EL DIFÍCIL ENCAJE DE LAS CANDIDATURAS A LAS GENERALES

Presión en el PSOE de Madrid para que no se "orille" a Madina en las listas al Congreso

El sector de Juan Segovia, que perdió el congreso regional contra Sara Hernández, se teme que se quiera desplazar al diputado vizcaíno de los primeros puestos. La última decisión, de Sánchez

Foto: Eduardo Madina, junto a los socialistas Odón Elorza, cabeza de lista por Gipuzkoa, y Denis Itxaso, el pasado 9 de julio. (EFE)
Eduardo Madina, junto a los socialistas Odón Elorza, cabeza de lista por Gipuzkoa, y Denis Itxaso, el pasado 9 de julio. (EFE)

Al final, la decisión es de Pedro Sánchez. Él es el que tendrá la última palabra sobre las listas del PSOE al Congreso y Senado para las generales, y en particular, de su lista, de la de Madrid, que él encabezará. Y quizá la incógnita más importante que tendrá que resolver, aparte de qué mujer hará tándem con él, es qué puesto reservará para quien fuera su principal rival en el congreso federal del año pasado, Eduardo Madina. Todo parecía indicar que ocuparía la quinta o la séptima plaza. Pero, por si acaso, ya hay movimientos dentro del PSOE-M que buscan que no se "deje de lado, no se orille" al diputado vizcaíno y no se le ubique en un lugar de difícil elección. En el entorno de Madina ya concluyen incluso que la dirección de Sánchez "no le quiere" en las candidaturas. En la ejecutiva regional, la primera que tiene que ordenar a los hombres y mujeres que competirán en Madrid, insisten en que no hay "nada cerrado" y que no hay datos que avalen que se le vaya a apartar. 

Este jueves se completaron las asambleas de las agrupaciones locales del PSOE-M (antiguo PSM), que tenían la misión de elevar nombres a los órganos de dirección. El día clave será el próximo viernes, cuando se reúna el Comité Regional, que componen 350 miembros. Aunque la aprobación definitiva correrá a cargo de la Comisión Federal de Listas y del Comité Federal, el 17 de octubre. Pero dado el alineamiento de la baronesa madrileña, Sara Hernández, con Sánchez, se da por seguro que la propuesta que salga validada este 2 de octubre contará con la bendición de Ferraz. Fecha, por cierto, comunicada en la mañana de este viernes y que supone un aplazamiento respecto a la primera convocatoria, para el 29 de septiembre.

El secretario general garantizó este martes en El programa de Ana Rosa, en Telecinco, que buscaría plaza a Madina en la capital si este mantenía su negativa a liderar la candidatura por Álava. Sánchez subrayó que le gustaría que su contrincante en el congreso del año pasado concurriera en Euskadi "porque es su tierra y los socialistas vascos lo quieren". "Sería un excelente candidato en Álava y me gustaría que fuese por el País Vasco, pero si no quiere, desde luego que le abriré un hueco en la lista de Madrid", aseguró. No era la primera vez que el jefe del PSOE recalcaba su voluntad de que Madina compitiese por su federación. Ya lo había hecho en otras entrevistas. Pero sabía desde hace semanas que el parlamentario le había dicho que no

Pedro Sánchez, en la primera reunión de su comité de expertos, con Patxi López, Magdalena Valerio y Jordi Sevilla en primer plano. (EFE)
Pedro Sánchez, en la primera reunión de su comité de expertos, con Patxi López, Magdalena Valerio y Jordi Sevilla en primer plano. (EFE)

Madina fue de número uno de Bizkaia, su tierra, en 2011, pero estaba claro que para las generales de 2015 ese billete estaba reservado al exlehendakari Patxi López, secretario de Acción Política y Ciudadanía de la ejecutiva federal y uno de los principales apoyos de Sánchez. Como el PSOE ha prometido respetar la lista cremallera, la número dos sería mujer. E ir de número tres le condenaba a no salir elegido: hace cuatro años sólo lograron acta él y el recientemente fallecido Txiki Benegas. Ferraz y la líder del PSE, Idoia Mendia, le ofrecieron Álava. Madina rechazó la plaza porque consideraba que quien debía encabezar la plancha era un dirigente de ese territorio. Además de que no está claro que los socialistas consigan un diputado allí. 

No hay hueco en Sevilla

En cualquier caso, las puertas para Madina en Euskadi ya están por ahora cerradas, salvo cambio de opinión de Ferraz. El miércoles se reunieron los comités provinciales vascos y eligieron sus candidaturas. En ninguna aparece. Bizkaia lo encabeza Patxi López; en Gipuzkoa, repite el exalcalde de San Sebastián Odón Elorza, y en Álava retorna el exdiputado Javier Lasarte. Madina, según cuentan en su círculo más próximo, está recibiendo estos días mensajes de la ejecutiva alavesa y de militantes, "agradeciéndole que no les haya usurpado su único representante en las Cortes Generales", ya que complicada está la elección de un diputado, pero más inalcanzable es aún acceder a un acta en el Senado. "Al fin alguien comprende la negativa de Edu a ir por Álava", se felicitan.

Sánchez garantizó hueco a su exrival por Madrid, aunque le quería por Euskadi. Los tres comités del PSE han cerrado ya sus listas, y Madina no está en ellas

Días atrás se especuló con la posibilidad de que se le abriera hueco por Sevilla. Sánchez afirmó el martes que "nunca" se planteó que concurriera por la capital andaluza. La dirección provincial sevillana, que capitanea Verónica Pérez, ha "descartado" ya esa posibilidad, y así lo ha aprobado de hecho el comité provincial. Fuentes próximas a la secretaria general señalan a El Confidencial que si se hubiera recibido "una indicación" por parte de Ferraz, se habría incluido a Madina, y "no ha sido el caso", informa Isabel Morillo. El número uno –y el que relevará al histórico Alfonso Guerra– será Antonio Pradas, seguido por la exdiputada autonómica Amalia Rodríguez –muy próxima a Susana Díaz, de su agrupación de Triana y casada con uno de sus consejeros más cercanos, Emilio de Llera, titular de Justicia– y el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, que tendrá que dejar su cargo. 

Juan Segovia celebra la victoria de Sara Hernández en las primarias del PSM, el pasado 26 de julio. (EFE)
Juan Segovia celebra la victoria de Sara Hernández en las primarias del PSM, el pasado 26 de julio. (EFE)

En Madrid, Madina ha sido propuesto por numerosas agrupaciones, de grandes municipios, de pueblos y de distritos de la capital. Por el "70% de la militancia del PSOE-M", según los cálculos del sector que encabeza el diputado autonómico Juan Segovia, que compitió contra Sara Hernández en el congreso regional de este verano. Ella ganó con el 57,51% del voto de los afiliados, y él perdió con el 42,49%. Segovia recibió el respaldo expreso de Madina. Y este recibió también el respaldo de Segovia frente a Sánchez el año pasado.

"Magnífica foto"

Ambos dirigentes no han perdido el contacto ni las complicidades. El diputado madrileño se dice preocupado por el "silencio" de la dirección de Hernández. Él y sus fieles en el partido temen que se quiera "dejar de lado" a Madina. Así que quieren hacer "presión" para evitar que se le desplace en un puesto de complicada elección, tomando como argumento el deseo expresado por las asambleas locales. "El socialismo no puede desperdiciar una figura como la de Edu, por su perfil y su trayectoria. Además, colocarlo en un puesto muy señalado, de salida, ofrecería una magnífica foto de unidad entre quien ganó las primarias internas y quien logró 47.000 votos, el 36,25%", asegura Segovia a este diario, que recuerda que en Madrid Sánchez incluso ganó por poco a su adversario, por menos de 400 papeletas.

Segovia considera que la inclusión del vizcaíno es óptima por “su perfil“ y porque ayuda a recomponer la “imagen de unidad“ en el PSOE y en el PSOE-M

El parlamentario abandera un sector del PSOE-M que juzga, por tanto, que Madina ha de ir arriba en las listas "por su perfil y por proyectar una imagen de unidad". Un gesto de conciliación en un doble sentido, tanto de Sánchez con su exadversario, como de Hernández con Segovia. La secretaria general no integró a sus contrarios en el congreso, y sacó adelante su ejecutiva por el 55,44% de los delegados. No se descarta que ambos se reúnan para intentar discutir sobre la candidatura madrileña antes del Comité Regional del 2 de octubre. Segovia no pretende "amenazar" con no votar la propuesta que haga la ejecutiva al Comité, pero sí "presionar" para que se busque una lista unitaria en el que se incorpore a Madina en un puesto señalado. 

Antonio Hernando, Ángel Gabilondo y Rafael Simancas, en la Asamblea de Madrid. (EFE)
Antonio Hernando, Ángel Gabilondo y Rafael Simancas, en la Asamblea de Madrid. (EFE)

En el entorno del parlamentario vizcaíno son bastante pesimistas. Subrayan que "aún no sabe nada" a estas alturas, a pocos días de que el Comité Regional del PSOE-M apruebe las listas. "Está claro. La dirección no quiere que vaya. Lo debería haber arreglado Pedro ya. Han intentado ensuciarle insistiendo en que desprecia a su federación, cuando de Bizkaia le han echado, ya que Patxi podía ir por Álava. Él se ofreció a ayudar porque su gente también le pidió que diera el paso", explican fuentes próximas a Madina, que añaden que este ha rehusado "traficar" con el puesto, aunque sí expuso al secretario de Organización, César Luena, que veía "lógico" que el número tres lo ocupara el actual portavoz en el Congreso, Antonio Hernando. 

Hernando, Simancas, Serrano, De la Rocha

El problema de encaje se debe a que hay muchos aspirantes para tan pocas plazas. Porque a los nombres seguros de Sánchez y Hernando, se unen los del exlíder del PSM y presidente de la gestora que reemplazó al defenestrado Tomás Gómez, Rafael Simancas; José Enrique Serrano, jefe de Gabinete de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, y Manuel de la Rocha Vázquez, secretario de Economía de la dirección de Sánchez, ahora desplazado a un segundo plano tras el fichaje del exministro Jordi Sevilla como gurú económico del programa. Entre ellos habría que ubicar a Madina. Los socialistas consideran que es difícil volver a sacar los 10 diputados de 2011, por la entrada en escena de Podemos y Ciudadanos, así que incluso el puesto 9 se considera ya zona de riesgo. El que se quede sin tique en la Cámara baja podría integrarse en la plancha del Senado.

En la cúpula de Hernández sostienen que no hay nada cerrado, aunque reconocen resistencias hacia el diputado vasco, al carecer de “arraigo“ en Madrid

En la dirección regional indican que aún es pronto para saber cómo se ordenará la candidatura, y no se desatascará este asunto hasta pasadas las elecciones catalanas del 27-S. "No hay constancia de que se le quiera orillar, ni hay constancia de que esté hecho todo por Madrid. Juan habla por hablar, será una opinión personal, pero gratuita porque no hay datos que avalen lo que dice", subraya un miembro de la ejecutiva de Hernández. No obstante, integrantes de la dirección del PSOE-M consultados por El Confidencial sí reconocen las resistencias hacia Madina, y ven "complicado" que pueda ocupar el número cinco, un sitio que entienden más merecido para Simancas, por haber conducido la nave en un momento delicado, como el que siguió a la caída de Gómez. Hay responsables que aducen que Hernández siente mayores reservas hacia quien apoyó a su rival en el verano. 

"Edu no es de esta federación y no tiene arraigo aquí. El partido en Madrid algo tiene que decir, tenemos que hablarlo y discutirlo. Esto tiene sus liturgias. Lo que no es comprensible es que se inmiscuyera en el congreso regional que tuvimos este verano. Además, no estamos hablando de Felipe González. Todos somos iguales", añade un dirigente que conoce bien el aparato, y que recuerda, no obstante, que el Comité Regional elevará su propuesta, que puede retocar la Comisión Federal de Listas y, en última instancia, el Comité Federal. En 2011, por ejemplo, la dirección de Tomás Gómez ubicó a Pedro Sánchez en el puesto 14, y Ferraz, con Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato, impuso que se le pasara al 11. En los comicios, sólo salieron elegidos 10 diputados por Madrid, pero la baja de Cristina Narbona en enero de 2013 hicieron que Sánchez pudiera regresar a la Cámara baja. 

¿Y la número dos?

Otras fuentes del PSOE-M próximas a Hernández señalan que podría darse el caso de que el Comité Regional no incluyese a Madina, o lo desplazase a un mal puesto, posición que luego corregiría Ferraz. Entre los cercanos a Segovia no descartan ese escenario, pues la dirección regional podría vender "autoridad" de Hernández y Sánchez, proyectar la imagen de "magnanimidad" con su antiguo adversario, aunque se tratase de una "pura discrepancia pactada". "Pero la autoridad no se gana así", advierten estas fuentes, deplorando la "envolvente" del secretario general. Mientras, la dirección federal guarda silencio. 

Madina, según su entorno, está convencido de que la dirección de Sánchez “no le quiere“ y sólo ha buscado “ensuciar“ su imagen hasta ahora

De Sánchez es la decisión de qué hacer con Madina. Un dirigente incómodo porque, aunque ha rehusado hacer declaraciones públicas en este último año, sí ha hecho saber su malestar con el secretario general y su ejecutiva, y rechazó todas las ofertas que este le ponía sobre la mesa, hasta la de incorporarse a su comité de expertos, encargado de elaborar el programa para las generales. Además, se teme que sirva como ariete en Madrid de Susana Díaz. La baronesa andaluza ya está muy alejada de Sánchez, y nadie duda de que intentaría volver a la batalla contra él si obtiene un mal resultado en las urnas

No es Madina, con todo, la única incógnita de las listas. Sánchez no ha dado a conocer quién será su número dos. Se espera que sorprenda con una candidata no "ultraconocida", pero referente en su ámbito, como él ya adelantó, o que aúpe a la secretaria de Empleo de su dirección y miembro del comité de sabios, Luz Rodríguez. También se espera que repita la diputada Ángeles Álvarez, miembro de la cúpula de Sara Hernández. Más dudas existen respecto a la continuidad de la parlamentaria Delia Blanco, aunque sí ha sido sugerida por las asambleas locales. 

Algunas agrupaciones han lanzado otro nombre sobre la mesa: el de César Luena. Y han sido varias de las más grandes, empezando por la de Getafe (la de la secretaria general), y siguiendo por Alcalá de Henares, Móstoles o Alcorcón. Cuando ya se habían pronunciado varias en su favor, llegó después la orden, según varios dirigentes, de no postular más al secretario de Organización. Él ya fue elegido el pasado fin de semana por su Comité Regional, el de La Rioja, como su cabeza de lista al Congreso. En principio, parece muy improbable que cambie de circunscripción. Pero ese plan b, el de presentarse por Madrid, "está ahí" —advierte en el PSOE-M— por si hubiera que reactivarlo. Una operación que busca, a juicio del entorno de Madina, "hacerle daño", para mostrar que también el número dos de Sánchez tiene respaldo orgánico. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios