Es noticia
Menú
Rajoy se pone al frente de “todos los españoles” y convierte Cataluña en su oportunidad electoral
  1. Elecciones Generales
la economía se queda en un segundo plano

Rajoy se pone al frente de “todos los españoles” y convierte Cataluña en su oportunidad electoral

El presidente del Gobierno abandera un frente común, llama a la unidad de todos los partidos y deja claro que la respuesta a Cataluña depende de “los 45 millones de españoles”

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

Una intervención breve pero centrada en el desafío secesionista de Cataluña. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está dispuesto a convertir el problema catalán en su gran oportunidad electoral el próximo 20 de diciembre, y todo apunta a que centrará su campaña en este discurso político. Tras la reunión con Pedro Sánchez y el anuncio de las citas con Albert Rivera y Pablo Iglesias en La Moncloa, Rajoy ha dejado claro que no quiere que Cataluña sea un problema de su Gobierno o de su partido sino de todos los españoles. Y él estará en la primera línea de ese ‘ejército’. En un acto electoral en la localidad cordobesa de Cabra, ha subrayado la idea de un frente común ante la declaración de independencia del Parlamento catalán. “Vamos a hacer frente todos juntos, todos los partidos políticos y todos los que nos sintamos españoles, que somos más de 45 millones de personas”, ha proclamado. “Si en algún momento un país tiene que estar junto, es hoy. Vamos a trabajar todos juntos a favor de una España unida”.

Rajoy ha sido más claro que nunca sobre su estrategia. Ha dejado claro que “lo que sea España” lo decidirán todos los españoles, “no el presidente del Gobierno ni un partido”. A todos ha pedido “unidad”, “proporcionalidad”, “inteligencia” y “prudencia” en la respuesta frente a quienes tratan de “liquidar la ley”. El mensaje, como no podía ser de otra forma, es esperanzador. “No lo van a conseguir”, “esto va a terminar bien”, ha asegurado entre aplausos. El mensaje de la recuperación económica ha quedado en un segundo plano. La promesa de creación de dos millones de empleos o la puesta en valor de la gestión de su Gobierno para evitar el rescate y salvar al “enfermo” han quedado sepultadas por la defensa de la unidad de España. “El pasado sirve para cosas, para aprender de los errores, pero donde vamos a vivir es en un lugar que se llama futuro”, ha avisado Rajoy.

​Andalucía, en rojo, como lugar prioritario

El Partido Popular ha señalado Andalucía como un objetivo prioritario para amortiguar un posible descalabro en las generales. El presidente y los ministros desembarcarán en la comunidad andaluza, donde el partido quebró su línea ascendente y acumula tres sonadas derrotas consecutivas en las urnas en menos de dos años. El PP repetirá en las generales el modelo de campaña de las pasadas andaluzas de marzo, que pasó con nota el examen interno del partido pese al estrepitoso pinchazo registrado en las urnas. Entonces Rajoy ya jugó un papel fundamental.

Según confirmaron fuentes del equipo del presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, la presencia del presidente del Gobierno y los ministros de su Gabinete se intensificará en los próximos 50 días de manera notable en la comunidad andaluza. Las matemáticas obligan. Andalucía, tradicional granero de votos socialistas, elegirá 61 escaños en el Congreso. Los populares tienen más que asumido que quedarán muy lejos de los 33 diputados, ocho más que el PSOE, y el 45% de votos que cosecharon en 2011 en plena 'ola antiZapatero’. Los sondeos internos encendieron las alarmas el pasado septiembre cuando datos en poder de Génova alertaron de una posible caída de hasta 13 escaños en Andalucía. El PP asume que mantener un resultado pasable en esta comunidad autónoma es fundamental para amortiguar la caída en las urnas que vaticinan las encuestas y mantenerse por encima del PSOE de Pedro Sánchez a una distancia que permita formar Gobierno. El reto, señalan fuentes populares, es que Andalucía siga siendo la comunidad que más escaños aporta al PP en el conjunto nacional. Un objetivo discreto pero clave, explican.

El PP todavía no tiene cerrado el calendario de campaña pero sí el modelo. Avisan de que no habrá grandes actos ni un mitin central en cada provincia andaluza sino que se potenciará el contacto directo del candidato con la gente, los paseos por la calle y actos de partido cortos, huyendo de formatos tradicionales e intervenciones interminables. De hecho, la agenda protagonizada por Rajoy esta tarde en la localidad cordobesa de Cabra reunía a la perfección todos estos ingredientes. Un paseo por un parque, visita a pie al ayuntamiento de la localidad, firma en el libro de honor y un breve acto de partido abierto y con la calle como escenario. Rajoy sonriente entre la gente y prestándose a cientos de ‘selfies’. Hubo hasta cántico de cumpleaños feliz para el alcalde, Fernando Priego, que soplaba 34 velas, uno de los regidores más jóvenes del partido. Rajoy ya se ha paseado por Andalucía más de lo habitual en las últimas semanas. Desde verano ha visitado Motril (Granada), Linares (Jaén), inauguró el puente de Cádiz y acudió a apoyar la candidatura a la Unesco de los dólmenes de Antequera (Málaga).

Junto al desembarco del presidente y los ministros, la campaña estará protagonizada por los números uno de las listas, aún por despejar y con un duro pulso interno entre los veteranos y quienes piden renovación, y por el líder del PP en Andalucía. Moreno Bonilla, que a un año y siete meses desde que tomó las riendas ha encajado ya tres elecciones y tres derrotas, también tendrá un papel protagonista. De hecho, según fuentes del PP-A, el dirigente andaluz echará a rodar su propia caravana electoral como hizo en las europeas, las andaluzas o las municipales. De momento, Javier Arenas, que esta jornada ha estado en Almería, sigue teniendo también un papel muy protagonista en la campaña.

En vilo a la espera de que se despejen las listas

En Andalucía todo el PP sigue en vilo y a la espera de que Rajoy señale a los candidatos en las listas electorales. Se espera un desenlace “inminente”, según fuentes del partido. Moreno Bonilla ha pedido renovación, pero todo apunta a que los veteranos volverán a doblarle el pulso. La gran incógnita sigue siendo la provincia por la que concurrirá al Congreso o al Senado Javier Arenas. Aunque el lugar natural sería Sevilla, pero allí las dos listas tienen aspirantes de peso. El exalcalde hispalense Juan Ignacio Zoido y José Luis Sanz, que vio truncada su aspiración a dirigir el PP andaluz en el último minuto cuando el dedo de Rajoy señaló a Moreno Bonilla, se perfilan como números uno. Con este último, que repitió un excelente resultado en las pasadas municipales como alcalde de Tomares (Sevilla), hay en marcha toda una operación de rehabilitación política tras salir absuelto por el Supremo de un posible caso de corrupción en su municipio. No obstante, muchos dentro del PP aseguran que Arenas sigue conservando una gran influencia en Rajoy y se impondrá si quiere a estos dos nombres.

La otra posibilidad que empieza a cobrar mucha fuerza es que vaya al Senado como número uno por Almería. Es curioso, porque Arenas ya es senador por la comunidad autónoma. Allí, la lista al Congreso parece que estará liderada por el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando. El exalcalde de Córdoba José Antonio Nieto se perfila como número uno por su provincia. Si Teófila Martínez (por Cádiz) y Celia Villalobos (por Málaga) logran su objetivo de repetir, quedará claro que el pulso interno lo han ganado una vez más los veteranos del PP.

Una intervención breve pero centrada en el desafío secesionista de Cataluña. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está dispuesto a convertir el problema catalán en su gran oportunidad electoral el próximo 20 de diciembre, y todo apunta a que centrará su campaña en este discurso político. Tras la reunión con Pedro Sánchez y el anuncio de las citas con Albert Rivera y Pablo Iglesias en La Moncloa, Rajoy ha dejado claro que no quiere que Cataluña sea un problema de su Gobierno o de su partido sino de todos los españoles. Y él estará en la primera línea de ese ‘ejército’. En un acto electoral en la localidad cordobesa de Cabra, ha subrayado la idea de un frente común ante la declaración de independencia del Parlamento catalán. “Vamos a hacer frente todos juntos, todos los partidos políticos y todos los que nos sintamos españoles, que somos más de 45 millones de personas”, ha proclamado. “Si en algún momento un país tiene que estar junto, es hoy. Vamos a trabajar todos juntos a favor de una España unida”.

Cataluña Mariano Rajoy
El redactor recomienda