REUNIÓN DEL CONSEJO POLÍTICO A UN MES DE LA CONVOCATORIA ELECTORAL

El partido de Llamazares se aparta de los órganos de IU por discrepancias con Garzón

No comparte la estrategia de confluencia y buscará la unidad de la izquierda por su cuenta. La dirección de IU, mientras, mantiene su hoja de ruta pese al choque con Podemos y el bajón del 27-S

Foto: Cayo Lara saluda a Alberto Garzón durante la reunión del Consejo Político Federal de IU, este 3 de octubre. (EFE)
Cayo Lara saluda a Alberto Garzón durante la reunión del Consejo Político Federal de IU, este 3 de octubre. (EFE)

Ya metida en la harina de la confluencia desde hace meses, Izquierda Unida siente que ya no puede dar marcha atrás. Pese a que muchos de sus dirigentes anticipan que ya es imposible la unión con Podemos para las elecciones generales del 20 de diciembre, y pese a que las catalanas del 27-S evidenciaron el batacazo de la coalición Catalunya Sí que es Pot. No hay variación en la hoja de ruta. Razón, entre otras, del abandono temporal de los órganos de IU del partido de Gaspar Llamazares, Izquierda Abierta, oficializado este mismo sábado. 

Las relaciones entre IzAb y la cúpula de Cayo Lara se encontraban ya muy deterioradas desde las últimas semanas. El punto de inflexión se produjo el pasado 21 de septiembre. Entonces, la dirección no permitió la entrada a la ejecutiva federal de Montse Muñoz, coportavoz de IzAb, y Esperanza Martínez, con el argumento de que no se reafiliaron a la nueva federación madrileña. Un hecho que los gasparistas entendieron como una "expulsión" y una "purga política" a una sensibilidad política, a una minoría dentro de IU. IzAb se opuso al proceso de "desvinculación" de IU respecto a IUCM, consumado el pasado 14 de junio. En aquel momento se dio un plazo de tres meses a los militantes de IUCM para saltar a la nueva estructura montada desde Olimpo, la sede federal. Quien no lo hiciera, perdía el carné de IU y, por tanto, no podía pertenecer a los órganos de IU. 

Izquierda Abierta se dio dos semanas para pensarse qué hacer y cómo mostrar su desencuentro con el equipo de Lara. Ayer viernes, celebró su propio Consejo Político Federal y, pese a que había quienes eran partidarios de la ruptura total, al final se impuso la solución menos traumática: dejar de participar en los órganos federales de IU. No asistir a las reuniones. Sólo eso. Los gasparistas no dimiten de sus cargos (sí los ponen a disposición de Lara), ni rompen su carné de militantes de IU

Beatriz Talegón, Gaspar Llamazares, Tasio Oliver y Baltasar Garzón, el pasado 30 de septiembre. (EFE)
Beatriz Talegón, Gaspar Llamazares, Tasio Oliver y Baltasar Garzón, el pasado 30 de septiembre. (EFE)

Tras tomar su decisión, determinó que dos de sus dirigentes, Tasio Oliver y Antonio Cortés, acudieran a la reunión, este sábado, al Consejo Político Federal de IU, su máximo órgano de poder. Ambos después explicaron su posición a la prensa: el espacio de Ahora en Común se ha "desinflado", se ha "desdibujado", es un "erial", un espacio "empobrecido", por culpa, creen, del equipo de Garzón, ya que en algunos lugares, como en Madrid, se ha quedado prácticamente sola IU, ya que se marchó el grupo promotor, Equo prepara su salida inminente y Podemos nunca estuvo ni se plantea estar. Por lo tanto, IzAb no se siente "concernida" por el "fracaso" de la estrategia de confluencia con Ahora en Común diseñada por Alberto Garzón, y seguirá trabajando "en paralelo" para buscar a unidad con "una gran parte de la izquierda real, federal, de corte integrador, amplio y amable". 

No "subordinados" a Podemos

Los gasparistas son los impulsores de otro espacio de convergencia que fue presentado en sociedad el pasado miércoles, acto en el que participaron el exjuez Baltasar Garzón, la exdirigente juvenil del PSOE Beatriz Talegón, la abogada y cofundadora de IU Cristina Almeida, y la portavoz del círculo de Enfermeras de Podemos, Cristina Huelmo. Lo que no ha decidido IzAb es qué hará en caso de si la apuesta de IU por AeC se mantiene y no se mueve de ahí. Llamazares y los suyos no quieren una alianza "subordinada" a Podemos, sino un espacio de la izquierda transformadora "integrador". 

Cayo Lara y su número dos, Adolfo Barrena, se reunieron este viernes con IzAb para intentar conciliar posturas y aclarar que no ha habido “expulsión“

IzAb solicitó una reunión con la cúpula de IU. Y esta accedió. Tasio Oliver y Antonio Cortés se vieron ayer viernes con Cayo Lara y su secretario de Organización, Adolfo Barrena. La dirección expuso a IzAb, según subrayó el jefe del aparato a El Confidencial, que no ha habido ninguna "expulsión" de ninguna sensibilidad, que sólo se limitó a cumplir la resolución del 14 de junio, puesto que pasados tres meses de la misma sin reafiliarse, se perdía la condición de militante de IU y, por tanto, la posibilidad de permanecer en los órganos. "Hemos dicho que las puertas están abiertas a todo el mundo. A nadie se la ha vetado. Quien no está afiliado es porque no quiere, y la afiliación es un proceso puramente individual", aseguró. IzAb agradeció la entrevista y la distensión. 

La salida de los órganos de IzAb será temporal, mientras continúe el debate sobre la convergencia de cara a las generales y no se rectifique esa estrategia. Pero no cubrirá sus vacantes. En la ejecutiva, la decisión afecta a cinco personas: Gaspar Llamazares (portavoz en el Parlamento asturiano), Montse Muñoz, Antonio Cortés, Tasio Oliver y Esperanza Martínez. Sí permanecerán en los órganos los dirigentes que son a la vez coordinadores provinciales y regionales, caso de José María González, líder de IU en Castilla y León. 

El candidato "de la unidad popular"

Continuar con la estrategia de acercamiento a Podemos fue la propuesta que la dirección de IU llevó este sábado al Consejo Político Federal, su máximo órgano de poder, que componen más de 200 miembros, y que fue ratificada por 101 votos a favor (89,38%), 1 en contra y 11 abstenciones. O sea, participar en las primarias de Ahora en Común —Alberto Garzón concurrirá a las votaciones para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno—, que se celebrarán a mediados de este mes para después iniciar conversaciones con la formación de Pablo Iglesias. El problema es que AeC está cada vez más vaciada en algunos territorios, vista la salida del grupo promotor y la inminente partida de Equo. Podemos cree que no es el terreno de unidad adecuado con el que articular una lista conjunta, por lo que rechaza pactar con AeC. Además se suma otra dificultad: el nombre de Ahora en Común fue registrado ya ante el Ministerio del Interior por los impulsores de la plataforma, pero estos han reiterado que no está pensado para competir con Podemos. Así que se inscribió en septiembre una nueva marca, Unidad Popular en Común, que sí podría rivalizar contra Iglesias

Alberto Garzón, durante la reunión del Consejo. (EFE)
Alberto Garzón, durante la reunión del Consejo. (EFE)

Pero IU y Garzón no se rinden y mantienen el pulso. "Reafirmamos nuestro compromiso para construir una candidatura unitaria", dijo ante sus compañeros, desgranándoles previamente todo el camino recorrido hasta ahora. Señaló que AeC es el "espacio cómodo" que percibe IU para desplegar un programa "rupturista" que sea capaz de combatir a PP y PSOE. El diputado de IU reiteró que mantiene también su compromiso de presentarse a las primarias de AeC, representando "los principios y valores de IU", de la "izquierda feminista, rupturista", la que se implica con "los conflictos laborales" y pone el "acento en las clases sociales". Quiere ser "no sólo el candidato de IU, sino de la unidad popular". Pero como Podemos no quiere saber nada de AeC, en la práctica las dos vías de la izquierda divergen

Consulta a las bases, al final

Es decir, nada nuevo sobre el papel. Es más, la resolución que presentó Garzón al Consejo es la misma que se aprobó en la Presidencia Federal —el órgano de dirección inmediatamente inferior— hace un llamamiento a los territorios de la federación para que sigan trabajando en esos espacios unitarios. El resultado "final del proceso de confluencia" será consultado con las bases

Garzón entiende que la unidad popular es el único remedio "útil" para intentar frenar el bipartidismo y preservar las conquistas sociales. Aunque esa posibilidad cada vez se aleja más, como así lo verbalizan en los pasillos varios dirigentes que eran hasta ahora entusiastas defensores de la convergencia con Podemos. Estos entienden que ya no es posible porque Pablo Iglesias sigue dando portazo, porque el resultado de Catalunya Sí que es Pot ha desmoralizado a bases y cuadros —perdió un punto y dos diputados respecto a los que obtuvo ICV-EUiA en solitario en 2012—, y porque Podemos no puede pedir a IU ser su "lacayo", aceptando todas y cada una de sus condiciones

Críticas a la campaña de Podemos en Cataluña

Cayo Lara no se despega de la estrategia marcada por su candidato. Este sábado abogó por seguir trabajando por la unidad popular "en plano de igualdad", para intentar "abrir una brecha importante en las políticas neoliberales" y "garantizar la organización" (o sea, su supervivencia). Aunque el coordinador federal insistió, como en otras ocasiones, que IU debe seguir combinando la protesta, la movilización, con la propuesta alternativa, para aportarla a su vez a las candidaturas de confluencia. 

Cayo Lara y Alberto Garzón cargan contra Ciudadanos por “servir“ al Ibex 35 y por convertirse en “sostén del bipartidismo“ y de sus “políticas neoliberales“

Durante la intervención en abierto a los medios de Lara y Garzón, ambos se refirieron al resultado del 27-S. Atribuyeron el batacazo a la "polarización" de la campaña, entre el 'sí' y el 'no' a la independencia, lo que les impidió introducir su mensaje más social. El coordinador sí incluyó en su informe al Consejo Político (aunque no lo dijo verbalmente) una crítica a Podemos: cuestiona la "pluralidad" de la campaña, "manifiestamente mejorable". Considera que se escucharon "mensajes claramente desafortunados". El documento del líder de IU fue respaldado por 77 votos a favor (79,38%), 7 en contra y 13 abstenciones.

Los dos sí aludieron asimismo a Ciudadanos, la gran sorpresa de los comicios del 27-S, al saltar de 9 a 25 escaños y convertirse en segunda fuerza del Parlament. Lara señaló que la formación de Albert Rivera es "una organización política que va a servir a los intereses del bipartidismo porque está diseñada para ello". El diputado por Málaga, a su vez, alertó de que los dos grandes partidos, aunque "debilitado", está "repuntando" y una de las razones es el crecimiento de Ciudadanos, a la que definió como "sostén del bipartidismo", del PP en Madrid y del PSOE en Andalucía. Sostén, también, de "las políticas neoliberales". "Si no estamos a la altura de la historia, estos sujetos políticos, PP, PSOE y Ciudadanos, pueden ejecutar la reforma electoral más regresiva" y "lesiva", igual que una modificación constitucional dañina, recalcó. 

[Puedes descargarte el borrador del informe de Cayo Lara al Consejo Político Federal aquí]

Se amplía el plazo para los militantes de IUCM

En la reunión del Consejo también se aprobó una resolución sobre el despliegue de la federación madrileña montada por Olimpo. La principal novedad, como se esperaba, es que IU amplía el plazo de inscripción a la nueva estructura. Es decir, que aquellos que se vayan reafiliando podrán recuperar sus derechos como militantes. Un gesto de distensión hacia el sector Espacio Plural, un grupo bisagra de la antigua IUCM que tiene como principal dirigente al veterano Julián Sánchez-Vizcaíno, y que buscaba una pasarela para volver a la casa sin tener que verse "humillado" por las condiciones del texto del 14 de junio. 

Cayo Lara, durante la reunión del Consejo Político. (EFE)
Cayo Lara, durante la reunión del Consejo Político. (EFE)

En el punto sexto del documento [aquí en PDF], se dice que por cuestiones "técnicas" ("exceso de resentación de fichas y corrección de incidencias fundamentalmente") se ha "retrasado el proceso de afiliación a la nueva federación de IU en Madrid", el "reconocimiento y recuperación de derechos" como militantes (básicamente, preservar la antigüedad y el tipo y forma de pago de las cuotas) "se mantendrá para quienes se continúen afiliando y tendrá como fecha límite el cierre del censo de la I Asamblea de la nueva federación que se fijará con, al menos, dos meses de anticipación a la fecha en la que el Consejo Político Federal convoque la asamblea".

Dicho de otro modo: que se vuelve a abrir la ventanilla. Aquellos militantes de IUCM que se vayan dando de alta irán rescatando sus derechos, siempre y cuano lo hagan antes del primer congreso que celebre la nueva federación, cónclave para el que no hay fecha. Nunca sería antes de las próximas elecciones generales del 20-D. 

IU federal contabiliza ya 1.682 altas nuevas de militantes en Madrid. Ahora se da más tiempo para vencer resistencias e incorporar a Espacio Plural

Sin embargo, se recuerda el mismo impedimento que se ha explicado ya a IzAb: que "la participación en los órganos federales está necesariamente vinculada a la afiliación a la nueva estructura de IU". 

Además, se aprobó la creación, "con participación de miembros del Consejo Político Federal" afiliados a la nueva IU Madrid, personas "con responsabilidades provisionales de las asambleas provisionales", la Secretaría de Organización y de Finanzas —que pilota Adolfo Barrena—, de un "grupo de trabajo plural que haga el seguimiento del proceso, conozca y resuelva las diferencias problemáticas que puedan darse en relación con la afiliación a la nueva federación", dé soporte a las nuevas agrupaciones provisionales y prepare la nueva asamblea. Es decir, que se da vida a un comisión promotora que conduzca las riendas de IU Madrid hasta su primer cónclave. 

Gutiérrez: "No queremos alentar la dispersión"

Con todo ello, la cúpula de Lara pretende que el volumen de militancia vaya creciendo. Según los datos aportados por Barrena al Consejo, ya son 1.682 los que pertenecen a la nueva estructura. En la antigua IUCM tenían carné en torno a 4.000 personas. La resolución, aprobada por 54 votos a favor (91,52%), ninguno en contra y 5 abstenciones, tiende un puente a aquellos más reticentes, como a Espacio Plural, tal y como reconoció el secretario de Organización a este periódico. Quienes con seguridad no retornarán serán los integrantes de la vieja guardia de IUCM. O sea, las huestes de los excoordinadores regionales Ángel Pérez y Miguel Reneses, que han impulsado un nuevo partido, Convergencia de la Izquierda, y que se presentará oficialmente en las próximas semanas.  

Con este nuevo texto, IU flexibiliza su postura inicial del 14 de junio. Y también incluso corrige la propuesta de la ejecutiva de hace casi dos semanas, cuando se ampliaba el plazo, únicamente, una semana. Ahora se prorroga varios meses. Espacio Plural, según uno de sus principales dirigentes, Carlos Gutiérrez, considera que, "a falta de un análisis colectivo", "parece obvio" que IU federal "sale en búsqueda" de este grupo. Es decir, que la vuelta es posible. "Nosotros no queremos alentar la dispersión que vemos y no vamos a contribuir a montar más partiditos de izquierdas", dice Gutiérrez a El Confidencial. El acercamiento ha sido posible por el mantenimiento de las conversaciones con Barrena en los últimos días. 

Aún queda por ventilar, no obstante, la demanda judicial presentada por la antigua cúpula de IUCM. Fue admitida a trámite y Olimpo ha tenido que presentar alegaciones. Pero no hay señalada aún vista oral, según Barrena. Asimismo, ni Hacienda ni la Seguridad Social han pedido a la dirección de Lara que asuma el agujero dejado por IUCM, de unos dos millones de euros. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios