en un mitin celebrado en sevilla

Rajoy da por acabada la etapa de Sánchez: aconseja al PSOE organizarse mejor

El PP celebra la victoria de Saénz de Santamaría en el debate, insiste en la importancia del equipo y la experiencia y sin querer decirlo dan por perdedor al candidato socialista

Foto: Mariano Rajoy durante el acto de campaña celebrado en Sevilla. (Reuters)
Mariano Rajoy durante el acto de campaña celebrado en Sevilla. (Reuters)

Mariano Rajoy no arriesga ni en los mítines. En una pequeña terraza de Sevilla, a orilla del Guadalquivir, después de visitar una residencia de ancianos de la orden San Juan de Dios, donde fue agasajados con villancicos flamencos, tras un paseo multitudinario por el centro de la ciudad, que es estos días un hervidero de gente, el presidente del Gobierno protagonizó un acto con poco aforo y sin ninguna sorpresa en su discurso. Plano y sobre seguro. Lo más llamativo fue el dardo envenenado que lanzó a Pedro Sánchez, contra quien protagonizó un ataque directo. Al PSOE le advirtió que “después del lío que organizaron no pueden decir que tienen unas recetas increíbles porque no es creíble”. El consejo: “Que pasen una etapa tranquilos y organizándose bien, viendo como pueden organizar las cosas mejor en el futuro”. Sutilmente daba por acabada la etapa de Pedro Sánchez, casi, con tono paternalista, lo mandaba al rincón de pensar, justo después de que muchos lo señalen como perdedor del debate de Atresmedia.

El mensaje central de Rajoy pasa por presentarse como la apuesta segura. “Si perseveramos en las políticas y actuamos con sentido común y cabeza esto va a ir muy bien. No podemos dar marcha atrás”, avisó. “Experimentos poquitos, en la vida conviene pensarse las cosas, mirarle la cara a uno y otro y andarse con mucho cuidado”, alertó sobre los partidos emergentes.

Mariano Rajoy: "El debate lo ganó Soraya Sáenz de Santamaría"

Poco antes Rajoy, que ha pasado el puente en Andalucía y entre acto y acto ha aprovechado para descansar con su familia en Doñana donde vio el debate en la televisión, proclamó como ganadora a Soraya Saénz de Santamaría. Ella, dijo, conoce los temas “desde la cocina”. Él podría haber ganado o no, aseguró al más puro estilo gallego.

El PP cree firmemente que acertó con la ausencia de Rajoy o eso transmite con total seguridad pese a las voces que alertan del riesgo de haber dejado su atril vacío. Equipo fue la palabra más repetida. Sobre el resto de candidatos dijo que “cada uno hizo lo que puedo”. Sin embargo, al juzgar por su intervención posterior en el mitin, no cabría muchas dudas de que da por perdedor a Sánchez. Fuentes del PP no ocultaron que esa es la sensación general en las filas del partido. Incluso señalan que no les hace ni gracia que Pablo Iglesias se impusiera al socialista.

Rajoy cierra hoy en Sevilla un periplo de tres días por Andalucía, comunidad que no volverá a pisar en campaña electoral y a la que se  ha dedicado con esmero en las últimas semanas. Desde la vuelta de la vacaciones ha sido uno de sus territorios clave, tanto en su papel de presidente del Gobierno, encadenando todo un serial de inauguraciones de obras públicas, como candidato del PP, visitando muchos pequeños y medianos pueblos, tratando de pescar en un voto rural que es tradicionalmente de los socialistas, y dedicándose sobre todo a Málaga, donde ha echado el resto. El mordisco de Ciudadanos al PP en Andalucía, según el último CIS, sería importante. El descalabro de los populares en la comunidad andaluza puede erosionar gravemente sus resultados finales.

El PP cree firmemente que acertó con la ausencia de Rajoy o eso transmite con seguridad pese a las voces que alertan del riesgo de haber dejado su atril vacío

Los populares andaluces, encabezados por su presidente, Juan Manuel Moreno Bonilla, se muestran encantados con esta presencia intensa de Rajoy en Andalucía. “Y ahora que voy a hacer sin ti, te echaré de menos”, le dijo Moreno Bonilla a su líder. El presidente del PP de Sevilla, Juan Bueno, le felicitó por saber recitar de carrerilla en el programa televisivo de Bertín Osborne más de diez pueblos de la provincia de Sevilla. Rajoy fue mordaz con el ayuntamiento de Sevilla, que pasó en mayo de manos del PP de Juan Ignacio Zoido al socialista Juan Espadas, que gobierna con el apoyo puntual de Participa Sevilla e IU.

Zoido es ahora el número uno al Congreso por Sevilla y todavía respira por la herida de haber perdido la alcaldía sevillana a manos, insistió varias veces, de un “tripartito”. Hasta Rajoy se metió en política municipal, aludiendo a la decisión del consistorio de retirar el bonobús gratuito para todos los pensionistas y vincularlo a un mínimo de renta“. Yo desde luego no le voy a quitar el bonobús a nadie, toma política social. Para que den lecciones”, proclamó.

Pocas novedades. Rajoy camina sobre seguro, pisando el terreno que conoce y sin asumir riesgos. Sigue optando por paseos por la calle y contacto directo con la gente, todo aparentemente muy espontáneo pero perfectamente controlado por la gente que le acompaña. Se declara del Betis, del Sevilla y “de todos los demás”, en alusión a los equipos de fútbol. “No me metáis en líos”, proclamó entre risas. El PP insiste en que ellos salvaron España y son los único de traer “certidumbre” al país. Rajoy tira de optimismo y machaca con la recuperación económica, la unidad de España y la lucha contra el terrorismo. Los trances difíciles se los deja a su vicepresidenta y los suyos le aplauden a rabiar.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios