y Óscar López -este se ha encargado de negociar todos los debates con los partidos y los medios-, miembros de su ejecutiva y del comité de expertos. No ha necesitado "una preparación específica" porque "tiene los temas muy trabajados".

La ventaja con Rajoy

"Lleva además dos de ventaja respecto a Rajoy -explican en la dirección-. Además, ya protagonizó dos debates en el Congreso [el del estado de la nación, en febrero, y dos de Presupuestos] y los ganó. Va a hacer balance de una legislatura que decimos que se resume en paro, desigualdad y corrupción. Además, Pedro quiere aprovechar para confrontar proyectos y para demostrar con propuestas que el PSOE tiene un proyecto para la mayoría, frente a un Rajoy que ha demostrado que no lo tiene para España, que solo ha gobernado para una minoría, la de la amnistía fiscal, y para el 10% de los más ricos, a los que ha bajado los impuestos a costa de subírselos a una mayoría y ha recortado el Estado del bienestar". 

Los carteles electorales de Rajoy y Sánchez, en una estación en Madrid. (Reuters)
Los carteles electorales de Rajoy y Sánchez, en una estación en Madrid. (Reuters)

En Ferraz temen que el presidente del Gobierno busque "un debate bronco", que no pueda "rodar el balón". Y aunque subrayan que lo fundamental en un lance televisivo de este tipo es "no cometer errores", el candidato no será "cauteloso". 

Un miembro de su comité de estrategia reconoce que el de este lunes es "un enorme desafío", porque "Rajoy sabe debatir" y porque se trata de un cara a cara sin más contendientes en plató, de 110 minutos, por lo que tendrá más tiempo para el combate. Agrega que los telespectadores verán a un Sánchez "duro", que atacará al jefe del Ejecutivo por distintos flancos y, sobre todo, por el de la corrupción, área en que buscará "cercarle".

El cara a cara con Rajoy: la última bala de Pedro Sánchez para buscar la remontada

Los acontecimientos de las últimas horas se lo han puesto en bandeja, aparte de los casos que han salpicado la legislatura: el embajador de España en la India, Gustavo de Arístegui, se ha visto obligado a dimitir de forma irrevocable para no perjudicar al Gobierno. Tanto él como el diputado Pedro Gómez de la Serna han sido acusados de haber cobrado comisiones millonarias en el extranjero para lograr contratos para empresas españolas. 

En Ferraz temen que Rajoy busque “un debate bronco“. Subrayan que es clave “no cometer errores“, aunque su líder no será “cauteloso“

Sánchez ha endurecido en los últimos días sus ataques a Rajoy por este asunto ("En lo único en lo que no ha recortado el PP ha sido en corrupción", tiene tal "excedente que la exporta", dijo este domingo en Valencia) y ha advertido de que le sacará a su rival los SMS que envió a su extesorero Luis Bárcenas ("Luis, sé fuerte"), por los que tenía que haber "dimitido". También le afeará que se haya "escondido" de los debates y se haya atrevido a mandar a su segunda, Soraya Sáenz de Santamaría. 

¿Ir a por todas?

Sus asesores, no obstante, han prevenido al candidato de que le costará emerger como ganador del debate, porque "todo el mundo quiere verlo muerto", tanto PP, como Podemos y Ciudadanos, al igual que los medios. Y avanzan que tan importante como el cara a cara es la tertulia posterior en los platós. Y en La Sexta, recuerda, se sentarán Pablo Iglesias y Albert Rivera, en un especial de 'Al rojo vivo'. "Así que el mercado está contra el PSOE y estamos prevenidos de que puedan darle como perdedor", estima uno de ellos, que se queja del maltrato recibido tras el encuentro de Atresmedia, donde se "toleró" a Iglesias errores "graves" -HousewaterwatchCooper y el referendo andaluz- que no se habrían "permitido" al líder del PSOE.

“Pedro va a ser Pedro. Como se le ha visto. Su tono será el de siempre. No es posible otro. Él se dirigirá a los españoles“, explican en su equipo

Algunos dirigentes sostienen que Sánchez debe "ir a por todas, no a empatar, porque entonces pierde", aprovechar muy bien su última bala para procurar la remontada. "Nada de paños calientes o de guardarse las espaldas. Rajoy va a intentar hablar del pasado, de la herencia recibida, y del futuro. Pero Pedro debe recordarle que lo que se examina es su gestión de los cuatro últimos años", manifiesta un responsable territorial. "Debe ver más riesgos el PP cuando ha mantenido escondido a su candidato, mientras Pedro sí ha dado la cara", le defienden en su equipo. 

El aspirante socialista aseguró la semana pasada en TVE que, de cara a su último debate, debía ganar en "naturalidad". Sus asesores indican que se le ha aconsejado que limite las risas -que los expertos veían como un defecto a pulir- y que se muestre "tranquilo". "Pedro va a ser Pedro. Como se le ha visto. Su tono será el de siempre. No es posible otro. Él se va a dirigir a los españoles", explica una de sus personas de confianza. Pero en el partido no son pocos los que le ven "frío", poco "pasional" y "emotivo". 

Preparativos del cara a cara de Rajoy y Sánchez en la Escuela de Cine de Madrid. (EFE)
Preparativos del cara a cara de Rajoy y Sánchez en la Escuela de Cine de Madrid. (EFE)

La puesta en escena es, en teoría, más sencilla para el jefe del Gobierno y el líder del principal partido de la oposición. Los dos participantes estarán sentados, y no de pie. Sin público. Con un moderador conocido, Manuel Campo Vidal, presidente de la ATV. En un formato algo más flexible que los antiguos cara a cara pero más encorsetado que el de Atresmedia de la pasada semana. El elemento de novedad: Rajoy -a la derecha de la pantalla- y Sánchez solo estarán separados por 1,70 metros para dar más sensación de interactividad y cercanía. 

La evolución de la campaña

Queda menos de una semana para movilizar a ese 41,6% de indecisos que señalaba el CIS en su encuesta preelectoral. Una recta final que el PSOE cree que será clave. En la dirección socialista sostienen que la historia demuestra que en el último tirón "el partido siempre se crece, siempre". Y confían en que de cara al 20-D ocurra lo mismo. Admiten que "al PSOE le cuesta entrar en campaña", y en esta ocasión más aún, por el parón de Cataluña, de los atentados de París y del Puente de la Constitución.

El cara a cara con Rajoy: la última bala de Pedro Sánchez para buscar la remontada

El "punto de inflexión", señalan, se produjo pues a partir del pasado miércoles, cuando se digirió el debate a cuatro -que subrayan que Sánchez ganó, aunque esa interpretación no se compadece con la lectura que hizo la mayoría de los medios- y se visualizó la estrategia del "todos contra Pedro", lo que ha contribuido a animar a la militancia. Para el álbum quedan los mítines de Gijón, el jueves (2.600); Sevilla (3.000), el sábado, y Valencia (8.000), el domingo. El aspirante llegó a agradecer "de corazón" el "frente anti-PSOE", porque demuestra que el próximo 20-D solo hay "dos opciones". "Quienes quieran votar por el cambio, que voten al PSOE, y quien no, estará regalando cuatro años más a Rajoy en La Moncloa. Este y no otro es el voto del cambio. Votar al PSOE es ganar al PP", insistió. El argumento que ha venido machacando es que Podemos solo quiere "dañar" a los socialistas, y Ciudadanos, a su vez, busca "gobernar con el PP". 

El PSOE cree que se llegó a un “punto de inflexión“ el pasado miércoles, concluido el puente, cuando cristalizó la imagen del “todos contra Pedro“

Con el discurrir de la campaña, en la dirección analizan que se ha logrado levantar un "muro de contención" para frenar la fuga de votantes hacia la formación de Albert Rivera, porque ya está "claro" que se sitúa "a la derecha del PSOE" para disputarse el lugar del PP, "igual que Podemos compite por el espacio del PSOE". 

Gestos de cohesión interna

Susana Díaz y Pedro Sánchez hablan durante su mitin conjunto en Sevilla, el pasado sábado. (EFE)
Susana Díaz y Pedro Sánchez hablan durante su mitin conjunto en Sevilla, el pasado sábado. (EFE)

En el comité de estrategia se enfatiza que las encuestas no son capaces de captar el voto oculto que aún existe hacia el PSOE, ni testan la base de electores de ciudades pequeñas y medias y en el medio rural, donde el bipartidismo aguantaría más. Además, apuntalan, Sánchez es un líder conocido y muy bien valorado (4,59, por debajo de Albert Rivera -4,98- y Alberto Garzón -4,62-, pero por encima de Pablo Iglesias -3,87- y Mariano Rajoy -3,31-), Ciudadanos "ha perdido votos a marchas forzadas" por su patinazo con la violencia de género y la formación morada "está sobreestimada, como ocurrió en las andaluzas" del 22 de marzo. 

Los barones territoriales han puesto cuidado en no mostrar distancias con el candidato. La propia Susana Díaz ha intentado tapar sus muchas diferencias en las últimas semanas y este sábado, en Sevilla, en su primer mitin juntos en campaña -ya compartieron dos en precampaña, en Almería y Jaén- no escatimó gestos de cariño y de confianza hacia el líder

Los dedos se cruzan y la respiración se contiene. El PSOE busca encapsular las encuestas para no contagiarse de pesimismo y confía en su estructura y su maquinaria para poder tumbar los pronósticos. Incluso los que dibujan el peor augurio posible, como quedar cuartos, como señalaba el sondeo de DYM para El Confidencial. Pero, si los malos números se cumplen, muchos querrán poner en marcha el mecanismo de la sucesión y enterrar la 'era Sánchez'

 

[Para más información y consultar otros datos, puedes descargarte gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20-D, para dispositivos Android y para teléfonos y 'tablets' de Apple]

Elecciones Generales

El redactor recomienda