ALEGA QUE "NO ES EL MOMENTO"

El PSOE no se plantea acudir a la manifestación contra los bombardeos en Siria

La dirección de Sánchez entiende que las circunstancias son distintas a las de 2003, ya que ahora no se está planteando enviar tropas sobre el terreno, aunque sigue compartiendo el 'No a la guerra'

Foto: Pedro Sánchez y Antonio Hernando, durante el minuto de silencio que se guardó en el Ayuntamiento de Getafe el pasado 15 de noviembre. (EFE)
Pedro Sánchez y Antonio Hernando, durante el minuto de silencio que se guardó en el Ayuntamiento de Getafe el pasado 15 de noviembre. (EFE)

El 'No a la guerra' que se gritaba en 2003, con motivo de la intervención en Irak, "continúa formando parte" de lo que defiende el PSOE. Ahora, 11 años después, las circunstancias son completamente distintas, y a ellas se remite para explicar por qué, por el momento, la dirección no tiene previsto acudir a la manifestación convocada para este sábado por activistas, artistas y alcaldes de algunas ciudades con el lema 'No en nuestro nombre'. Una concentración en la plaza del Museo Reina Sofía de Madrid en repulsa por los ataques terroristas de "París y Líbano", por los "bombardeos contra la población civil siria", por los "recortes democráticos" y por la "política exterior belicista iniciada por [George] Bush-[Tony] Blair-[José María] Aznar". 

La cúpula de Pedro Sánchez entiende que no hay razones para apoyar esa manifestación ahora mismo. Porque "no es el momento", ya que no se puede hablar de invasión en Siria para luchar contra el Estado Islámico. Así lo afirmó este martes Meritxell Batet, número dos del PSOE en la lista por Madrid y coordinadora del programa. Fue en rueda de prensa en Ferraz, y a primera hora de la mañana lo había comentado en 'Los desayunos de TVE' el portavoz parlamentario e interlocutor socialista en el pacto contra el terrorismo, Antonio Hernando. "Nadie está planteando esa posibilidad de que tropas españolas participen en Siria", señaló. Y aún más: "Creemos que sería un error, como lo fue en 2003 [a Irak], enviar tropas a Siria, pero eso no lo plantea nadie ahora mismo". 

Batet 'corrigió' en cierta medida a su compañero, al recordar que Albert Rivera sí está de acuerdo con que España participe, siempre que haya cobijo internacional, de modo que es "el único partido" que propone "enviar tropas". La secretaria de Estudios y Programas añadió que Francia, que ha invocado la cláusula de defensa colectiva (artículo 42.7 del Tratado de la Unión Europea), no ha "concretado" qué tipo de asistencia demanda a sus socios. No obstante, París es la "quinta potencia militar", así que "difícilmente puede prestar" España ayuda en ese terreno. 

Meritxell Batet, en rueda de prensa en Ferraz el pasado 19 de octubre. (EFE)
Meritxell Batet, en rueda de prensa en Ferraz el pasado 19 de octubre. (EFE)

Tanto Hernando como Batet se refirieron a la proclama del 'No a la guerra'. "Lo compartimos todos", pero "las cosas a su debido tiempo y medida". "Cuando se produzcan los hechos", entonces se podrá hablar, pero no antes, completó la dirigente. Ese no es el criterio de los convocantes, algunos de los cuales son firmas conocidas, como los alcaldes de Barcelona (Ada Colau), Zaragoza (Pedro Santisteve) o A Coruña (Xulio Ferreiro), y artistas como El Gran Wyoming, Pilar Bardem o Montxo Armendáriz. Fuentes del partido indicaron que no está ni siquiera en estudio que se pueda secundar la manifestación. Al menos, a día de hoy. 

La cercanía del 20-D

Batet se escabulló cuando se le preguntó si el PSOE apoya los bombardeos que está llevando a cabo Francia en Siria. Insistió en la postura de su partido: que para enfrentarse al terrorismo yihadista, un "problema global", hay que desplegar varias líneas de actuación, como la cooperación y coordinación de los servicios de inteligencia y de las fuerzas de financiación, el estrangulamiento de las vías de financiación del Daesh o buscar la "complicidad" de la comunidad musulmana. Medidas que ya trasladó Sánchez a Mariano Rajoy. Los bombardeos, por tanto, son una "decisión de otros gobiernos, no del de España", y Francia es conocedora del "contexto y de las circunstancias"

Batet amonesta a Ciudadanos, porque es “el único partido“ que defiende el envío de tropas a Siria, aunque bajo cobijo internacional

En el ánimo del PSOE pesa, como en el del Ejecutivo, la cercanía de las elecciones generales del 20 de diciembre. Pero también la firma del pacto antiterrorista -al que ahora se sumará Ciudadanos- y la sintonía ideológica obvia con el socialista François Hollande. En todo momento, la dirección ha evitado criticar la posición de París. Se ha dejado guiar por la prudencia y por esquivar el choque directo con Rajoy, más allá de urgirle a que adopte una postura "clara". 

"Potenciar el disfrute de la vida"

Ferraz había convocado la rueda de prensa para explicar sus medidas de conciliación de cara al 20-D [consúltalas aquí en PDF]. Y por eso compareció Batet acompañada del coordinador del área económica del programa, Jordi Sevilla. Ambos concedieron mucha importancia a esta parte, puesto que afecta directamente a 22 millones de personas activas y a otros 10 millones de inactivos, y supone un cambio cultural fundamental. Como explicó el exministro, se trata de la "libertad individual", del "derecho a decidir de las personas", de la distribución de su tiempo de trabajo y ocio, y también de cómo casarlo con una organización social "competitiva y productiva". Por tanto, "no es un tema menor", sino una reforma "estructural". 

El PSOE lanza su plan de conciliación laboral, que incluye dar un bonus de cotización de dos años a las mujeres por cada hijo nacido o adoptado

Los objetivos que se marca el PSOE, según desgranó Batet, son los de "trabajar para vivir", "potenciar el disfrute de la vida y del ocio" y garantizar el "derecho" de los niños a estar con sus progenitores. El plan, "transversal", afecta a distintas dimensiones. Tiene una vertiente económica, pues supondría "aumentar la productividad" y aprovechar "mejor" las nuevas tecnologías y los avances sociales. Influye en el bienestar, porque se ganaría tiempo de ocio y de actividad social y se reducirían tasas como la de siniestralidad y de contaminación. Y tercera dimensión: facilitaría el acceso y la permanencia de la mujer en el mundo laboral y también un reparto de las cargas más "equitativo", de forma que se mejoraría la "conciliación" y la "corresponsabilidad" de los dos progenitores. 

¿A qué medidas se refiere el PSOE?

  • Extensión de la "flexibilidad horaria". Las empresas que apuesten por la conciliación recibirán un "sello de horario racional", y estas tendrán una "valoración positiva adicional en cuanto a ofertas de contratación pública" y se beneficiarán de una "deducción en el Impuesto de Sociedades". Un doble incentivo para que las compañías impulsen esa racionalización. 
  • Permisos por nacimiento. El PSOE quiere que los permisos de paternidad y maternidad sean obligatorios e intransferibles, y se puedan disfrutar de forma paralela o secuencial. Los socialistas ya explicaron que quieren que se levante la moratoria que pesa aún sobre el permiso de paternidad y pase a las cuatro semanas, con el objetivo (sin plazo) de que se iguale al de las madres, que es de cuatro meses. 
  • Reconocer a todas las mujeres un bonus de cotización por cada hijo nacido o adoptado a efectos del cálculo de las pensiones, de manera que el hecho de haber tenido un hijo "no perjudique la pensión" que luego se obtiene. La medida se aplicaría, pues, a todas las mujeres y solo a las mujeres porque, como recordó Sevilla, es a ellas a quienes se "penaliza" por ser madres a lo largo de su carrera laboral. Ese bonus de cotización correría "a cargo del Estado". El PSOE no facilitó el importe. "Lo que sí sabemos es el coste de no hacerlo, que es el techo de cristal para las mujeres, la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, la baja natalidad y la baja productividad de nuestra economía. Comparado con eso, creo que merece la pena intentarlo", defendió el exministro. 

Los socialistas también quieren premiar a las empresas con horarios racionales, con pluses en las ofertas de contratación y rebajas en Sociedades

  • Cambios de la fiscalidad en materia de igualdad. El PSOE quiere revisar el sistema de tributación conjunta del IRPF para "incentivar la incorporación de las mujeres". 
  • Universalización de la oferta pública de la escuela infantil de cero a tres años, logrando que "todo el que solicite una plaza, tenga acceso a ella". 
  • Que los horarios escolares sean "compatibles y adaptados a las necesidades de los padres". 
  • Poner coto a los deberes escolares "abusivos". Según explicó Batet, los niños españoles "están entre los que más tiempo dedican" a hacer tareas extraescolares, y para ello se promovería un acuerdo con las autonomías y la comunidad educativa para procurar que se respete el tiempo de ocio de los alumnos. 

Sevilla expresó su convicción de que, poco a poco, España sea capaz de acoplarse a los ritmos europeos. Y para eso se necesita la participación de toda la sociedad, ya que los cambios culturales solo "se inician" a través de una norma. Al exministro le avala su experiencia en Administraciones Públicas, cuando implantó el Plan Concilia. De ahí que espera que las empresas se involucren.

El cambio de los hábitos afectaría, pues, a la Administración General del Estado, que tendría que "predicar con el ejemplo", las Cortes Generales y otras instituciones públicas, las empresas privadas o incluso las televisiones, adelantando su 'prime time', la franja reservada a sus contenidos estrella, que en la mayoría de las cadenas comienza hacia las 22:30 horas.

[Consulta el plan íntegro de conciliación del PSOE en PDF]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios