han tirado macetas

Un grupo de taxistas con actitud violenta 'revienta' el acto de Díaz en Sevilla

Por primera vez se suspende un acto del PSOE por protestas violentas. No lo lograron ni las manifestaciones de Santana Motor o de Delphi, algunas de las más duras que se recuerdan

Foto:  Foto: RNE, Salva Castillo.
Foto: RNE, Salva Castillo.

La candidata socialista Susana Díaz tenía previsto este jueves por la tarde un mitin en la localidad sevillana de San Juan de Aznalfarache que fue suspendido. Los taxistas acudieron a boicotear el acto, se cerraron las puertas para evitar que accedieran al recinto y actuaron aporreando las puertas y destrozando enseres a la entrada del teatro donde estaba previsto el acto de los socialistas. La actitud violenta de los taxistas obligó a desplegar más efectivos policiales hasta que finalmente el PSOE decidió suspender el acto. Protestan exigiendo al Ayuntamiento de Sevilla más restricciones para Cabify y Uber.

“Por motivos de seguridad y para evitar males mayores, el acto vamos a tener que suspenderlo”, dijo el diputado socialista por Sevilla José Muñoz, al ver que no cesaban los altercados a la entrada del teatro. Estaba prevista la intervención del alcalde de San Juan, de la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, y de Susana Díaz. Los socialistas no habían tenido que suspender un acto ni siquiera en los peores momentos de las protestas de Santana Motor o Delphi, algunas de las más agresivas que se recuerdan en campaña electoral en Andalucía.

Los taxistas se agolparon a las puertas haciendo sonar sus bocinas y golpeando los cristales de las puertas de entrada con gran estruendo mientras con insultos aseguraban que no darían el voto a Susana Díaz.

Un grupo de taxistas con actitud violenta 'revienta' el acto de Díaz en Sevilla

No es la primera vez que se cuelan en la campaña. El pasado lunes, aprovecharon la celebración del primer debate a cuatro de los candidatos a las autonómicas para llevar sus protestas a las puertas de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA). Para llegar hasta allí, en la Isla de la Cartuja, decenas de vehículos procesionaron a marcha lenta por toda la ciudad colapsando el tráfico. Abuchearon a los políticos a su entrada. La secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, estuvo hablando con ellos y tratando de apaciguar los ánimos ofreciéndoles una reunión. Durante el debate, también Susana Díaz se comprometió a hablar con los ayuntamientos para que atiendan sus reivindicaciones.

Adelante Andalucía, con Teresa Rodríguez al frente, también se mostró a favor de las protestas de los taxistas y fue a visitarlos al día siguiente en una concentración para mostrarles su apoyo. La asociación Élite Taxi anunció que el dinero por los anuncios que portan en sus vehículos de Adelante Andalucía, dentro de la publicidad de campaña, iba a ir destinado al proyecto solidario La Azotea Azul, que atiende a niños en el hospital sevillano Virgen del Rocío.

También ha reaccionado Juanma Moreno, el líder del Partido Popular en Andalucía, expresándose en favor de la libertad de expresión siempre que no coarte la libertad de otros: "En un Estado democrático, la reivindicación legítima de los derechos laborales no puede nunca impedir la libre expresión de los demás".

Los taxistas de Sevilla han endurecido sus protestas después de que el alcalde de la ciudad, el socialista Juan Espadas, advirtiera de que los sevillanos están cada vez “más cabreados por estas protestas desproporcionadas” de los taxistas, que exigen más restricciones a los VTC de Cabify y Uber.

Restricciones

El Ayuntamiento de Sevilla, como el de Granada o Córdoba, puso en marcha restricciones a estos vehículos con conductor, que tienen casi vetada la entrada al casco histórico, donde se encuentran la mayoría de hoteles de la ciudad, y a puntos estratégicos como el aeropuerto de San Pablo o la estación de Santa Justa. También el consistorio, ante las medidas de presión de los taxistas, intensificó las inspecciones y multas en zonas clave de la ciudad.

En Sevilla, la guerra del taxi está judicializada en una macrocausa que se instruye y que incluye los episodios de acoso a vehículos VTC en el aeropuerto, donde una asociación trabaja en una especie de régimen de monopolio, con boicots incluidos a otros compañeros taxistas. También se unió la quema de vehículos de Cabify en la Feria de Abril de 2017. Hay 32 taxistas imputados.

Condena de los partidos

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, subió al autobús de los periodistas que siguen su campaña electoral para "condenar la actitud de unos violentos" y explicó que "lo primero era la seguridad, había muchos niños y niñas, críos, abuelos, y había que evitar lo que se podía haber producido", señaló sobre la suspensión del acto. "Quiero que todos los partidos políticos tomemos nota de esto", pidió la candidata socialista, "este tipo de actitudes no caben en democracia y nunca una reivindicación de nadie se puede traducir en actitudes violentas hacia el resto de la población".

"El odio quiebra la confianza y la convivencia, nos lleva a una situación límite como la de hoy", sostuvo Díaz, convencida de que "Andalucía no se merece esto". La candidata del PSOE confió en que se depuren responsabilidades. "Que nunca más en una campaña electoral una actitud violenta ponga en riesgo la seguridad de las personas", apuntó, es "lamentable".

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios