“Nos jugamos la próxima década”

Las cinco balas de oro de Podemos para la campaña electoral del 20-D

El equipo de campaña, que se presentará esta semana, cuenta con varios ases en la manga para frenar la tendencia negativa y recuperar puestos en la parrilla de salida para las elecciones

Foto: Las cinco balas de Podemos para el 20-D (Enrique Villarino)
Las cinco balas de Podemos para el 20-D (Enrique Villarino)

Cansancio de los líderes, desmovilización de las bases, fracaso electoral del 27-S y caída constante en las encuestas. Durante el viaje de Podemos de la segunda a la cuarta posición en la parrilla de salida para las generales, en apenas seis meses, no solo se han quedado por el camino las expectativas electorales para “asaltar los cielos”, sino también las esencias fundacionales de lo que era una “herramienta política”, en lugar de una “maquinaria electoral”. Recuperar la ilusión, o al menos la confianza de quienes fueron seducidos por la formación en un primer momento, es el único objetivo al que ya se está dedicando la organización en su conjunto, desde los dirigentes y cargos públicos a todo el personal contratado.

El casi centenar de dirigentes que forman parte del consejo estatal del partido discutieron este sábado las nuevas líneas estratégicas para recuperar la 'pole position' bajo una clara consigna de Íñigo Errejón: “Nos jugamos la próxima década”. Esta semana se presentará también el equipo de campaña, a escasos dos meses de afrontar el reto para el que nació la formación, que cuenta con algunos ases en la manga para frenar la tendencia negativa. La solvencia del programa, sobre todo en el apartado económico, que ha sido desarrollado por economistas de reconocido prestigio internacional, el apoyo de algunos de los denominados 'alcaldes del cambio', principalmente de Ada Colau, las alianzas territoriales, los fichajes de candidatos independientes legitimados en sus respectivos sectores profesionales, el retorno de Juan Carlos Monedero para engarzar a los círculos en campaña o el esperado pero aún no confirmado debate televisivo con Pedro Sánchez son algunos de ellos.

1.- Colau y los 'ayuntamientos del cambio'

La participación en campaña de la alcaldesa de Barcelona, la regidora mejor valorada según la última encuesta del CIS, es uno de los activos con los que Podemos pretende resurgir de sus cenizas en Cataluña tras el fracaso electoral del 27-S. En las autonómicas, ni Colau participó en campaña ni su formación, Barcelona en Comú, pidió el voto para los de Pablo Iglesias. De cara al 20-D, la situación será completamente diferente. La candidatura municipalista no solo se movilizará con todos sus recursos, sino que tras tomar las riendas de la negociación con Podemos, se prevé que decida el cabeza de lista y que aporte recursos propios.

Con este cambio de estrategia, Podemos espera obtener una renta de 10 escaños, además de transmitir una imagen a nivel estatal que refuerce su vínculo con los denominados 'ayuntamientos del cambio'. En lo que se refiere puramente a la aritmética electoral, la ausencia de la CUP, fuera del juego de las generales, y la fuerza de las candidaturas municipalistas en Cataluña, que también gobiernan en Badalona, la tercera ciudad más poblada de la comunidad, dibujan un panorama esperanzador para Podemos. Serán la única papeleta de la izquierda rupturista y esperan recuperar el terreno perdido en territorios donde se impusieron a Ciudadanos en las municipales y que en las autonómicas quedaron por detrás.

El impulso en los ayuntamientos del cambio, para vender el eslogan del “sí se puede” al tiempo que se demuestra la capacidad para gestionar las instituciones, también se producirá en otras grandes ciudades como A Coruña, Zaragoza, Valencia o Cádiz. Sus respectivos regidores aguantan el envite de la oposición pese a gobernar en minoría y, como defiende Pablo Iglesias, son la muestra palpable “de que si gobernamos no se producirá el caos como querían hacer ver algunos”. Al igual que en Cataluña, se están tratando de cerrar alianzas con las mareas en Galicia y con Compromís en Valencia.

Ada Colau y Manuela Carmena, junto a otros de los denominados 'alcaldes del cambio'.
Ada Colau y Manuela Carmena, junto a otros de los denominados 'alcaldes del cambio'.

2.- Avales internacionales

La imagen de solvencia en la gestión, pero también en las medidas económicas, es una de las cuestiones que más obsesionan al equipo de campaña. Para ello, Podemos ha conformado un consejo internacional de asesores pilotado por una cincuentena de economistas de reconocido prestigio, como Thomas Piketty, James Galbraith o Vicenç Navarro. Con un gran atractivo mediático todos ellos, su apoyo y petición explícita del voto para Podemos es un valor añadido que no se desaprovechará. El hecho de que el PSOE incluya en su programa medidas similares a las que Podemos ya anunció hace meses, como el impuesto a los ricos o la renta mínima de inserción, ha reforzado a la formación morada en el discurso de que sus propuestas son solventes y realistas, además de darle la vuelta a tortilla para crear un discurso según el cual “los socialistas quieren parecerse a nosotros”, en lugar de al revés.

Pablo Iglesias quiere hacerse con la agenda internacional de los socialistas, en las que están tanto Piketty como el flamente líder del laborismo británico Jeremy Corbyn (el Pablo Iglesias británico). La cara B de los viajes internacionales del líder de Podemos se centró precisamente en hacerse con esta 'networking'. En su minigira del pasado mes de febrero por EEUU, por ejemplo, logró arrancar una reunión con el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, quien durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero formó parte de su comité de sabios.

Los apoyos de intelectuales españoles y de otros países, como ya lo hicieron tras las europeas Owen Jones, Noam Chomsky, Naomi Klein o Ken Loach, son otro activo a tener en cuenta. Al igual que miembros de Syriza o del hermanado Bloco de Esquerda portugués, que podría formar gobierno con el socialista António Costa.

3.- Monedero, motor para movilizar a las bases

El letargo en el que se encuentran los círculos de Podemos, es una de las principales dificultades que encara el partido para llevar la campaña electoral a todos los rincones del país. Conscientes de esta desmotivación entre parte de sus filas, que en las europeas llevaron el nombre de la formación hasta los ayuntamientos más pequeños, se ha decidido recuperar la figura de Monedero, guardián de las esencias de la formación, para que haga de enlace con las bases. Su papel consistirá en reactivar los círculos durmientes y revitalizar a los menos activos para movilizarlos de cara a la campaña. El objetivo es sumar el mayor número posible de voluntarios.

Durante las próximas semanas, Podemos también abrirá 'moradas' en las principales ciudades de España, centros sociales que se convertirán en “comités ciudadanos para llevar la campaña a la calle”. Para agilizar la apertura de estos espacios, y contar con el mayor número posible de locales coincidiendo con la campaña electoral, el Instituto 25M, 'think tank' vinculado a Podemos, les dará amparo jurídico. Desde la formación consideran que “contar con estos espacios puede suponer un salto cualitativo en la implicación de los simpatizantes de Podemos en la campaña”.

Pablo Iglesias, flanqueado por Vicenç Navarro y James Galbraith. (Reuters)
Pablo Iglesias, flanqueado por Vicenç Navarro y James Galbraith. (Reuters)

4.- Suficiencia económica para no improvisar

Podemos llegó a recaudar cerca de dos millones de euros mediante microcréditos, de simpatizantes y militantes, para financiar la campaña del 24-M. Una estrategia financiera para no depender de los créditos bancarios, pero sobre la que el propio Errejón, como jefe de campaña, resaltó sus deficiencias. Y es que la imposibilidad de conocer con suficiente antelación el dinero total de que se va a disponer, obligó a la improvisación y a una planificación semanal de la campaña, casi hasta el último día. En esta ocasión, el área financiera del partido, de la que es responsable Segundo González, ha diseñado un método para contar con fondos de manera anticipada y poder planificar mejor la campaña.

El portal de microcréditos de Podemos ofrece a los suscriptores la posibilidad de renovar el préstamo para apoyar, en esta ocasión, la campaña de Podemos a las elecciones generales. “Nos sentimos orgullosos de hacer posible que la financiación a través de microcréditos funcione y sea una fórmula que posibilita a los partidos depender exclusivamente de la ciudadanía y no de bancos o grandes empresas. Es decir, nos obliga a rendir cuentas solo a la gente y elimina los famosos y lamentables métodos de financiación al 3%”, apunta González. Sin intereses y sin obligar a grandes desembolsos, los microcréditos serán parte fundamental para planificar la campaña.

5.- Representantes de sectores profesionales

El pasado viernes se confirmó la incorporación como cabeza de lista por Las Palmas de la magistrada y portavoz adjunta de Jueces por la Democracia, Victoria Rosell. No es la única independiente que pretende atraer el voto del sector profesional al que representa, ni será la última, según fuentes de la dirección. Rosell se suma así al portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), Juan Antonio Delgado. El agente en activo del cuerpo concurrirá por Cádiz, aunque aún no se ha cerrado si lo hará como cabeza de lista o como número dos. Asimismo, el abogado David Bravo, especializado en derecho digital, concurrirá como independiente en la lista por Sevilla. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios