EL PP CONSIDERA QUE NO INTERESA LOS CIUDADANOS

Rajoy advierte que no incluirá ninguna reforma constitucional en su programa

Pablo Casado ha dejado claro que la reforma de la Carta Magna no es la "prioridad" del PP y por ello no la planteará durante la próxima legislatura

Foto: Rueda de prensa de Pablo Casado tras el comité de dirección del PP. (Efe)
Rueda de prensa de Pablo Casado tras el comité de dirección del PP. (Efe)

El Partido Popular descarta incluir en su programa electoral para los comicios del próximo otoño referencia alguna a cualquier reforma de la Constitución por considerar que es algo ajeno al interés de los ciudadanos y un debate político especialmente inconveniente ante el desafío separatista en Cataluña. Ese es el principal mensaje lanzado por el comité de dirección del PP en su primera reunión de este mes de agosto que estuvo presidida por Mariano Rajoy y centrada en los preparativos de las elecciones autonómicas del 27-S.

El jefe del Ejecutivo quiere zanjar la cuestión reabierta por él mismo este verano al mostrarse dispuesto a hablar de la citada reforma constitucional, siempre que hubiera "consenso y acuerdo". Según explicó después de la reunión de la dirección del partido su portavoz, Pablo Casado, una cosa es que el PP esté dispuesto a plantearse algunos cambios legislativos e institucionales que sí estarán esbozados en su programa, y otra que quiera "abrir el melón" del modelo constitucional.

El dirigente del partido en el poder añadió que el momento actual (y la próxima legislatura) hace aún más inconveniente ese debate ante la ofensiva de los partidos independentistas y los populismos de izquierdas que echan el resto contra la ley de leyes del 78, el sistema democrático en sí y la unidad de España.

 

Casado asegura que se incrementa el dinero destinado a gasto social

Casado destacó que la reforma de la Constitución es un asunto que no interesa a los ciudadanos, como atestiguan las encuestas del CIS, y que incluso el Estado autonómico, el aspecto más citado como objetivos de los cambios en la iniciativa genérica del PSOE, cuenta con el visto bueno de la mayoría de los españoles.

De hecho, el porcentaje de ciudadanos que se manifiesta a favor de que los gobiernos regionales devuelvan competencias a la Administración central o directamente partidario de un modelo de Estado centralizado al estilo de la mayoría de los países desarrollados de la UE, oscila alrededor del 30% de los encuestados.

El portavoz del PP recordó que los socialistas siguen sin detallar nada en su propuesta de reforma constitucional, mientras no se ponen de acuerdo ni entre sus principales dirigentes y sectores sobre el contenido del federalismo que consideran la solución para todos males: si debe ser "asimétrico" o igualitario, o si puede ampliar los conciertos económicos.

Elecciones Generales

El redactor recomienda