Es noticia
Menú
La CUT de Cañamero y Gordillo rompe con IU y se cuela en la lista de Podemos
  1. Elecciones Generales
EN VALENCIA AVANZA EL ACUERDO CON COMPROMÍS

La CUT de Cañamero y Gordillo rompe con IU y se cuela en la lista de Podemos

Las negociaciones para el reparto de los puestos y circunscripciones por las que concurrirán los candidatos de Podemos a las elecciones generales ya están avanzadas en Andalucía y Valencia

Foto: El dirigente de la CUT, Diego Cañamero, y la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, en un acto de apoyo a los extrabajadores de Delphi. (EFE)
El dirigente de la CUT, Diego Cañamero, y la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, en un acto de apoyo a los extrabajadores de Delphi. (EFE)

Las negociaciones para el reparto de los puestos y circunscripciones por las que concurrirán los candidatos de Podemos a las elecciones generales están avanzadas ya en varios territorios, aunque el orden de la lista no se oficializará hasta el próximo mes de septiembre. En Andalucía avanzan posiciones los miembros de la lista auspiciada por la CUT (Candidatura Unitaria de Trabajadores), que lideran Diego Cañamero y Juan Manuel Sánchez Gordillo, después de que esta organización decidiese romper orgánicamente con Izquierda Unida, coalición que integraba desde su fundación en 1986.

Con un 18% de las papeletas emitidas en las primarias de Podemos, Cañamero y Sánchez Gordillo fueron los candidatos más votados tras la lista oficialista, de 65 personas, liderada por Pablo Iglesias. El primero de ellos ya ha anunciado su intención de cerrar la lista por Sevilla, concurriendo en el simbólico puesto número doce. En esta provincia encabezará la candidatura, según lo previsto, el secretario de Organización Sergio Pascual, quinto más votado en las primarias.

Sánchez Gordillo ha declinado concurrir a los comicios, cediendo su puesto a compañeros de la CUT integrados en la lista, que aspiran a encabezar la candidatura en las provincias de Jaén y Almería. “Nos lo hemos ganado por derecho propio”, justifican los miembros de la CUT, en referencia al hecho de que fuesen los más votados en estas circunscripciones. Sin ningún ánimo de renunciar a estos primeros puestos, también confían en copar las segundas posiciones.

La última palabra dependerá de los 65 de Iglesias, que tienen preferencia para elegir puesto y circunscripción, aunque según los primeros movimientos ninguno de ellos se sitúa en estas provincias. Desde la organización andaluza visibilizaron su rechazo a que encabecen las listas candidatos no vinculados a ese territorio, por lo que acordaron presentarse solamente en las ocho provincias andaluzas.

De consumarse en estos términos el acuerdo entre Podemos y la CUT, los número uno por Jaén y Almería serían Andrés Bódalo y Gaspar Cañizares, respectivamente. Asimismo, en Huelva podría ocupar la segunda posición de la lista Mercedes Domínguez. Los militantes de esta organización estarán así presentes en la práctica totalidad de las candidaturas que Podemos presente en las circunscripciones andaluzas. Un territorio en el que su principal valedora dentro del partido es la secretaria autonómica de Podemos, Teresa Rodríguez, que ya integró entre sus filas del grupo parlamentario a tres miembros de la CUT: los diputados Jesús Romero Sánchez, María del Carmen García Bueno y Libertad Benítez.

“Con opciones de obtener diputados o sin opciones de obtenerlos, en puestos de salida o en cualquier otro puesto, nuestro deber es respetar la decisión de las bases y estar presentes en las elecciones en los puestos que las mismas han tenido a bien otorgarnos con sus votaciones”, concluyeron desde la comisión permanente del partido en su última asamblea general. Su principal argumento se centra en “haber quedado como segunda lista más votada en el proceso, sólo por detrás del equipo de Pablo Iglesias y por delante de las otras dos listas 'oficialistas' que concurrían también a tales primarias”.

Con una intención de voto del 11,3% en Andalucía para las generales (19,2% si se tratase de elecciones autonómicas), según el último Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa), las opciones de Podemos de obtener alguno de los doce escaños en juego entre Almería y Jaén se disipan. Máxime si la dirección de Podemos decide finalmente rechazar la confluencia con el resto de fuerzas de izquierda, debido a la penalización que la actual ley electoral ejerce sobre las terceras fuerzas. En cambio, Sevilla, Cádiz y Málaga son las circunscripciones donde la formación morada tiene más opciones de obtener representantes en el Congreso.

Ceder puestos para preservar la marca

Más allá de los puestos de salida de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón por Madrid, las negociaciones para el reparto de las circunscripciones todavía están verdes en la mayor parte de territorios. Donde más se ha avanzado durante los últimos días es en Valencia, donde la formación morada negocia un pacto con Compromís. Las declaraciones de los líderes de ambas formaciones han mostrado una fuerte sintonía y acercamiento.

Pablo Iglesias ya ha dado luz verde a que las posibles candidaturas unitarias en las que participe Podemos, limitadas a Cataluña, Galicia, Valencia y Baleares, tengan grupo propio en el Congreso de los Diputados, una de las líneas rojas expuestas por Compromís, que tras esta concesión exige encabezar las listas en dos de las tres provincias de la comunidad, que serían Valencia y Castellón. En las elecciones autonómicas, la formación valenciana fue tercera fuerza, con siete puntos de ventaja sobre Podemos, una posición de fuerza por la que sólo estarían dispuestos a ceder el primer puesto por Alicante, según los términos en los que se ha desarrollado hasta ahora el debate.

La estrategia de Podemos, tal y como ha ratificado en referéndum interno, pasa por preservar ante todo su marca, anteponiéndola a la del resto de fuerzas. En este caso, el único modelo posible para la formación morada es presentarse con la papeleta Podemos-Compromís. A cambio de preservar la marca en superioridad sobre las otras fuerzas con las que se converja, el partido liderado por Iglesias estaría dispuesto a ceder puestos de salida a otras formaciones, aunque el acuerdo final no se cerrará hasta septiembre.

Las negociaciones para el reparto de los puestos y circunscripciones por las que concurrirán los candidatos de Podemos a las elecciones generales están avanzadas ya en varios territorios, aunque el orden de la lista no se oficializará hasta el próximo mes de septiembre. En Andalucía avanzan posiciones los miembros de la lista auspiciada por la CUT (Candidatura Unitaria de Trabajadores), que lideran Diego Cañamero y Juan Manuel Sánchez Gordillo, después de que esta organización decidiese romper orgánicamente con Izquierda Unida, coalición que integraba desde su fundación en 1986.

Juan Manuel Sánchez Gordillo Izquierda Unida Teresa Rodríguez
El redactor recomienda