LA DIRECCIÓN arropará a iglesias en la capital

Tania gana la 'guerra' a Alberto Garzón: tú a Málaga y yo de siete en Madrid con Pablo

Los dirigentes del círculo más cercano a Pablo Iglesias se disputan los puestos de salida por Madrid, obligando al diputado de IU a que se integre en la candidatura por la provincia de Málaga

Foto: Pablo Iglesias, durante la presentación de la candidatura de su equipo a las primarias del partido. (EFE)
Pablo Iglesias, durante la presentación de la candidatura de su equipo a las primarias del partido. (EFE)

El descenso de las expectativas electorales de Podemos, unido al aumento de la demanda para confluir en candidaturas de unidad popular, está provocando 'overbooking' en las listas de la formación morada por Madrid. Los resultados de las primarias permiten al núcleo duro del partido agarrarse a los puestos de salida, lo que está tensando las negociaciones con Alberto Garzón. El candidato de IU lucha por hacerse un hueco por Madrid, resistiéndose así a concurrir como número uno por Málaga, tal y como le propone Pablo Iglesias. La misma oferta que el secretario general de Podemos ya le hizo llegar cuando lo invitó a presentarse en la lista que lideraba para las primarias del partido al Congreso de los Diputados.

Podemos tendría atados seis escaños por Madrid, confía en obtener el séptimo sin demasiadas dificultades y a partir de ahí pelear por las ocho e, incluso, nueve actas, según las cuentas del partido. Pablo Iglesias encabezará la lista como candidato a la presidencia, seguido de los pesos pesados de la formación: el secretario de política y responsable electoral Íñigo Errejón, la secretaria de Análisis Político y Social Carolina Bescansa, el secretario de Movimientos Sociales y Sociedad Civil Rafael Mayoral, la secretaria de Coordinación de Áreas Irene Montero, el secretario de Participación Interna Luis Alegre y Tania Sánchez.

La papeleta tendrá un orden similar al de la lista confeccionada por Pablo Iglesias para las primarias, una vez aplicada la corrección por género, ya que la formación apuesta en su código ético por las listas cremallera. Con todo, dirigentes del círculo más cercano a Iglesias, como el secretario de Ralaciones Internacionales, Pablo Bustinduy, o a Belén Guerra, miembro del consejo ciudadano de la formación y colaboradora del equipo de Pablo Iglesias, optarían en puestos con pocas probabilidades de obtener escaño.  

En caso de Alberto Garzón optase a un escaño por Madrid, se verían desplazados de los puestos de salida Rafael Mayoral o Luis Alegre. Dos dirigentes de máxima confianza para Pablo Iglesias, cofundadores del partido, y de quienes el secretario general no está dispuesto a desprenderse debido a su objetivo de rodearse de un equipo “lo más cohesionado posible” para afrontar el desafío electoral y la posterior configuración del grupo parlamentario. Asimismo, Alegre está al frente de la dirección regional de Podemos en Madrid.

En el equipo de Pablo Iglesias están incluidos todos los miembros del consejo de coordinación, el máximo órgano de poder en el partido, a excepción de Tania Sánchez, que opta como independiente ya que no formaba parte de la organización en el momento de su constitución. Los únicos que no concurrirá por Madrid son el secretario de Organización, Sergio Pascual, y la secretaria de Acción Institucional, Auxiliadora Honorato, que coparán los dos primeros puestos por Sevilla. La lista está ya muy apretada, y esta falta de huecos en los puestos de salida está tensando las negociaciones con otros candidatos que, bajo el paraguas de las plataformas de confluencia como Ahora en Común, intentan disputarse un puesto por Madrid, como es el caso de Alberto Garzón.

La capital es el epicentro de las elecciones generales, la circunscripción por la que se presentan los candidatos a la presidencia de todos los partidos acompañados de sus direcciones, y como consecuencia un tradicional foco de disputa entre los candidatos para figurar en los puestos altos de la lista. Entre las ofertas que se habrían puesto sobre la mesa, según fuentes cercanas a la negociación, se incluye que dos dirigentes de IU, cercanas al diputado, figuren en la lista por la capital, aunque en puestos simbólicos, siempre que el malagueño concurra por su circunscripción. Por otro lado, el ahora diputado por IU podría asumir la portavocía de Economía.

Pablo Iglesias junto a la candidata de Podemos por Madrid Tania Sánchez. (EFE)
Pablo Iglesias junto a la candidata de Podemos por Madrid Tania Sánchez. (EFE)

El secretario de Organización de Podemos informó esta semana sobre el buen ritmo de las negociaciones para pactar candidaturas de confluencia en Galicia y Valencia, además de en Cataluña donde ya se ha sellado el pacto con ICV y EUiA, a semejanza de la alianza de las elecciones catalanas. En cambio, negó que hubiese negociaciones en curso para abrir sus listas en Madrid. Más aún, añadió que desconocía la existencia de plataformas de confluencia en esta comunidad autónoma dispuestas a integrarse en la candidatura de la formación morada.

Bloqueo de Ahora en Común

La llave de entrada en Podemos para Alberto Garzón es la plataforma de confluencia Ahora en Común, y ya ha reiterado su intención de presentarse a sus primarias para saltar así al partido de Pablo Iglesias. Y es que el reglamento de primarias de Podemos establece que los hipotéticos “acuerdos con otras formaciones políticas por parte de los órganos de dirección de Podemos podrían implicar alguna restricción al conjunto de los puestos abiertos a la disposición de los candidatos más votados”.

La principal traba para Alberto Garzón y otros candidatos independientes dispuestos a integrarse en la lista de Podemos por Madrid a través de Ahora en Común (AeC) no se ciñe solo a la negativa de la dirección del partido, sino incluso al bloqueo de la propia plataforma de confluencia. Cada nodo provincial tiene total autonomía en la toma de decisiones, y en Madrid gana peso la opción de no celebrar primarias si no se presentan a ellas todos los partidos, incluido Podemos. Una opción que la dirección de la formación morada ya ha descartado. 

El hecho de que Ahora en Común haya sido registrado como un partido político, como adelantó esta semana 'Eldiario.es', y según figura en el registro de formaciones políticas del Ministerio del Interior, también entorpece las maniobras de AeC. Según explican fuentes de Podemos "no está permitida la doble militancia, por lo que ningún cargo orgánico podría presentarse a las primarias de otro partido". Asimismo, también cerraría las puertas a la negociación con esta plataforma, pues los términos sobre la confluencia, aprobados por la militancia de Podemos mediante referéndum, impiden pactos a nivel estatal.

El billete de embarque por Madrid quedaría invalidado para Garzón de llegar a este límite. Desde los órganos dirigentes de IU se sigue insistiendo en la idea de que “no se contempla” que Garzón concurra por otra provincia que no sea Madrid. En cambio, fuentes cercanas al diputado explican que la máxima es facilitar los acuerdos con Podemos. Las negociaciones han bajado de intensidad durante el sprint final de la campaña catalana, donde la federación de IU en Cataluña y Podemos concurren conjuntamente bajo la candidatura unitaria Catalunya Sí que es Pot. Hasta que no se supere la resaca del 27-S no está previsto cerrar ningún tipo de acuerdo con el que poner punto y final al culebrón de la confluencia. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios