Podemos, cuarta opción con 5-6 escaños

ERC ganaría por la mínima a Democràcia i Llibertat de Artur Mas el 20-D

El partido de Junqueras conseguiría 9-11 escaños, mientras que la 'marca' de Artur Mas a la generales lograría 9-10. Ciudadanos y el PSC estarían empatados con 8-9 asientos en el Congreso. El PP, con 5

Foto:  El lider de ERC, Oriol Junqueras, durante la presentación de la candidatura de esta formación para las generales. (EFE)
El lider de ERC, Oriol Junqueras, durante la presentación de la candidatura de esta formación para las generales. (EFE)

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Ciutadans son las revelaciones de las próximas elecciones legislativas. Los republicanos pasarán de tres míseros escaños a ganar las elecciones y los de Albert Rivera se sitúan en un reñido tercer puesto, disputándolo a los socialistas. No obstante, hay un cuádruple empate técnico. Eso en escaños, porque en intención de voto, va ganando Esquerra. Así lo certifica la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO, el CIS catalán). El 13,5% votaría a los republicanos, frente al 9,7%, que lo haría al Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), el 9,6% a Ciutadans (C's), el 8,5% a Democràcia i Llibertat (DiL, la marca blanca de Convergència) y el 8,2% a Podemos. El PP se quedaría descolgado con solo un 3,4%. Claro que los encuestados, en las anteriores elecciones, habían votado mayoritariamente a PSC (18,7%), CiU (15,2%) y ERC (13,8%).

En la estimación de voto sobre el porcentaje de voto válido, los números varían: ERC llega al 17,9%; DiL se queda con un 17,5%; Ciutadans, con el 16,6%; el PSC, con el 16,2%; En Comú Podem (con ICV y Podemos), el 14%, y el PP, el 12,8%. En escaños, esos resultados significarían prácticamente un empate de los cuatro primeros, ya que Esquerra podría obtener entre nueve y 11 diputados, frente a los 9-10 de DiL y los 8-9 de C's y PSC. En Comú Barcelona bajaría a cinco o seis y PP cerraría la lista con cinco.

Artur Mas en la presentación de su nuevo partido. (EFE)
Artur Mas en la presentación de su nuevo partido. (EFE)

El debate independentista, en esta ocasión, tendrá una especial incidencia en estos comicios: el 45,5% de los catalanes votará de acuerdo con las propuestas de cada partido para dar respuesta a la crisis económica, pero el 43,2% lo hará por “la posición de cada partido sobre la relación entre Cataluña y España”.

En unas nuevas elecciones al Parlamento autonómico, Junts Pel Sí ganaría de largo, ya que obtendría el 31,1% de los sufragios (el 27-S obtuvo el 29,55%), frente al 13% de Ciutadans (obtuvo el 13,36%), el 8,6% del PSC (obtuvo el 9,5%), el 7,8% de Catalunya Sí que es Pot (obtuvo el 6,67%), el 3% del PP (obtuvo el 6,34%) y el 9% de la CUP (obtuvo el 6,13%). Traducido a escaños, sin embargo, JxS bajaría a una horquilla de 58-60 diputados (tiene 62), mientras que Ciutadans podría alcanzar los 28-31 (tiene 25), el PSC se quedaría con 15-17 (tiene 16), los ecosocialistas bajarían a unos 9-11 (tienen 11), el PP  bajaría algo, situándose en nueve o 10 (tiene 11), y la CUP quedaría entre 10 y 11 (tiene 10).

El independentismo mantiene la mayoría en el Parlament

¿Por qué ese desfase? En el recuerdo de voto, el 35,6% de los encuestados había votado a JxS y el 9%, a la CUP, mientras que solo el 3,6% había votado al PP. Los porcentajes de encuestados de PSC y de Ciutadans también están por debajo de los votos del 27-S. Con esas muestras, evidentemente, los resultados han de sufrir una desviación importante para favorecer el voto independentista, ya que casi el 45% de los encuestados son votantes de JxS o la CUP.

No un Estado catalán

A la pregunta concreta de si quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente, el 46,6% votaría sí, mientras que el 48,2% se muestra contrario. En el anterior sondeo, los partidarios del sí sumaban el 46,7% y el no alcanzaba el 47,8%.

Manifestación independentista. (Reuters)
Manifestación independentista. (Reuters)

No obstante, la gran mayoría también señala que Cataluña “tiene un nivel insuficiente de autonomía” (un 64,1%), un porcentaje destacado frente a los que defienden que su nivel es suficiente (un 23,8%). En este sentido, un 40% prefiere que Cataluña sea un Estado independiente, frente al 24,6% que quiere que sea una comunidad autónoma, un 24,5% que quiere que sea un Estado dentro de una España federal y un 5% que quiere que sea una región de España.

Otro dato de interés es que el 77,6% de los encuestados da un suspenso como una catedral a la confianza que le merecen los políticos españoles, y solo el 21,9% les da credibilidad, aunque en su mayoría (un 13,3%) les aprueba con solo un cinco sobre 10 puntos. Lo mismo cabe decir de la actitud del Gobierno español, que suspende para el 76,8% y aprueba para el 22,5%, de los que la mitad se decantan por el cinco de nota, o sea, aprobado raspado.

A diferencia de la encuesta de octubre pasado, los simpatizantes de Junts Pel Sí encuestados son solo el 28% (eran el 29,2% en la anterior oleada) y los de la CUP son ahora el 7% (eran el 12,3% en la anterior). Respecto al sentimiento de pertenencia, el 35,2% se siente tan español como catalán, pero el 24,6% se siente más catalán que español y el 27,6%, solo catalán. El 48,8% también se siente plenamente identificado con la afirmación “soy un catalán que vive en Cataluña", seguido a mucha distancia por la de “soy un español que vive en Cataluña”, que solo admite un 19,68%.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios