ENTREVISTA SECRETA

Garzón e Iglesias se reunieron el jueves pero no acercaron posturas sobre la confluencia

Al encuentro, que se celebró en la casa del diputado en Madrid, acudieron Íñigo Errejón e Irene Montero y los líderes de IU en Galicia y Cataluña. La cita se concertó a petición de estos dos dirigentes

Foto: Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en su primera y hasta ahora única reunión pública, el pasado 24 de junio en la sede de Podemos. (EFE)
Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en su primera y hasta ahora única reunión pública, el pasado 24 de junio en la sede de Podemos. (EFE)

Alberto Garzón y Pablo Iglesias se vieron las caras el pasado jueves por la tarde. Pero esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en junio, lo hicieron en secreto, sin cámaras delante, y no estuvieron solos, sino acompañados de dos dirigentes de IU (Yolanda Díaz y Joan Josep Nuet) y otros dos de Podemos (Íñigo Errejón e Irene Montero). Tampoco se informó ni antes ni después. Ni siquiera este sábado, cuando se reunió el Consejo Político Federal de Izquierda Unida, dio cuenta a sus compañeros del encuentro, a micrófono abierto, ni tampoco a puerta cerrada.

La noticia, adelantada por la Cadena Ser, fue confirmada a este periódico desde el entorno de confianza de los dos líderes. Y, según la versión del círculo de Garzón, no sirvió para acercar posturas acerca de la confluencia, el eje monotemático de discusión entre IU y Podemos desde el verano.

El mensaje que trasladó el diputado por Málaga es que él no "negociaba" nada con la formación morada. Que su apuesta firme, y única, es la de concurrir a las primarias de Ahora en Común (AeC), hoja de ruta que fue validada por cerca de un 90% del Consejo Político de IU.

Concentrado en las primarias de AeC

"Los equipos seguirán hablando, pero Alberto no formará parte de las conversaciones, que se seguirán manteniendo hasta el último minuto", ya que "se centrará en la candidatura a la Presidencia del Gobierno de AeC.

“Los equipos seguirán hablando, pero Alberto no formará parte de las conversaciones“, explican desde el entorno del parlamentario de IU

Desde IU niegan que el diputado dijera, durante su entrevista con Iglesias, que seguiría persiguiendo la confluencia hasta el último minuto pero que en público intentaría aparentar un mayor distanciamiento porque "no quiere aparecer como es él quien rompe".

Garzón e Iglesias habían venido hablando en los últimos días de la posibilidad de celebrar una segunda reunión, esta vez de forma reservada. Y se cerró "poco antes" de la cita, que fue en la tarde del jueves. "Ellos tienen una relación muy fluida. Hablan a diario prácticamente a través de Telegram [un servicio de mensajería instantánea semejante a WhatsApp]", comentan en el equipo del diputado de IU.

"Tener la mano tendida"

Desde Podemos confirmaron a El Confidencial la celebración de la reunión, que se concertó a petición de los dirigentes territoriales de IU en Galicia y Cataluña (EUiA), Yolanda Díaz y Joan Josep Nuet, respectivamente, donde las negociaciones para la confluencia están más avanzadas. La aceptación para celebrar el encuentro, que se celebró en casa de Alberto Garzón, se enmarca, según recalcan fuentes cercanas a Pablo Iglesias, en la voluntad del secretario general de “tener siempre la mano tendida". Díaz y Nuet estuvieron en la entrevista con Garzón e Iglesias, al igual que el secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, y la responsable de Movimientos Sociales, Irene Montero. Detalles que fueron a su vez confirmados por IU.

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, con el candidato de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, en un mitin de campaña del 27-S en Barcelona. (EFE)
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, con el candidato de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, en un mitin de campaña del 27-S en Barcelona. (EFE)

El objetivo con el que este acudió a la cita, según la formación morada, no fue otro que el de "continuar llegando a acuerdos con organizaciones que expresan la plurinacionalidad, y sobre todo espacios de protagonismo ciudadano a nivel provincial y regional" y escuchar a todo el mundo". "Y ese fue el espíritu que nos guió a acudir”, indican. Por ello cunde la sensación de que Garzón ha interpretado la reunión en una clave distinta a las intenciones que plasman la hoja de ruta de la formación morada, que sólo pasa por alcanzar acuerdos territoriales.

Las negociaciones de Podemos en busca de una candidatura de confluencia siguen enmarcándose a nivel territorial, provincia por provincia, por lo que explican que está la puerta cerrada a pactos a nivel estatal con otras fuerzas como IU, tal y como reclama el candidato de esta formación a las generales. Precisamente, en Galicia se ratificó este mismo viernes un preacuerdo político para una candidatura conjunta entre Anova, Esquerda Unida y Podemos-Galiza.

Cambio de perspectiva

Garzón no informó de su reunión con Iglesias en el Consejo Político Federal, incluso cuando no estaban los medios delante, según confirmaron miembros del máximo órgano de dirección de IU a este diario.

Cayo Lara y Alberto Garzón, durante el Consejo Político Federal de este 2 de octubre. (EFE)
Cayo Lara y Alberto Garzón, durante el Consejo Político Federal de este 2 de octubre. (EFE)

El diputado había estado el jueves por la mañana sentado al lado de Díaz y Nuet en otra reunión. Esta última se desarrolló en el Congreso, y a ella acudieron pesos pesados de la cúpula de la federación y del PCE. No sólo Cayo Lara, el coordinador, el secretario de Organización, Adolfo Barrena, y el secretario general de los comunistas, José Luis Centella, junto a su número dos, Fernando Sánchez. También coordinadores territoriales —Antonio Maíllo (Andalucía), Isabel Salud (País Vasco), Marga Sanz (Euskadi), y lógicamente Yolanda Díaz y Joan Josep Nuet— y miembros de la ejecutiva federal, como Marga Ferré, Ramón Luque, Clara Alonso y Lara Hernández.

En ese cónclave, que se prolongó durante varias horas, se constató que la confluencia ya se estaba poniendo muy difícil por las condiciones impuestas por Podemos. Esa visión pesimista contrastaba con la perspectiva más positiva defendida por Díaz, Nuet y Hernández. Todos ellos, especialmente esta última, muy cercanos a Garzón. Fuentes del entorno del parlamentario subrayan que este sí adelantó que horas después se vería con Iglesias, aunque otros asistentes a la cita en el Congreso lo negaron.

El jueves por la mañana Garzón se sentó con la cúpula de IU y del PCE, y en ella se constató que la unidad con Podemos está cada día más lejos

En el Consejo Político de este sábado se podía percibir cómo reinaba un ambiente profundamente derrotista en la sede de IU. La mayor parte de la dirigencia, incluso en el mismo núcleo duro, siente que el sueño de la confluencia se aleja cada vez más, que todo cada vez "está más complicado" que hace unas semanas. Por las líneas rojas impuestas por Podemos, pero también por el monumental descalabro de Catalunya Sí que es Pot el 27-S, donde la candidatura encabezada por Lluís Rabell bajó un punto y dos escaños respecto a los resultados de ICV-EUiA en 2012.

IU asume que le tocará competir

IU, en consecuencia, ya empieza a asumir que le tocará pelear en el peor escenario posible: en confrontación con Podemos, con lo que sus opciones de conseguir escaño se verán menguadas. Un alto dirigente de la federación y del PCE hacía esta mañana cuentas: sería posible llegar a arañar diputados en Madrid y Sevilla, tal vez Málaga, tal vez Asturias, más los elegidos en Cataluña y Galicia producto de la confluencia. "Entre 7 y 8 escaños", estimaba. Otros responsables, en cambio, creen que esos cálculos son optimistas, y que la federación se hundirá hasta dos o tres parlamentarios, situándose en los niveles de 2008. O sea, que estaría encaminándose a una nueva crisis interna.

Otro alto cargo reconocía las complicaciones, y que era imposible dibujar un escenario feliz de convergencia con la formación de Pablo Iglesias, visto que además apenas queda un mes para presentar las coaliciones electorales y poco más para registrar las listas. Sin embargo, el núcleo de confianza de Garzón mantiene el optimismo. "Al 90% de posibilidades habrá confluencia", preconizaba una de sus personas de confianza, insistiendo en que los procesos de negociación siempre son complejos y se acaban cerrando en el tiempo de descuento, a última hora.

Por lo pronto, lo único oficial y público es la apuesta firme de IU por las primarias de Ahora en Común, que se celebrarán a mediados de mes y a las que se presentará Garzón. El diputado, en un intento de marcar distancias, ya ha advertido de que no se presentará por Málaga, como quería Podemos. Como explicaban distintos cuadros, IU no puede dar marcha atrás, rectificar a estas alturas su hoja de ruta. Así que lo que le queda es confiar en que en las primarias participen muchos ciudadanos para así armarse de fuerza de cara al paso siguiente: la negociación con Podemos. Pero el tiempo corre y, a día de hoy, las posiciones siguen distantes.

Elecciones Generales

El redactor recomienda