con el apoyo de REFERENTES DE LA IZQUIERDA

Llamazares apela al fracaso del 27-S para lanzar una lista no subordinada a Podemos

El portavoz de IU en el Parlamento asturiano apuesta por reconstruir el espacio de la “izquierda transformadora” de cara a las elecciones generales, al margen de Podemos

Foto: El portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares. (EFE)
El portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares. (EFE)

El fracaso electoral de la candidatura unitaria Catalunya Sí que es Pot, integrada por Podemos, ICV-EUiA y Equo, ha irrumpido de lleno en las negociaciones sobre la confluencia entre las fuerzas de izquierda. Sus consecuencias ya se dejan notar en el sector de IU liderado por Gaspar Llamazares, Izquierda Abierta, reacio desde el principio a “subordinarse” a Podemos. “Catalunya Sí que es Pot resume lo que no debe ser la convergencia”, alerta el portavoz de IU en el Parlamento asturiano, aduciendo falta de participación (como no celebrar primarias) y la “marginación de todo lo que no fuese Podemos y Pablo Iglesias”.

Con los mimbres de esta experiencia, Llamazares descarta su participación en una “operación de desembarco” en la formación morada. Una hoja de ruta que atribuye a sectores del partido cercanos al candidato Alberto Garzón, y que dice estar generando “inseguridad e incertidumbre” en el seno de la coalición. Sin apenas esperanza de que el fracaso en los comicios catalanes “motive un cambio de alianzas y estrategias” en el próximo consejo político de IU que se celebrará este sábado, el excoordinador de la coalición apuesta por reconstruir el espacio de la “izquierda transformadora” de cara a las elecciones generales, al margen de Podemos.

La ausencia de una fuerza “netamente de izquierdas” en las próximas elecciones generales sería para Llamazares una “catástrofe”. “Si con este escenario de crisis económica y política se produce un suicidio de la izquierda, sería desastroso, sobre todo mientras se reorganiza la derecha y aguanta el bipartidismo”, añade. Muchos referentes de la izquierda, asegura, están “inquietos” ante este escenario, en el que cada vez parece más factible que la papeleta de IU no se incluya en la oferta electoral de diciembre.

El exjuez Baltasar Garzón, la abogada y cofundadora de IU Cristina Almeida, el exdirector general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza, el exfiscal Carlos Jiménez Villarejo, que se presentó en las pasadas elecciones europeas bajo las siglas de Podemos, o la exsecretaria general de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Beatriz Talegón son algunos de los actores que ya han apoyado el llamamiento. Junto a colectivos como Convocatoria Cívica, Los Verdes o Somos Izquierda, hoy estarán todos ellos en un acto público “de reafirmación colectiva de estas ideas”, que se celebrará en Madrid.

“Sería desastroso si con este escenario de crisis económica y política se produce un suicidio de la izquierda“

Desde Convocatoria Cívica, su coordinador general, Ángel Viviente, hace hincapié en que la fórmula de confluencia practicada en las elecciones catalanas “ha restado en lugar de sumado”, por lo que entiende que deben tomar nota otras fuerzas de izquierda como Compromís o IU. “La realidad es que ICV tenía 13 parlamentarios y con Podemos se ha quedado en 11”, sentencia.

Para los promotores de este nuevo espacio de izquierdas, como el dirigente de Izquierda Abierta Tasio Oliver, todavía hay tiempo para construir una confluencia “no impostada por Podemos” de cara a las generales. Consciente de que la militancia de IU “está preocupada y cansada” por las dinámicas internas de la formación y por verse apartada de los debates sobre la confluencia, Oliver alerta sobre la necesidad de “crear un espacio de no sumisión” en el que no se queden huérfanos.

Gaspar Llamazares tampoco cree que la inmediatez electoral juegue en contra de la creación de este espacio. “Hay mucha gente dispuesta a sumarse, y lo demostraremos en el acto de presentación”, recalca. Además, insiste en que no se parte de cero, puesto que continúan los procesos ya iniciados por Convocatoria Cívica o Somos Izquierda, que cuentan con redes y trabajos programáticos previos.

Gaspar Llamazares y Baltasar Garzón en un acto en el Congreso. (EFE)
Gaspar Llamazares y Baltasar Garzón en un acto en el Congreso. (EFE)

Preservar la etiqueta "izquierda"

Garzón será uno de los ponentes del acto de esta tarde, junto a Beatriz Talegón, Gaspar Llamazares, Cristina Almeida y Carolina Huelmo. Esta última todavía es portavoz del círculo de Enfermeras de Podemos, pero critica al partido que no se defina con la etiqueta de “izquierda” y el excesivo “control de la cúpula”. Desde su punto de vista, “la actual situación de urgencia social obliga a sumar fuerzas en la izquierda, pero obviamente sin excluir ni someter. Debemos hablar más de votantes y personas porque las cúpulas de los partidos priorizan sus nombres y siglas antes que los problemas de la ciudadanía”.

Para Huelmo, existe una demanda de confluencia en la izquierda “que ahora mismo no se está cumpliendo y debemos desarrollarla”. En este sentido expone que el llamamiento, aun antes de haberse presentado formalmente, “está recibiendo un aluvión de apoyos y se está sumando gente muy relevante”. Como insiste Viviente, los términos de confluencia que se están negociando entre Podemos e IU no cubren las expectativas que tiene mucha gente: “Podemos no es una opción que se declara de izquierdas y muchos están abandonando, por lo que queremos hacer una llamada a reabrir ese espacio”.

Los resultados de las elecciones catalanas han tensado las negociaciones sobre la confluencia electoral de la izquierda. Los diversos actores protagonistas se están atrincherando en un cruce de acusaciones, con lecturas antagónicas sobre las causas del fracaso, que solo coinciden en culpabilizar al otro. Si para Pablo Iglesias Podemos ha sido la fuerza que evitó el descalabro de ICV-EUiA, para estos últimos fue contraproducente la monopolización de la campaña por parte del líder de la formación morada. Los pactos están en el aire, al igual que el futuro de IU, de la que comienzan a desentenderse ciertos sectores para reorganizarse en una candidatura que preserve la etiqueta “izquierda”.

Elecciones Generales

El redactor recomienda