O todos se mueven y facilitan gobiernos o prácticamente el país quedaría paralizado

Cádiz, Madrid y acuerdos en seis CCAA dejan a Podemos sin razones para el 'no' a Díaz

La dirección andaluza marca distancias con las consignas que dé Pablo Iglesias para el resto de España y el PSOE avisa: si no mueven ficha que no den por hechos acuerdos globales

Foto: La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. (EFE)
La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. (EFE)

Contra pronóstico, el maremágnum de pactos y alianzas postelectorales en el que bulle España tras el 24 de mayo no está ayudando, de momento, a Susana Díaz en Andalucía. Podemos, que con sus 15 diputados es clave para desbloquear la formación del Gobierno andaluz, sigue sin dar señales de movimiento hacia la abstención. A pesar de que las candidaturas populares avaladas por Podemos en Cádiz y Madrid aspiran a formar gobierno gracias a los socialistas y ante un escenario de seis comunidades autónomas donde se camina hacia pactos puntuales para desalojar al PP, en Andalucía siguen sin mover ficha.

La dirección de Podemos capitaneada por Teresa Rodríguez insiste en que no se moverán un ápice de las dos condiciones impuestas hasta el momento y que han bloqueado cualquier acuerdo. Reclaman la retirada de depósitos públicos de los bancos que desahucien y un listado de altos cargos y directivos en empresas públicas para reducir personal a dedo. A la primera condición, el PSOE respondió que es ilegal. A la segunda, Susana Díaz ofrece una reducción del 10%, pero se resiste a hacer públicos los números concretos. En el equipo de Teresa Rodríguez se sienten independientes de las consignas que dé Pablo Iglesias. Insisten en que Andalucía es “un caso aparte”.

Teresa Rodríguez: No cambiamos Cádiz por Andalucía

Vídeo - Teresa Rodríguez: “No cambiamos Cádiz por Andalucía"

Podemos asume ya dar el poder a los socialistas en AsturiasCastilla-La Mancha Extremadura. En Aragón, Baleares Comunidad Valenciana serán necesarios acuerdos a tres bandas. La directriz desde la dirección nacional de Podemos es facilitar la investidura de los candidatos socialistas. En Andalucía, el PSOE podría acceder al poder en los ayuntamientos de Sevilla y Córdoba, desalojando al PP, y por Cádiz sí se Puede, con José María González Kichi, hacerse con el bastón de mando en esta ciudad.

A pesar de estos movimientos, Podemos sigue sin ceder, con una abstención en la comunidad andaluza. Insisten en que la situación es diferente porque en este caso no se trata de retirar a gobiernos de derecha, sino de “dejar que el PSOE siga en el poder 33 años después”. Además, dejan claro que las candidaturas municipales no representan a Podemos, a pesar de que Teresa Rodríguez ha hecho campaña directamente con las candidaturas de Sevilla y Cádiz, liderada esta última por su pareja sentimental. A Rodríguez le molesta especialmente que los socialistas insinúen que sólo tendrán su apoyo en Cádiz si hay investidura. Aseguran que Susana Díaz “no ayuda”. En su planteamiento avisan de que sería Sevilla o Córdoba por Cádiz y aíslan Andalucía.

En el equipo de Teresa Rodríguez se sienten independientes de las consignas que dé Iglesias. Insisten en que Andalucía es 'un caso aparte'

Los socialistas tampoco entienden cómo el PP extiende a toda España el pacto de Esperanza Aguirre al PSOE para evitar gobiernos de Podemos y sigue sin moverse en el Parlamento andaluz. Desde el equipo de Susana Díaz se muestran convencidos de que Andalucía no puede ser una isla y dan por hecha una investidura en breve. Los contactos, aseguran, están abiertos, aunque no hay avances. El PSOE quiere resolver la formación del Gobierno andaluz antes del 13 de junio, fecha fijada para la constitución de los ayuntamientos. “Cuanto antes”, insisten los socialistas, que ofrecen un pleno “en 48 horas” pero dejan claro que no convocarán a los diputados hasta que no tengan indicios de que no se producirá el cuarto no rotundo a Díaz.

La sensación en la dirección del PSOE andaluz es que los nuevos partidos, Ciudadanos y Podemos, todavía “no se han centrado” tras la jornada electoral del domingo. Confían en que un análisis político sosegado de la situación les haga mover ficha. Asumen que de alguna manera estos partidos tendrán que buscar una percha para explicar su cambio de posición, que en el PSOE atribuyen en exclusiva a “tacticismo electoral”.

Susana Díaz interpreta que el 24M ha habido un "rechazo evidente" a lo que llama 'el bloque del no'

Vídeo: Díaz se pronuncia sobre los resultados del 24-M

 

El portavoz parlamentario socialista, Mario Jiménez, en el tándem que lidera las negociaciones, advirtió de que no es posible “pintar con brocha gorda rayas rojas en Andalucía y pedir cheques en blanco en otros lugares”. “Lo tiene que tener claro todo el mundo”, avisa. Todos coinciden en que no habrá “intercambio de cromos o sillones”, pero la realidad política actual es incontestable. O todos se mueven y facilitan gobiernos o prácticamente el país quedaría paralizado. A eso se agarra ahora Susana Díaz para tratar de exhibir una posición de fortaleza frente a una oposición que lleva más de dos meses castigándola en el Parlamento andaluz. El mensaje es “ahora se tendrán que mover ellos, las urnas han hablado”.

La resaca electoral no deja todavía ver con claridad qué ocurrirá en Andalucía y cómo logrará la candidata socialista dejar de ser presidenta en funciones. De momento, el principal argumento es sacar pecho por la victoria del PSOE en las municipales del domingo. Pero con esto no bastará. El tiempo corre. La fecha límite para evitar unas nuevas elecciones andaluzas, que serían en septiembre junto a las catalanas y a un mes escaso de las fechas que baraja Mariano Rajoy para las generales, es el 5 de julio. Lo que cada día está más claro es que ningún partido quiere repetir elecciones. Menos que el resto el PP. Lo que no se sabe es cómo se va a solucionar la encrucijada andaluza. Todos, además, admiten que lo mejor sería una abstención en bloque para evitar desgastes. Alguien tiene que mover ficha después, reconocen: puede haber un efecto arrastre.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda