REUNIÓN DEL CANDIDATO CON CCOO Y UGT

Sánchez no concreta si subirá el coste del despido, como le piden los sindicatos

Toxo y Méndez quieren "derogar" la reforma del PP y "recuperar derechos indemnizatorios" de los trabajadores. El candidato no aclara ese aspecto y lo hace descansar en el diálogo social

Foto: Pedro Sánchez, flanqueado por Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, líderes de CCOO y UGT, este 6 de noviembre en el hotel AC Carlton de Madrid. (EFE)
Pedro Sánchez, flanqueado por Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, líderes de CCOO y UGT, este 6 de noviembre en el hotel AC Carlton de Madrid. (EFE)

El PSOE sigue dando vueltas a la reforma laboral. Pedro Sánchez proclama que derogará "toda" la normativa aprobada por el PP en 2012, pero no aclara si su voluntad es tocar al alza la regulación por despido de primeras, nada más acceder al poder. 

Y eso es precisamente lo que le pretenden CCOO y UGT, cuyos secretarios generales, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, se reunieron con el secretario general de los socialistas en un hotel de Madrid. Las dos centrales desean que se recuperen derechos laborales perdidos, entre los que se incluye el coste del despido -abaratado con la reforma del PP de 2012-. Pero Sánchez, en rueda de prensa posterior, preguntado explícitamente por si su voluntad es aumentar la indemnización, no quiso concretar. 

Se reafirmó en su postura ya conocida: se anulará la legislación del PP y se negociará a continuación un nuevo Estatuto de los Trabajadores. "La posición del PSOE es clara y nítida: vamos a derogar la reforma laboral con un decreto ley y vamos a abrir un proceso de diálogo con los sindidatos y empresarios para hacer un Estatuto de los Trabajadores que sea una carta de derechos laborales perdidos estos cuatro años". Es decir, que se trata de un cambio en dos pasos. En primer lugar, su Gobierno revocaría cuestiones claves como precariedad, desigualdad y negociación colectiva. Y más tarde estaría listo un nuevo Estatuto en el que los agentes sociales pactarían la indemnización.

"Más concreto no puedo ser"

Se le preguntó a Sánchez incluso por el aumento del coste de 33 a 45 días, en el caso del improcedente, y de hacer más complicado a los empresarios acogerse al despido por causas económicas (que conlleva una indemnización de 20 días por año trabajado). Tampoco se mojó. Lo que el PSOE llevará en su programa, dijo el secretario general, será "recuperar la causalidad de los despidos y la razonabilidad y la proporcionalidad de los expedientes de regulación de empleo y fortalecer la tutela judicial efectiva que quebró el PP". O sea, que endurecerá los motivos para poder despedir, un detalle que hasta ahora no había precisado. "Más concreto no puedo ser", se excusó. Sánchez se mostró "encantado" de que se le exija a su formación un mayor detalle, y lo contrapuso a la actitud de Ciudadanos, que "no concreta para nada para evitar la carga ideológica que tienen muchas de sus propuestas, como el contrato único o los copagos sanitarios y educativos", y a la de Podemos, "que de tanto querer asaltar los cielos, se quedaron en el cielo y no concretan sus propuestas, que se quedan en propuestas débiles". 

Sánchez sí explicita que el programa sí incluirá recuperar la causalidad del despido, fortalecer la tutela judicial y la razonabilidad de los ERE

Pero los sindicatos quieren ir más allá. Fernández Toxo fue explícito: lo que desean las centrales es "derogar" la reforma del PP y "reponer derechos". "Queremos que se recuperen los derechos indemnizatorios", señaló, con rotundidad. Y en la misma línea habló Méndez: se trata de "derogar y reponer" para evitar que haya "un vacío" legislativo. "Dentro de esa derogación [de la normativa del PP], hay que abordar todos los elementos", como la "entrada" al mercado laboral (la contratación), la permanencia en el centro de trabajo y "la salida del mercado de trabajo, el despido".

Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa, con los líderes de CCOO y UGT escuchando su intervención. (EFE)
Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa, con los líderes de CCOO y UGT escuchando su intervención. (EFE)

"Y hacerlo todo con el objetivo de recuperar derechos", insistió el secretario general de UGT, que subrayó que es igual de importante el cambiar la cultura laboral, en el sentido de que la extinción del contrato no sea el único mecanismo de ajuste en las empresas. Ambos secretarios generales dejaron ver, en consecuencia, que no están de acuerdo al cien por cien con el planteamiento en dos fases sugerido por el PSOE, ya que entienden que en la derogación, vía real decreto ley, se han de poner los nuevos pilares del mercado laboral, lo que comprende volver a la antiguar cuantía, entre otros asuntos. 

Apaciguar el frente interno

Los dos líderes sindicales sí hicieron hincapié en que la indemnización no es sólo la única vertiente que concierne al despido. Hay elementos tanto o igual de importantes. Méndez explicó, en esa línea, que la reforma del PP ha "descausalizado el despido" -haciendo que los empresarios puedan recurrir al objetivo de manera fácil-, "debilitado la tutela judicial" y "reducido la indemnización". "Esos tres elementos hay que recuperarlos", explicitó. Y puso un ejemplo: no sirve de nada hacer más caro el fin de un contrato si romperlo es muy sencillo. "Es un tema más complejo, no sólo es la cuantía".

Los sindicatos confían en que el PSOE incluya en su programa, ahora en fase de estudio de enmiendas, un compromiso más explícito en una cuestión clave

A todas estas peticiones de las dos principales centrales, el candidato socialista les dijo, según trasladaron Toxo y Méndez, que el programa electoral no se ha cerrado del todo. De hecho, Ferraz ya ha recibido las 3.000 enmiendas al borrador. Este domingo, las empezará a cribar en comisión, de forma que quede todo más o menos encauzado de cara a la Conferencia Política del 14 y 15 de noviembre, donde sí se aprobará finalmente. De ahí que Sánchez eludiera dar más detalles. "Esperamos que estas inquietudes, que son de primera magnitud, tengan reflejo en el programa electoral definitivo". 

Sánchez, Méndez y Toxo con el resto de dirigentes del PSOE y las centrales, este 6 de noviembre. (EFE)
Sánchez, Méndez y Toxo con el resto de dirigentes del PSOE y las centrales, este 6 de noviembre. (EFE)

Si el candidato insiste en los últimos días en que anulará "toda" la reforma laboral es porque esa corrección sí se incorporará al programa, tal y como demandaban varias federaciones. Entre ellas, aunque no sólo, Andalucía. En el borrador, se indica que los socialistas derogarán "con carácter inmediato los aspectos" de la legislación del PP "que establecen un modelo de empleo precario y de bajos salarios, y un sistema de relaciones laborales sin equilibrio de poder entre trabajadores y empresarios". Ahora, pues, y como adelantaba este viernes 'El Mundo', se precisará que es una derogación "total" para apaciguar el frente interno, aunque en el fondo aún no se haya acabado de aclarar qué pasa con un tema mollar, como es la indemnización por despido. 

En lo que sí coincidieron los tres líderes fue en la necesidad de "reconstruir el Pacto de Toledo" ante la amenaza de que la Seguridad Social quede "resquebrajada" por el Gobierno del PP. Sánchez abogó por abrir un diálogo que garantice la sostenibilidad del sistema de pensiones para las próximas décadas. También apostó por blindar los derechos laborales en la Constitución, como recordó otros dos aspectos que ya están en su borrador de programa: acabar con la desigualdad laboral de hombres y mujeres y elevar progresivamente el salario mínimo interprofesional hasta el entorno de mil euros en ocho años. 

>zr秶y)܅ܢyh,׫z^*'z̔

-^z^'Zz޾+-i׏yJw!{7('iȨ׳Nh)݉׳2w^ڲǫzW,y޵zuOH;^MxVz֦n)rbz'j(r&ZzZ޲'yץj眢yq^肶i^hk+v$)ek)hǜZ*,uz&hI2'zZ*]zV.+}^Lj{ץis.ѡ.h&qh-":zz[zޱޖ-zP嶉xƝ'gn

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios