LA ESTRATEGIA DEL ESPRINT FINAL hacia el 20-d

El PSOE explota el "todos contra Pedro" y empuja a Iglesias y Rivera a los extremos

Los socialistas creen que los ataques de PP, C's y Podemos contra su líder se deben a que es el "único" que puede ganar. Sánchez pasa a la ofensiva contra los emergentes y busca la polarización con Rajoy

Foto: Pedro Sánchez, micrófono en mano, exhibe el programa del PSOE, tras firmarlo como contrato con los ciudadanos en la plaza del Callao de Madrid, este 9 de diciembre. (EFE)
Pedro Sánchez, micrófono en mano, exhibe el programa del PSOE, tras firmarlo como "contrato con los ciudadanos" en la plaza del Callao de Madrid, este 9 de diciembre. (EFE)

Pedro Sánchez no se da por muerto. Y el PSOE tampoco. Por mucho que sus rivales lo vean ya besando la lona el 20-D. Es más, pasa a la ofensiva. Para polarizar la campaña con el PP -ayudándose además del cara a cara del próximo lunes- y para orillar hacia los extremos tanto a Podemos como a Ciudadanos. Para plantar cara a lo que la dirección llama "el verdadero tripartito", los ataques de las otras tres formaciones contra su candidato, el grito de "todos contra Pedro". Se trata de darle la vuelta a ese "acoso" que los socialistas dicen sufrir para lograr remontar en las encuestas, apuntalando la idea de que si todos disparan contra su líder, es porque él es la auténtica "alternativa" a Mariano Rajoy. "La batalla está siendo durísima, pero la batalla hay que darla porque la hay", analiza un miembro del sanedrín de estrategia que pilota el partido hasta el puerto de las elecciones generales. 

En puridad, no se trata de un cambio total de táctica, sino de un refuerzo de la misma. El secretario general del PSOE se ha hartado de decir que el PSOE es la única opción que "garantiza" el cambio en España. Pero desde el debate del lunes en Atresmedia, el clima se ha recrudecido contra él. La lectura de la mayoría de los medios caminó hacia un mismo sentido: que Pablo Iglesias había quedado por delante, que Pedro Sánchez no brilló y no sacó todo el petróleo posible de una cita marcada por un gran ausente, el presidente del Gobierno. PP, Podemos y Ciudadanos aprovecharon esa interpretación para intentar tumbarlo y dar por sentenciada su carrera ante el 20-D

Sánchez, por su parte, comenzó a achicar el agua que penetraba por las rendijas de su barco. 'Contenida' la fisura a su derecha, retratando a Albert Rivera como un Rajoy "con 20 años menos", pasó a defenderse por la izquierda para frenar el espíritu de ascenso de Podemos. Lo hizo el martes desde A Coruña, en el mitin más cálido y multitudinario (2.000 personas) que había protagonizado hasta entonces. Redobló los ataques a Iglesias. Podemos, dijo, supone reeditar lo ocurrido en Grecia con Alexis Tsipras: "Rescate, corralito, privatizaciones y subida del IVA al 23%". 

Sánchez con Emiliano García-Page, este martes en Toledo. (EFE)
Sánchez con Emiliano García-Page, este martes en Toledo. (EFE)

"No votar al PSOE significa regalar el voto al presidente del paro, de la desigualdad y de la corrupción, que es Rajoy", clamó, en una intervención en la que se mostró más enérgico que de costumbre. Horas después, en una entrevista en 'El Hormiguero', emplazó al líder de la formación morada a reconocer que es "comunista" y volvió a advertir que Podemos no ganará las elecciones. "Hemos logrado frenar a C's, le hemos ganado claramente en los debates a Albert, y ahora toca darles en la boca a los dos, a Albert y Pablo", ilustran los estrategas socialistas del 20-D. 

González: "Una nueva versión de la pinza"

Este miércoles, en un acto electoral en plena plaza del Callao, en Madrid, y sobre todo en una entrevista en 'Los desayunos de TVE', Sánchez vistió de largo ese giro en la estrategia: hay un partido que "puede y quiere ganar al PP, que es el PSOE", y otros dos que "han renunciado a ganar al PP y en lo que están es en dañar al PSOE". "No me resigno a que gane el PP", dijo. Y a quienes le dan por muerto, les respondió: "Si todos están contra Sánchez, es que algo estaremos haciendo bien". Su número dos por Madrid, Meritxell Batet, incidió en la misma línea argumental: los demás partidos tienen "interés" en "destruir" al PSOE y a su candidato porque es la "única alternativa" a Rajoy. Quien quizá lo expresó de forma más gráfica fue el expresidente Felipe González, que el martes entró en campaña con una andanada contra (sobre todo) Podemos y Ciudadanos, y que en 'Espejo público', en Antena 3, aseguró que España "está viviendo una nueva versión de la pinza sobre el PSOE", como la que vivió en los noventa con José María Aznar y Julio Anguita como protagonistas. "Ahora, todos atacan a Sánchez porque saben que es la única salida razonable al Gobierno del PP", afirmó. También Susana Díaz habló desde Granada, en un acto conjunto con José Luis Rodríguez Zapatero, de "pinza" de populares y morados

“Vamos muy bien, y vamos de menos a más. Los bandazos que peguen los demás ni nos van, ni nos vienen“, asegura un alto mando de la cúpula

González negó que ese ataque a tres bandas pueda ser una "carga" para Sánchez. Es una "ventaja" para él. "En lugar de preocuparme por eso, más bien estaría tranquilo". Misma impresión de Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, con quien Sánchez protagonizó el acto central de este miércoles, en Toledo: "Es un buen síntoma, Pedro. Se meten contigo porque saben que vas a gobernar. Eres el adversario". 

Y fue ese mensaje de "tranquilidad" el que quiso evidenciar la dirección. Aprovechar el combate de los contrarios, de los que quieren arrojar a Sánchez fuera  de la carrera electoral, para sacar la cabeza. Revolverse contra la adversidad. 

"El todos contra uno hace ver que hay una alternativa que puede ganar. Vamos bien, muy bien, y en esta campaña, como en todas, vamos de menos a más. Los bandazos que peguen los demás ni nos van, ni nos vienen. Dependemos de nosotros", indica un alto mando de la cúpula, miembro del comité electoral y de la máxima confianza del candidato, que insiste en que las encuestas se "equivocan" con sus malos pronósticos o están "manipuladas", como la del CIS. La denominación utilizada por Ferraz, "tripartito", no deja de ser una forma de darle la vuelta al sartenazo de los adversarios, ya que el PP empezó a hablar de "tripartito" cuando Sánchez ofreció un "programa común" a C's, Podemos y otras fuerzas si ganaba el 20-D. Otra persona del círculo del aspirante abunda: "¿Por qué van contra él y no contra Andrés Herzog [UPyD] o Alberto Garzón [IU]? Atacan al PSOE, pero la suya es una reacción de derrota".

Otra responsable del sanedrín de estrategia, al igual que una dirigente territorial muy cercana al líder, señala otro efecto que considera positivo del "todos contra Pedro": que puede "movilizar a la militancia", 'enchufarla' y activarla al ver a su jefe atacado por varios flancos. "Ha sucedido eso espontáneamente, tanto en las redes sociales como en el acto de Callao", abundaban estas fuentes. En la céntrica plaza madrileña se arremolinaron unas 400 personas para presenciar la firma del programa por parte de Sánchez -"Yo me lo tomo como un contrato con los ciudadanos. Las cuentas están hechas, cuadran"-, y para fotografiarse con él. El secretario general avanzaba lentamente por Callao y por la Gran Vía, hasta la plaza de la Luna, donde le esperaba su coche, a golpe de 'selfies'. Hasta ahora, la dirección admitía que las bases estaban algo frías, que no acababan de entrar en campaña. 

El PSOE explota el "todos contra Pedro" y empuja a Iglesias y Rivera a los extremos

"En realidad, nos temen. Pero no les vamos a dejar darnos un bocado más", gritó Guadalupe Martín, cabeza de lista por Toledo, en el mitin de la tarde, con Sánchez, Page y el expresidente manchego José Bono sentados en primera fila ante un auditorio de unas 1.500 personas (2.000, según Ferraz). 

C's "es la derecha" y Podemos "es IU"

De cara al esprint final hacia el 20-D, el PSOE, pues, pretende denunciar esa "comunidad de intereses" de PP, Podemos y C's para "destrozar" a Sánchez. Presentarlo como "víctima" del acoso de los demás puede encontrar la simpatía de los electores, anticipa un miembro del comité de estrategia. Además, el partido se lanzará a degüello contra los emergentes. ¿Cómo? "Situando fronteras -anticipa un miembro del comité de estrategia-. Dejando claro que C's es la derecha y que Podemos no deja de ser IU, por mucho que quiera ser el PSOE. ¿Hay que ser más agresivos? Pues está claro que si chillas más, te oyen más. Es el momento de sacar toda la artillería contra ellos". La primera dosis es un vídeo, lanzado este jueves, en el que aparecen Rajoy y Rivera -las "dos derechas", en palabras del candidato-, cuya novedad es precisamente esa, que un 'spot' de campaña sea protagonizado por líderes de otras formaciones. También se le fustigará por proponer, en su programar, eliminar el agravante penal para los hombres que maltraten a las mujeres, que sería una voladura de la Ley de Violencia de Género de 2004. 

El PSOE explota el "todos contra Pedro" y empuja a Iglesias y Rivera a los extremos

"La gente tiene que saber qué vota el día 20. C's pretende parecer más nosotros, y Podemos también. Por algo será. En política nunca ganan las copias", advierte un miembro del núcleo duro. 

Sánchez, Iglesias, Rivera y Santamaría, minutos antes del debate en Atresmedia, el pasado lunes. (EFE)
Sánchez, Iglesias, Rivera y Santamaría, minutos antes del debate en Atresmedia, el pasado lunes. (EFE)

Segunda línea estratégica: buscar la máxima polarización izquierda-derecha y con el PP. Y a ello cree Ferraz que contribuirá el cara a cara con Rajoy, el próximo 14 de diciembre. Un duelo que presentará el presidente de la Academia de la Televisión, Manuel Campo Vidal, y que emitirán, además de las dos cadenas principales de Atresmedia (Antena 3 y La Sexta), TVE y varios canales autonómicos, por lo que la dirección espera que tenga aún más audiencia que el del pasado lunes (48,2% de 'share', 9,2 millones de telespectadores).

Ferraz cree que el cara a cara contribuirá a acentuar la polarización: “Se trata de mostrar que hay dos opciones sólo: o Pedro o más de lo mismo“

"Los golpes de efecto de esta campaña han sido los debates. Todos. Solo queda el último, pero cada uno ha sido fundamental. El de Atresmedia ha marcado perfectamente el eje izquierda-derecha y cuál es la izquierda posible. Pedro lo ganó y se cumplió el objetivo: ver que solo había un presidente en el plató. Ahora se trata de decir que solo hay dos opciones: o Pedro Sánchez o más de lo mismo, como se está demostrando", indica una integrante del comité de estrategia. El secretario general aprovechará para atacar al jefe del Ejecutivo por la corrupción, "la razón por la que se ha escondido en los debates", y ya ha advertido, de hecho, que le sacará a relucir los SMS al extesorero Luis Bárcenas. El cara a cara ofrece la posibilidad de presentar a Sánchez "como el líder de toda la oposición contra Rajoy", ahondar en su imagen presidencial, que es por cierto lo que busca el nuevo ajuste del eslogan: de 'Un futuro para la mayoría' se pasó este miércoles a 'Un presidente para la mayoría'. 

Ganar en "naturalidad"

Los asesores del candidato apuntan a otra palanca de apoyo para grabar el mensaje: el programa, las propuestas. De hecho, tras el debate de Atresmedia la dirección insistió en que el socialista había sido el que más medidas había planteado frente a Rivera, Iglesias y la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría. El otro trampolín es "la calle", el contacto cercano con los ciudadanos, que Ferraz entiende que es uno de sus puntos fuertes. 

Pedro Sánchez, en 'El Hormiguero', este pasado martes. (EC)
Pedro Sánchez, en 'El Hormiguero', este pasado martes. (EC)

Sánchez reconoció en TVE que tiene que "ganar más en naturalidad" en los debates. Sin pretenderlo, señalaba una de las debilidades subrayadas por los analistas: su actitud más "fría", menos "pasional", que en el partido también le afean. En el comité electoral aseguran, no obstante, que desde ahora hasta el final la campaña irá ganando en "emoción". "Será más intensa y tendrá más piel, mucha más piel. Entramos ya en el terreno de los sentimientos", anuncian fuentes del órgano que dirige la estrategia. Un espacio, el de las emociones, que fue mejor aprovechado por Iglesias el pasado lunes, a juicio de los expertos, sobre todo con su efectista minuto final, puño en el pecho incluido. 

El candidato socialista ha desfilado por todo tipo de programas de televisión. No solo de información, sino también de entretenimiento. En las últimas dos semanas, ha pasado por 'El Hormiguero', 'Qué tiempo tan feliz' y 'En la tuya o en la mía'. Y no ha podido desprenderse de la etiqueta de político algo frío. Los suyos le defienden: "Ni antes, cuando nadie iba a este tipo de formatos, era banal ni ahora es un clon de Iceman, se exagera demasiado". "Él es así, aunque en los debates hay mucha presión y se muestre algo más tenso o cansado", le respalda otra fuente. 

La campaña, no obstante, está siendo "durísima" para Ferraz, y así lo acusan sus responsables. Por la lucha voto a voto por el jugoso 'pack' de los indecisos, un 41,6%. Aunque el candidato también tiene en su contra no solo la presión de las encuestas y de sus rivales, sino la interna. Se juega su pellejo el 20 de diciembre. Y las propias siglas de su partido. 

[Para más información y consultar otros datos, puedes descargarte gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20-D, tanto para dispositivos Android como para teléfonos y 'tablets' de Apple]
 

Sánchez: "Ciudadanos pide el voto para gobernar con el PP y Podemos, para ganar al PSOE"

Pedro Sánchez insistió este miércoles en Toledo, en el palacio de Congresos de El Greco, que sólo su partido puede asegurar el cambio en La Moncloa. "Un partido como Ciudadanos pide el voto para gobernar con el PP y otro partido como Podemos pide el voto para ganar al PSOE. Nosotros pedimos el voto para crear empleo con derechos, reconstruir el estado de bienestar y para echar al amigo de [Luis] Bárcenas de La Moncloa y ganar al PP". 

El candidato no quiere hablar de alianzas. "Antes de pactar y de acordar, lo primero hay que ganar a la derecha y al PP", apremió a los 1.500 congregados. Y de eso está seguro el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page: vencerán los socialistas, aseguró, y su aspirante llegará al poder, pese a la ofensiva conjunta de PP, Podemos y Ciudadanos. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios