rajoy intenta tranquilizar a sus diputados

Los secretarios de Estado piden sitio en las listas del PP frente a los recelos del 'aparato'

Los siete secretarios de Estado que dejaron su escaño esta legislatura para irse a los ministerios aspiran a repetir, pero también algunos nuevos que quieren seguir carrera, igual que los ministros

Foto: La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero. (EFE)
La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero. (EFE)

Los movimientos internos en el PP ante la elaboración de las próximas candidaturas electorales se han ampliado al ámbito del Gobierno pese al aviso de la dirección para que nadie se mueva. Los siete secretarios de Estado que tuvieron que dejar su escaño esta legislatura para irse a los ministerios aspiran a repetir. Además, para estupor de los veteranos del aparato y del Grupo Popular, otros que no fueron diputados se postulan para entrar en las listas; igual que los ministros que reclaman hueco: Isabel García Tejerina, Rafael Catalá o Íñigo Méndez de Vigo.

En fuentes de la dirección del PP y del Grupo Popular insisten en que las órdenes de Mariano Rajoy (y lo que marcan sus tiempos) es evitar, de entrada, cualquier anuncio o discusión sobre las candidaturas antes de las elecciones autonómicas catalanas. Y también dejar los trámites de informes y propuestas de las ejecutivas provinciales para después de que Cámaras sean disueltas, a finales de octubre. No habrá listas del PP hasta el límite legal para presentarlas, entrado noviembre según los comicios se convoquen para el 13 o el 20 de diciembre.

En medios del Grupo Popular se da por hecho el reingreso de sus diputados con larga trayectoria parlamentaria que ahora son secretarios de Estado. Es el caso de Jaime García-Legaz (ahora en Comercio), Tomás Burgos (Seguridad Social), Susana Camarero (Servicios Sociales), José María Lasalle (Cultura) o Gonzalo Robles (Cooperación para el Desarrollo). Es la tradición del partido, asegurar a los diputados con experiencia que dejan el escaño para ir al Gobierno la vuelta al mismo al inicio de la legislatura siguiente.

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego.
La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego.

Hay otros dos secretarios de Estado que fueron en las listas de 2011, pero sin carrera previa en el Grupo Popular y cuyo encaje futuro en las listas será más complicado. Son Víctor María Calvo-Sotelo (Telecomunicaciones) e Isabel Borrego (Turismo). Pero los movimientos que más inquietan a los veteranos del partido son los de algunos nuevos como el secretario de Estado de Interior, Francisco Martínez. Es letrado de las Cortes y, con recorrido previo en altos cargos de la Administración se ha convertido en una de las figuras al alza en el Ejecutivo; igual que el ex secretario de Estado de Medio Ambiente, ahora en Presidencia, Federico Ramos.

Entre las recomendaciones del aparato de Génova, las propuestas de los comités provinciales, los informes del Grupo Popular y los apoyos de los ministros del núcleo duro del Gobierno a los distintos altos cargos, Mariano Rajoy tendrá que tomar muchas decisiones de personal en noviembre.

Además, están las encuestas que auguran al PP el primer puesto en los comicios, pero con un porcentaje de voto que en el último CIS no pasaba del 28 por ciento. Por mucho que mejoren las expectativas electorales a la hora de cerrar las listas, ningún sondeo les da ahora más de 135 escaños, 50 menos que los actuales.

En el Consejo de Ministros se sientan tres ministros que no son diputados ni nunca lo han sido pero que en fuentes del PP admiten que tendrán que hacer hueco en las listas: Rafael Catalá (Justicia), Isabel García Tejerina (Agricultura) e Íñigo Méndez de Vigo (Educación y Cultura). Este último tuvo que dejar su escaño de europarlamentario y su larga carrera en Bruselas para ser secretario de Estado a las órdenes de José Manuel García-Margallo, cuando Rajoy le llamó para el cargo en diciembre de 2011.

Sobre el ministro de Asuntos Exteriores también apuntan en el PP que si quiere ser diputado y se lo pide al presidente del Gobierno, lo volverá a ser. El actual jefe de la diplomacia española fue miembro de las Cortes Constituyentes de 1977 y dejó el Congreso en 1994 para seguir su carrera en el Parlamento Europeo hasta que entró en el actual Ejecutivo. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios