la presidenta no moverá ficha en los ayuntamientos

Podemos puede hacerse con la alcaldía de Cádiz si deja a Susana Díaz formar gobierno

La socialista da por hecho que el PSOE gobernará Sevilla y Córdoba pero elude garantizar que pasará en la capital gaditana. Reclama “prudencia” a Pedro Sánchez ante las alianzas

Foto: Susana Díaz ejerce su derecho al voto en un colegio electoral de Triana. (EFE)
Susana Díaz ejerce su derecho al voto en un colegio electoral de Triana. (EFE)

No habrá una directriz única a la hora de formar los ayuntamientos en Andalucía. Susana Díaz ha dejado claro a su ejecutiva regional que hay que ganar tiempo y analizar caso a caso como será la política de alianzas con las candidaturas blancas de Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida. A nadie se le escapa que su investidura dependerá mucho de estos movimientos postelectorales. Mientras que Pedro Sánchez ha animado a moverse para formar gobiernos de progreso, en Andalucía no se cierra la puerta a ningún pacto. Díaz ha dado por sentado que el PSOE gobernará en Huelva, donde ha sido la lista más votada, y que debe volver a ostentar las alcaldías de Sevilla y Córdoba, donde cabrían alianzas tripartitas con candidaturas de unidad popular e IU. Ha sido reacia a dar por hecho el mismo acuerdo en Cádiz, donde Por Cádiz sí se puede ha sido la segunda fuerza por delante del PSOE, lo que supondría dar la alcaldía al partido de Podemos.

La consigna de la secretaria general del PSOE andaluz es analizar caso a caso y hacer una valoración sosegada de los resultados en cada ayuntamiento y diputación provincial. No habrá acuerdos globales. Su mensaje es que no cabe un “intercambio de cromos” de ayuntamientos por el Gobierno de la Junta. Pero más allá de las palabras oficiales los socialistas admiten en privado que en los próximos veinte días habrá que resolver primero la investidura de Díaz y después los gobiernos municipales. Ambas realidades van de la mano. En este nuevo puzzle fichas como la alcaldía de Cádiz podría ser determinante para mover a los quince diputados de Podemos hacia una abstención que permita a la socialista formar gobierno en Andalucía. En el resto de capitales andaluzas, Málaga, Almería y Jaén, al PP le bastaría un acuerdo con Ciudadanos. Si el PSOE quisiera arrebatar estas alcaldías el sudoku político sería mucho más complicado. En Sevilla la diferencia entre PP y PSOE es de apenas dos mil votos. En Córdoba PSOE, Ganemos e IU tendrían mayoría absoluta. En ambas capitales el PP no suma suficiente con Ciudadanos. Al PP le preocupa además qué pueda ocurrir en Granada donde el candidato de Ciudadanos, Luis Salvador, era militante socialista y mantiene buenas relaciones con su expartido.

Teresa Rodríguez con su pareja y candidato a la Alcaldía de la capital gaditana. (EFE)
Teresa Rodríguez con su pareja y candidato a la Alcaldía de la capital gaditana. (EFE)

Nadie niega que las alianzas que se fragüen en otras comunidades como Madrid o Barcelona también serán influyentes. “En algunos sitios estaremos en el gobierno y en otros no”, ha proclamado Díaz en una afirmación muy abierta que le permite ganar tiempo para gestionar su investidura. No ha dejado claro si convocará de nuevo al Parlamento antes del próximo 13 de junio. Durante la campaña electoral de las andaluzas, la socialista se dedicó a asegurar que no pactaría ni con Podemos ni con el PP. Esa consigna ahora podría no respetarse para los ayuntamientos. La orden a los secretarios provinciales del PSOE andaluz es que analicen con detenimiento los resultados en sus provincias y no muevan ficha. Hay también preocupación en las filas socialistas porque saben que el diálogo con los nuevos partidos no va a ser fácil. Tienen la experiencia previa de lo ocurrido en Andalucía, donde han sido incapaces hasta ahora de mover del no a Ciudadanos y Podemos. Con IU las relaciones, tras la ruptura del acuerdo en la Junta, no son nada fluidas.

Cádiz reelige a Teófila Matínez como alcaldesa pero lejos de la mayoría absoluta


Vídeo: Cádiz reelige a su alcaldesa pero lejos de la mayoría absoluta

 

“No quiero lecturas a la ligera”, ha advertido a los suyos. Susana Díaz no ha querido valorar los resultados del PSOE en clave personal y ha desvinculado los datos arrojados por las urnas del liderazgo de Pedro Sánchez. Al secretario general de su partido ha pedido reiteradamente “prudencia” y “responsabilidad” para gestionar una situación política “inédita”, que ha tachado de “muy compleja” y llena de “riesgos”. Ha celebrado la recuperación de Extremadura y el avance en poder territorial para los socialistas. Díaz ha dejado claro que estas elecciones no miden el liderazgo de Sánchez para ser candidato en las generales y que eso se decidirá en primarias. “Ese es otro debate”, ha zanjado. En todo momento, la líder andaluza ha puesto sobre la mesa la tercera victoria del PSOE en Andalucía en un año y ha celebrado que los socialistas hayan vuelto a ganar en esta comunidad en número de votos y alcaldías. En el ámbito nacional ha confiado en que su partido vuelva “a recuperar parte de los electores que se han ido a otras fuerzas políticas” y se erija como única alternativa de gobierno al PP.

Díaz ha dejado claro que el 24-M no mide el liderazgo de Pedro Sánchez de cara a las generales y que eso se decidirá en las primarias del partido

El PSOE confía además en recuperar el gobierno de la mayor parte de las diputaciones provinciales. Desde 2011 el PP tenía cinco. Los socialistas confían en ostentar los gobiernos provinciales de Sevilla, Huelva, Cádiz, Córdoba y Jaén. En estas tres últimas necesitarían pactos de izquierda. El PP se quedaría con las diputaciones de Almería y Málaga, las dos únicas provincias donde han vencido en votos a los socialistas.

El foco de la jornada ha estado en Sevilla, donde un fallo del programa piloto de voto electrónico ha dejado sin contabilizar 15.000 votos. La Delegación del Gobierno explicó que un error informático llevó a que 44 mesas electorales adscritas a este programa en pruebas dejaran de transmitir datos. Las “discrepancias” detectadas al cierre de los colegios electorales entre los datos electrónicos y las papeletas reales obligaron a dejar el caso en manos de la Junta Electoral. Desde el Gobierno han ofrecido esta misma tarde los datos del escrutinio definitivo aunque el resultado definitivo se podría hacer esperar hasta el miércoles. Al 99,75%, en Sevilla capital la lista del PP de Juan Ignacio Zoido aventaja en 3.020 votos a la del socialista Juan Espadas. Todos los partidos asumen ya tras el recuento que no se moverá el tablero político ni el número de ediles obtenidos.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda