RIVERA asegura que no apoyará la investidura

Ciudadanos pasa con nota la reválida nacional tras las andaluzas y condena a UPyD a la nada

Albert Rivera se presenta por primera vez a las elecciones de Andalucía y consigue nueve escaños, casi el doble que IU. La formación de Rosa Díez pincha y se queda sin representación

Foto: Juan Marín, candidato de Ciudadanos a la Junta de Andalucía, junto con el líder, Albert Rivera. (EFE)
Juan Marín, candidato de Ciudadanos a la Junta de Andalucía, junto con el líder, Albert Rivera. (EFE)

Ciudadanos entra por primera vez en el Parlamento andaluz con nueve escaños. La formación de Albert Rivera se convierte en cuarta fuerza política gracias a los casi 400.000 andaluces que le han confiado su voto en la primera prueba de fuego electoral fuera de Cataluña y que debía dar la medida de sus posibilidades futuras. El examen lo ha pasado con nota, todo lo contrario que UPyD, cuya líder, Rosa Díez, no quiso pactar en su día con Rivera y ahora vuelve a quedar fuera del Parlamento. Díez, por cierto, tuvo que volver a Bilbao por una causa familiar y no acompañó la comparecencia de su desolado candidato. 

Pasadas las diez de la noche, comparecieron juntos el candidato naranja a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Marín, y su líder, Albert Rivera. Los dos aparecieron ante las cámaras haciendo el gesto de “nueve” con las manos –muy parecido a los cinco que exhibieron los de Podemos tras las Europeas–, los escaños que han conseguido en sus primeras elecciones en Andalucía. "El bipartidismo ha muerto", proclamó Rivera, ante el aplauso de sus fieles y sin referirse ni una sola vez a la derrota de su contrincante Rosa Díez.

Albert Rivera: El bipartidismo ha muerto

 

Con el 90% de los votos escrutados, Ciudadanos ya duplicaba en votos a Izquierda Unida, el ‘socio natural’ del que se ha servido el PSOE para gobernar el Parlamento andaluz. Rivera fue uno de los primeros en comparecer ante la prensa, y lo hizo arremetiendo duramente contra el PP y PSOE. "La diferencia entre Ciudadanos y otros es que nosotros no consideramos enemigos a nadie. Nuestros enemigos son el paro y la corrupción”, añadió.

Juan Marín vota en Sanlúcar

 

Rivera avanzó que no entraría a formar Gobierno en Andalucía con Díaz y se ha comprometido a trabajar desde la oposición para ayudar a “construir una Andalucía mejor”. En su discurso, el catalán ha incidido en que “hay que saber gestionar los cambios”, en una clara alusión al papel que va a desempeñar Ciudadanos en la investidura de Susana Díaz como presidenta.

El partido de Rivera ha defendido siempre la honradez del político por encima de cualquier cosa, y ha hecho suyo el principio de que ningún imputado iría en sus listas. El PSOE en Andalucía está inmerso en un proceso judicial por desviar fondos públicos destinados a cursos de formación y en el que están imputados dos expresidentes de la región, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Apoyar la investidura Díaz supondría romper uno de los principios inquebrantables para Rivera y la primera mancha en el expediente de cara a las elecciones nacionales de noviembre, cuando Ciudadanos pretende de verdad dar el salto a la política nacional.

Fuentes internas del partido se limitan a bendecir los buenos datos electorales cosechados y prefieren no valorar qué va a pasar mañana. “Es muy pronto todavía para saber qué vamos a hacer, habrá que estudiar todas las opciones posibles”, se limitan a contestar. Sin embargo, Rivera anunció tras conocer el resultado electoral que “vamos a cumplir nuestra palabra” y retó al líder socialista, Pedro Sánchez, a hacer lo mismo.

El desastroso resultado de UPyD

Mientras los militantes y simpatizantes de Ciudadanos celebraban su incontestable victoria, el equipo de UPyD veía desplomarse uno de sus sueños: entrar en el Parlamento andaluz aunque fuera con un solo escaño. El candidato magenta a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Martín de la Herrán, dio la cara tras conocer la derrota y ha asegurado que “ganan los partidos de la corrupción, mientras que el partido que la ha vencido ha quedado fuera”. Pese al pinchazo, los magenta se comprometen a seguir trabajando “por una democracia mejor”.

La diputada Irene Lozano seguía el recuento desde un plató de televisión y no se escondió cuando el escrutinio ya desvelaba que UPyD se quedaba fuera del Parlamento andaluz. "Hay que ver el significado de este fracaso y cómo lo vamos a afrontar", reconoció la política.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda