juan carlos vera ya se ocupó de las autonómicas

Tregua en el PP de Madrid: Aguirre se adelanta y ficha en Génova al jefe de campaña

El fiasco en las últimas elecciones locales y las malas perspectivas ante las próximas generales han forzado en el Partido Popular de Madrid un inusitado clima de tregua, e incluso de entendimiento

Foto: La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. (EFE)
La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. (EFE)

El fiasco en las últimas elecciones locales y las malas perspectivas ante las generales han forzado en el PP de Madrid una tregua, incluso un inusitado clima de entendimiento interno. La dirección nacional no se atrevió a intervenir después del 24-M, ni hizo falta. Esperanza Aguirre se ha adelantado a fichar como jefe de campaña de las legislativas a Juan Carlos Vera, coordinador de organización en la sede de Génova y veterano miembro del aparato que ya se ocupó en mayo de la campaña de Cristina Cifuentes y en anteriores autonómicas de las de la propia Aguirre.

De entrada, y antes de que la dirección nacional mueva ficha, la presidenta del PP de Madrid ha formado un equipo de campaña en el que reparte juego entre sus partidarios más fieles, como Íñigo Henríquez de Luna, y diputados marianistas, todos con Vera al frente. Mientras desde la sede nacional tutelaban de forma discreta la retirada a segunda fila de los barones autonómicos descabalgados de sus cargos como Alberto Fabra en la Comunidad Valenciana o José Ramón Bauzá en Baleares, Aguirre desmontó los recelos previos que había en la dirección ante la proximidad de las elecciones autonómicas en Madrid con el fichaje de Vera.

El aparato nacional del partido quiere potenciar a Cristina Cifuentes como figura de referencia en Madrid una vez que se ha hecho con la presidencia de la Comunidad, pero no quiere adelantar acontecimientos ante el próximo congreso regional que se tendrá que celebrar después del nacional previsto para enero o febrero de 2016. Antes están las elecciones generales, cita en la que el PP y Mariano Rajoy se juegan el seguir o no en el poder. 

El número dos del comité de campaña electoral, Juan Carlos Vera, y el responsable de comunicación, Pablo Casado. (EFE)
El número dos del comité de campaña electoral, Juan Carlos Vera, y el responsable de comunicación, Pablo Casado. (EFE)

En Génova tenían una prisa especial en enmendar la situación del PP en la Comunidad Valenciana, que es su primer feudo electoral (20 escaños en las generales de 2011), pero no querían espectáculos de pelea interna en el segundo (Madrid,19 escaños hace 4 años), donde Aguirre mantiene un control total sobre la organización. Isabel Bonig es ya la nueva jefa de los populares valencianos a todos los efectos mientras que en Madrid no ha habido relevo alguno. 

La lideresa se adelantó en agosto a cualquier posible maniobra de la dirección nacional que, de todas formas, había decidido esperar a ver la disposición y actitud de Aguirre ante las generales. Descartada la idea de crear una gestora, sí que se planteaban en Génova la conveniencia de que un hombre fuerte de la organización central asumiera la responsabilidad de la campaña en Madrid para las generales de diciembre.

La presidenta del PP de Madrid llamó a Juan Carlos Vera, precisamente el número dos de organización de Génova, diputado por Madrid desde 1993 y más conocido como jefe Vera por su despliegue de autoridad desde el aparato nacional y dilatada trayectoria (desde los tiempos de Francisco Álvarez-Cascos) en hacer cumplir en provincias las instrucciones de Génova.

Con el visto bueno de Cospedal e informado Rajoy

Esperanza Aguirre ofreció, más bien exigió, a Vera que se pusiera al frente de la campaña para las generales, responsabilidad que ya había desempeñado en anteriores comicios autonómicos ganados por el PP con la propia expresidenta de la Comunidad de Madrid de candidata. Según fuentes de los populares, el coordinador de organización respondió que tenía que consultar la respuesta con sus superiores inmediatos: la secretaria general, María Dolores de Cospedal, para empezar. Una vez recibido el visto bueno de Cospedal e informado Rajoy, Vera ha quedado con Aguirre en asumir el nuevo encargo el día 28 de septiembre, después de las elecciones autonómicas catalanas que ahora le mantienen ocupado.

Aguirre, Rajoy, Cospedal y Cifuentes. (Reuters)
Aguirre, Rajoy, Cospedal y Cifuentes. (Reuters)

Tanto en medios de la dirección nacional como en el equipo de Aguirre insisten en rechazar la idea de que Génova toma el control de la campaña del PP en Madrid. Se trata simplemente de sumar esfuerzos y recurrir a alguien que ya contribuyó a conseguir anteriores mayorías absolutas en la Comunidad, dicen. No se pueden permitir la mínima fisura interna en los próximos meses.

El Partido Popular ya ha perdido la alcaldía de la capital por los pactos de Pedro Sánchez con Pablo Iglesias y sus propios errores reconocidos en las municipales: centrar el debate en Manuela Carmena. Mariano Rajoy se juega en Madrid, la circunscripción con más diputados (36), buena parte de sus posibilidades de seguir en el poder. El PP tiene ahora 19 diputados por la provincia y ceder cinco o más como predicen las encuestas supone irse a la oposición frente a la alianza PSOE-Podemos más resto de la extrema izquierda. Lo mismo que le pasó a Esperanza Aguirre después del 24-M.

Elecciones Generales

El redactor recomienda