alianzas poselectorales

El acuerdo se ralentiza: Cs quiere negociar la abstención del PSOE y el PP cuenta con Vox

Los populares temen el parón que el partido de Albert Rivera quiere dar a las negociaciones y subrayan que el Gobierno andaluz tiene que echar a andar en enero con un pacto esta Navidad

Foto: Los equipos negociadores de Partido Popular y Ciudadanos en Andalucía. (EFE)
Los equipos negociadores de Partido Popular y Ciudadanos en Andalucía. (EFE)

El PP quiere a Vox y tiene prisas por cerrar el acuerdo. Cs quiere al PSOE y no tiene ningún tipo de apuro por dilatar las negociaciones varias semanas. La segunda ronda de negociaciones tras una semana de trabajo acabó sin acuerdo en Andalucía. Ambos partidos pretendían anunciar este lunes las medidas programáticas que guiarán el nuevo Gobierno de coalición de Andalucía, pero arrojaron una foto de dudas y titubeos sobre quiénes deben ser sus socios para alcanzar el poder en la comunidad y de discrepancias sobre el calendario.

El acuerdo se ralentiza: Cs quiere negociar la abstención del PSOE y el PP cuenta con Vox

Cs expresó su deseo de dar sitio al PSOE en las negociaciones para el cambio político. Quieren que los socialistas se abstengan y les den la presidencia del Parlamento y el Gobierno de Andalucía. Una posibilidad que los socialistas, hasta ahora, niegan tajantemente. El PP no tiene nada que hablar con los socialistas y cree que la aritmética es clara y que PP, Cs y Vox suman votos suficientes para hacerse con el control de la Mesa de la Cámara y con el futuro Ejecutivo autonómico. El temor de Cs a pactar con Vox o hacerse con sus votos está frenando cualquier acuerdo. Albert Rivera debe calibrar qué coste electoral en futuros comicios le supondría esa foto con el partido de Santiago Abascal en Andalucía.

De nuevo, compareciendo por separado. En primer lugar el candidato de Cs, Juan Marín, que admitió diferencias y discrepancias pero negó que se haya enfriado el acuerdo y confió en que sea posible en los próximos días. Plantean un calendario con las medidas de gobierno para los primeros 100 días y encuadran la mayor parte de las diferencias en el apartado de regeneración democrática. El PP niega que haya más diferencias que la eliminación de los aforamientos, que los populares quieren que se haga para todo el país.

Acuerdo constitucionalista

"Queremos un acuerdo de partidos constitucionalistas y que el PSOE pueda abstenerse, y el PP está en otra vía", resumió Marín eludiendo hablar de Vox. Aun así, se mostró optimista y convencido de que finalmente habrá acuerdo. Una vez que se cierre el acuerdo de gobierno con el PP, Cs quiere abrir una negociación con el PSOE para la Mesa del Parlamento, un órgano clave para controlar los tiempos de la investidura y la agenda política. Les piden su abstención o su apoyo.

Si para el día 27 de diciembre, fecha de la constitución de la Cámara, no hay acuerdo, Cs dio a entender que cada uno se votará a sí mismo. Eso dejaría a Vox y Adelante Andalucía fuera de la Mesa del Parlamento, la presidencia se la quedaría el PSOE, junto a otros dos asientos, y PP y Cs sumarían cuatro sillones. Tendrían mayoría, pero no la presidencia. Ni Cs ni PP quieren en realidad este escenario, porque ambos saben que si ocurre algo así los socialistas incluso podrían jugar a dilatar los plazos para una investidura y conducir a segundas elecciones.

"El PP puede hablar con quien le dé la gana", dijo Marín en relación a las conversaciones con Vox. Ellos abrirán diálogo, dijo, con el portavoz socialista, Mario Jiménez, con quien ya conversó la pasada semana para tratar de convencerlos de su abstención.

Juanma Moreno (PP) sí que puso el acento en que se había dado "un sustancial avance" en las medidas de Gobierno y confió en que el ritmo de las negociaciones no decaiga. También se mostró convencido de que habrá acuerdo, aunque en privado los populares admiten estar molestos por el parón que impuso Cs y que achacan a tácticas y cuentas electorales de Albert Rivera desde Madrid pensando en las generales y las municipales y autonómicas de mayo. "Cs busca la participación el PSOE en el cambio, pero para nosotros eso es imposible", aseguró el presidente del PP andaluz.

Carteras "irrenunciables"

Moreno insistió también en que "el cambio es urgente" y subrayó que Andalucía no puede estar en "una parálisis". Quieren tener el Gobierno para mediados de enero y advierten de que la fecha para alcanzar un acuerdo es el día 27, dejando muy claro que todo forma parte de un mismo paquete político que engloba la Mesa del Parlamento y el Gobierno. "Si ese día no hay acuerdo, será un fracaso descomunal", advirtió. El PP suma los 12 diputados de Vox, lo que da un bloque de cambio de 59 diputados frente a los 50 que suman PSOE y Adelante Andalucía.

Desde Génova sí que han insistido en que la cartera de Economía y Hacienda es irrenunciable para el PP en el futuro Gobierno andaluz

Aunque en su comparecencia negó que se haya hablado ya de reparto de carteras, desde Génova sí que insistieron en que la cartera de Economía y Hacienda es irrenunciable para el PP en el futuro Gobierno andaluz. Fuentes de la dirección aseguraron que esa consejería será un gran símbolo para el PP, que emprenderá a toda velocidad medidas económicas de calado, entre otras, una gran reforma fiscal con bajada masiva de impuestos, que quieren que esté ya ejecutada en mayo, cuando se celebren las europeas y municipales.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
77 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios