El presidente del pp se volcará en cataluña

Maratón preelectoral de Rajoy: Pontevedra, Berlín con Merkel y Gerona para abrir curso

El jefe del Ejecutivo viajará a Alemania para visitar a Angela Merkel en las orillas del Báltico y cerrará la semana en Lloret de Mar en la clausura de la escuela de verano del PP catalán

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una visita a Portomarín. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una visita a Portomarín. (EFE)

Encarrilados los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso, Mariano Rajoy continúa un arranque de curso político, que es continuidad del anterior, con un maratón de actos de partido y de Gobierno. El próximo domingo vuelve a su tierra (a Sotomayor, en Pontevedra) para dar la salida de la precampaña, el lunes y el martes estará en Alemania para visitar a Angela Merkel en las orillas del Báltico, y cerrará la semana en Lloret de Mar (Gerona) en la clausura de la escuela de verano del PP catalán.

El presidente del Gobierno reunirá seis días citas sobre los principales retos que afronta para terminar la legislatura: la respuesta al desafío separatista en Cataluña, el objetivo de recuperar el favor de las bases electorales del PP y la venta, con la canciller alemana al lado, de su éxito en la recuperación de la economía española. Son los tres asuntos en los que se juega las elecciones generales del otoño, el seguir o no en el poder.

María Dolores de Cospedal y Xavier García Albiol. (EFE)
María Dolores de Cospedal y Xavier García Albiol. (EFE)

En la dirección del PP reconocen que la primera prueba en su carrera electoral del otoño va mucho más allá de los resultados que puedan obtener en los comicios autonómicos catalanes. Temen un serio retroceso pese al cambio en la cabeza de lista de Alicia Sánchez Camacho por Xavier García Albiol, pero lo que preocupa más en la sede de Génova es la respuesta que tendrá que dar Rajoy como presidente del Gobierno a la secesión anunciada por Artur Mas y sus aliados.

 La réplica Ejecutivo al remedo de consulta independentista ya fue mal encajada por sus bases en Cataluña y ahora los nacionalistas elevan la apuesta con los comicios plebiscitarios. Si Rajoy acierta a parar el anunciado golpe institucional ganará posiciones ante las elecciones generales para otro mandato. Si da imagen de tibieza tendrá menos margen de maniobra y cartel para ofrecerse como garante de la estabilidad política en la campaña de las generales.

De momento, se volcará en todo tipo de actividades para estar presente en Cataluña antes y durante el periodo oficial de mítines y debates. Entre el jueves y el sábado de la próxima semana los principales dirigentes del PP, con María Dolores de Cospedal al frente, y varios ministros acudirán a Lloret de Mar a la escuela de verano de la organización en Cataluña. Rajoy se encargará de la clausura.

Alberto Núñez Feijóo saluda a Mariano Rajoy. (EFE)
Alberto Núñez Feijóo saluda a Mariano Rajoy. (EFE)

La apertura oficial del curso político del Partido Popular será el día 30 en el lugar habitual de Rajoy: su tierra. En Sotomayor (Pontevedra) reunirá a los dirigentes regionales y locales, con Alberto Núñez Feijóo en primer lugar, para dar unos mensajes que este año no serán los primeros del curso porque este año todo se ha adelantado. Y tanto que el proyecto de Presupuestos del Estado para 2016 lleva casi un mes en el Congreso y el guión completo para el trimestre está sobre la mesa desde junio: venta de la recuperación económica y aviso de que una alternativa de gobierno del PSOE con Podemos sería letal para la misma.

Después de pasar por Pontevedra, Rajoy viajará el lunes a Alemania para devolver a Angela Merkel la visita que hizo la canciller a Santiago de Compostela el pasado año. El presidente del Gobierno acudirá a la localidad situada a orillas del Báltico donde la jefa del Ejecutivo alemán pasa sus vacaciones y recibe a otros mandatarios: Stralsund. Al día siguiente habrá una cumbre bilateral y conferencia de prensa conjunta. Una cita para confirmar las buenas relaciones entre ambos y de reconocimiento del éxito de Rajoy y sus reformas en la recuperación económica de España. Es un triunfo del Gobierno del PP, evidente en todas las instituciones mundiales y en especial de la UE pero que al PP no le ha servido ni para salvar los muebles en las últimas elecciones autonómicas y locales del 24-M. Y ahora el otro reto de Rajoy, que la idea cale entre sus votantes o, por lo menos, que calculen lo que supondría una alternativa de izquierda, con Podemos incluido, y con mando en La Moncloa.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios