quiere acabar con el paro y la corrupción

Pedro Sánchez, proclamado sin primarias: "Acepto la candidatura al gobierno de España"

El secretario general del PSOE ha sido proclamado formalmente, sin primarias, candidato a la Presidencia del Gobierno, en un acto celebrado este domingo en el Teatro Circo Price

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, saluda a su llegada esta mañana a la reunión extraordinaria del Comité Federal del partido, en Madrid. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, saluda a su llegada esta mañana a la reunión extraordinaria del Comité Federal del partido, en Madrid. (EFE)

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha sido proclamado formalmente candidato a la Presidencia del Gobierno. El líder del principal partido de la oposición lo ha celebrado este domingo con un acto que ha servido de inicio para una campaña que tenía como meta desde que llegó a la dirección del PSOE.  "Entro a formar parte de una larga lista de personas a las que admiro y respeto: Alfredo, Joaquín, José Luis y Felipe González", ha dicho.

Precedido por el asturiano Javier Fernández, con una gran bandera de España a sus espaldas, y ante los cientos de socialistas que han sido convocados al Teatro Circo Price de Madrid, Sánchez ha agradecido "de corazón" su candidatura pronunciado un discurso que lleva preparando días, en el que ha presentado su "modelo de país".

El socialista, además, se ha ofrecido a los españoles como la única alternativa posible al PP, equilibrando su discurso entre la moderación "ante quienes faltan al respeto" y la reivindicación de los valores de la izquierda y los ataques al PP. 

Sánchez, candidato a la Moncloa

 

Parafraseando a Fernando de los Ríos, el líder socialista abogó por "abrir un tiempo de tolerancia y respeto que permita el diálogo fructífero" ya que "la única revolución que hace falta en España es la revolución del respeto", ya que el país está "crispado por gobernantes que confunden patria con patrimonio".

Reivindicando la sanidad y la educación públicas como logros de los anteriores gobiernos socialistas, Sánchez insistió en que recoge el testigo de "hombres a los que admiro", citando a varios de sus antecesores. "No ha habido una fuerza política capaz de unir e integrar a más personas en la historia de España como ha hecho el PSOE", ha dicho, asegurando que nunca han abandonado la senda socialista, ni lo hará él durante su liderazgo.

El socialista ofreció dos promesas genéricas si llega al gobierno: "acabar con el paro y la corrupción". "No tener empleo es algo peor que no tener una fuente de ingresos. Es carecer de una fuente esencial de autoestima y de seguridad familiar y social", dijo. "(Con altas tasas de paro) la sociedad es más vulnerable al abuso organizado de los más fuertes", insistió.

Esfuerzo en lugar de sacrificio y austeridad

También prometió que existen alternativas económicas a la "austeridad, que siempre enarbolan quienes no han tenido que ser austeros". "Yo soy más partidario de los esfuerzos que de los sacrificios porque ya hemos tenido muchos sacrificios y siempre se sacrifican los mismos", dijo. Finalmente, dijo renegar de "quienes nos dicen que tenemos que elegir entre economía y bienestar"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, saluda a su llegada esta mañana a la reunión extraordinaria del Comité Federal del partido, en Madrid. Desde el pasado martes y hasta este domingo, Sánchez era candidato provisional a las elecciones generales, dado que ninguno de los cuatro militantes que aspiraban a disputarle este puesto logró superar el corte de los avales. Hoy ha sido confirmado formalmente en un Comité Federal convocado de manera extraordinaria para este efecto. 

Después, ha tenido lugar el acto al que han sido invitados todos los dirigentes territoriales del partido, ex secretarios generales y expresidentes del Gobierno, y que en verdad ha sido la puesta de largo de Sánchez como candidato al Gobierno. El gran ausenta ha sido Felipe González.

La candidatura a la presidencia era su objetivo desde que inició su carrera por el liderazgo en el PSOE, aunque no lo verbalizó hasta que no llegó a la Secretaría General. Desde entonces, y dado que había convocadas unas primarias abiertas para el 26 de julio, ha mantenido sus intenciones, aunque en algunos momentos, cuando su relación con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, pasaba por sus momentos de mayor frialdad, ha optado por la prudencia.

No ha sido hasta pasadas las elecciones del 24 de mayo, y al abrirse el proceso para las primarias, cuando Sánchez ha reforzado su discurso como protagonista del cambio en el Gobierno que quieren los socialistas, aunque no se ha volcado en este proceso, dado que no había aspirantes que pudieran hacer peligrar su candidatura.

Pese a que no ha dedicado esfuerzos a la recogida de avales, ni se ha organizado ninguna campaña para ello, Sánchez ha logrado casi triplicar el mínimo de los avales necesarios, recogiendo 27.249. Según han explicado fuentes de su entorno, Sánchez está "muy agradecido" por el apoyo que le han dado los militantes y siente una gran "responsabilidad" que supone esta candidatura, porque considera que va a ser el próximo presidente del Gobierno.

El PSOE, un partido "moderado"

Cerrado este proceso, Sánchez entrará de lleno en una precampaña larga, hasta las elecciones generales previstas para el próximo otoño. En su proclamación, presentará su modelo de país y las grandes líneas del que será su programa, con el que mostrará al PSOE como "un partido moderado" y preparado para liderar los cambios que cree que necesita el país.

Algunas fuentes socialistas creen que a esta estrategia contribuyen los ataques del Gobierno, al que ven "muy nervioso" por la pérdida de poder territorial y por sus perspectivas para las elecciones generales.

A esto se debe, explican, que incluso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, esté "perdiendo las formas", con mensajes tan "impropios" de su cargo como el lanzado el pasado miércoles en el Pleno del Congreso, donde espetó a Sánchez que, con los acuerdos postelectorales, está "saltándose la voluntad democrática de los españoles".

Zapatero y Gabilondo, a su llegada esta mañana a la reunión extraordinaria del Comité Federal del partido. (EFE)
Zapatero y Gabilondo, a su llegada esta mañana a la reunión extraordinaria del Comité Federal del partido. (EFE)

 

Pero, según estas fuentes, los ataques del Ejecutivo y del PP al PSOE, acusándole de pactar con extremistas y de radicalizarse, en contra de lo que pretenden, contribuyen a situar al PSOE como "la única alternativa" al partido del Gobierno.

Éste será uno de los mensajes que más repetirán los socialistas desde ahora hasta las próximas elecciones generales, apoyándose además en los resultados del pasado 24 de mayo, en unos comicios en los que, a pesar de que el PSOE tuvo los peores resultados en unos municipales, consiguió un "vuelco electoral histórico" en los ayuntamientos.

Sánchez se dedicará desde a que el cambio llegue también a La Moncloa y, para ello, volverá a echarse a la carretera, ahora sí, con un programa de Gobierno para la Presidencia. Seguirá haciendo "kilómetros de socialismo".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
72 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios