altos cargos imputados tienen casa allí

El Pedroso, el pueblo de los ERE... a su pesar: "El de los chorizos, ¿no?"

“Esto que nos ha pasado con los ERE es como si nos hubiera tocado una enfermedad. El Pedroso no se merece esto”, cuenta un vecino en un bar cercano al ayuntamiento, mientras apura otra Cruzcampo

Foto: Entrada al pueblo sevillano de 'El Pedroso'. (Agustín Rivera)
Entrada al pueblo sevillano de 'El Pedroso'. (Agustín Rivera)

En El Pedroso conviven en la avenida de la Estación, frente por frente, el abandonado pub-cafetería Hollywood, con Marilyn Monroe y sus intensos labios rojos siluetados como reclamo, con un mosaico del Sagrado Corazón de Jesús. A este municipio de la Sierra Norte de Sevilla, el pueblo de los ERE a su pesar, siguen viniendo muchos fines de semana el exdirector general Francisco Javier Guerrero y el exconsejero José Antonio Viera, dos de los cerebros de la trama de las falsas prejubilaciones en Andalucía según la juez Mercedes Alaya y con vivienda en este pueblo. En El Pedroso, de 2.200 habitantes y a 69 kilómetros de la capital, se abominan de estos dos personajes y del desprestigio que han causado a la imagen del pueblo. Y los vecinos lo quieren resaltar.

“Esto que nos ha pasado con los ERE es como si nos hubiera tocado una enfermedad. El Pedroso no se merece esto”, cuenta un vecino en un bar cercano al ayuntamiento, mientras apura otra Cruzcampo y en Canal Sur hablan con los cronometradores del debate en la televisión autonómica. “Hay que buscar lo positivo. Somos un pueblo acogedor. Es el mejor lugar del mundo para vivir.  A excepción de julio y agosto, la temperatura es suave”. Esta frase no la dice el concejal de Turismo o un experto en marketing, sino un imputado en el caso de los ERE. Se llama Eduardo Lora.

La fábrica de aceite que preside este empresario de 65 años ya jubilado recibió una subvención de 1,1 millones de euros del fondo de reptiles.“Hemos invertido tres millones y esto no me ha dado dinero y sí muchos sofocones. Nos dieron la ayuda porque vino Viera y los socios de la cooperativa empezaron a darle las palmas al consejero. ¿Qué íbamos a hacer? ¿Le vas a decir que no? No sabíamos de dónde procedía el dinero. Se lo expliqué a la juez y no me han desimputado. Yo no he ido a la cárcel y contra mí no se ha señalado ninguna medida cautelar. No todos estamos en el mismo saco”.

A Lora, que reside entre El Pedroso y Sevilla capital, le piden ahora “avales de todos los colores” y “encima”, precisa, “ante la opinión pública somos todos unos ladrones”. Su amigo de barra corrobora lo que dice. Son ya las 16 horas y la cocinera, mujer del dueño, abandona el bar, decorado con los escudos del Betis y el Sevilla, que esta noche jugará con el Villarreal. El empresario aún no abandona este bar con sabor a pescado de plena sierra. “¡Qué pena que no haya venido hoy mi compadre! ¡Hubiera disfrutado diciendo cuatro cosas!”, remata.

“Nos sentimos dolidos”

El Pedroso vive de la ganadería, el olivar y el corcho. Antes de la crisis llegaron a existir nueve empresas de construcción. La tasa de paro alcanza el 25%. El alcalde, Manuel Meléndez, del Partido Andalucista, revisa la obra de un centro llamado Escuelas Nuevas a las 13 horas. Los operarios siguen en el tajo. “El Pedroso no puede ser El Pedroso de los ERE. Es injusto y además nos sentimos dolidos”, relata Meléndez, de 43 años. “Ha habido subvenciones a las empresas de José Enrique Rosendo [exalcalde] y José María Sayago, pero el resto de personas no se han beneficiado nada”. Rosendo y Sayago, como concejales del PSOE, impulsaron la Sociedad de Desarrollo Local, un ayuntamiento paralelo. Ambos recibieron más de 30 millones de euros en ayudas.

Manuel Meléndez, alcalde de El Pedroso

 

“Todas las subvenciones se decidían en Sevilla capital. Las consejerías están allí y El Pedroso es un pueblo más de la Sierra Norte. No creo que recibimos el 50% de las ayudas de esta zona, como dicen los autos de la jueza”, señala Meléndez, que tiene prisa por atender a los responsables técnicos que han venido a supervisar la obra. Alfredo Sánchez Fernández, de 53 años, hizo la mili en Salamanca y lo difunde con una camiseta de la Universidad charra. Sánchez, que trabaja en el Infoca desde 1993, lamenta cómo El Pedroso es “más conocido por los ERE que por las cosas bonitas que tiene, como el turismo que viene por aquí o la feria de muestras de diciembre”. “El problema es que se aprovecharon de los cargos que tenían para adueñarse del dinero que no les correspondía”.

Guerrero suele ir El Pedroso cada fin de semana, donde vive su madre. Viera, que fue profesor en el pueblo, también conserva vivienda en el municipio sevillano. “La cárcel y el escándalo no le han venido nada bien a Javier. La gente sigue teniendo una relación normal con él. Aquí fue alcalde y no ha caído nunca mal”, señala un vecino.

Tiene 61 años, lleva diez años parado y sólo ingresa 426 euros. Diminutos ojos y escasa estatura. Algo así como una versión andaluza del presidente de Uruguay, José Mujica. El hombre se toma otra copa en el bar El Cruce. Siempre ha votado a la izquierda. “Peor no nos va ir. A ver qué dicen los de Podemos”. Se refiere a un mitin que dará estos días el partido de Pablo Iglesias en El Pedroso. “Yo le daba a Rajoy y a Pedro Sánchez el dinero que yo gano al mes a ver qué iban a hacer”. Sobre Guerrero se calla. Continúa la omertá en el pueblo como se demuestra con una chica de unos 40 años: “Tengo un comentario y me lo reservo para mí. ¿Hay miedo? No lo sé”. Y se va corriendo, como si fuera Cospedal con los micrófonos.

“Se merecían la cárcel”

Un funcionario municipal, de unos 50 años, tampoco quiere dar su nombre, pero al menos sí ofrece su visión. “Tanto Viera como Javier Guerrero [que negó ser “un putero o un drogadicto en la comisión de investigación de los ERE] eran dos personas con altos cargos que merecían seguir con su cargo honradamente y han metido la pata. Han visto la vida fácil, el dinero público de los demás, y gastárselo para ellos mismos. Creo que se merecían la cárcel. Si cualquiera por robar un bolso va a prisión, si roban millones de euros se merecen mucho más”.

Publicidad electoral en El Pedroso. (A. Rivera)
Publicidad electoral en El Pedroso. (A. Rivera)

El empleado público se va animando, al mismo tiempo que mira de reojo a ver si algún vecino le ve hablar con un forastero y su grabadora. “Todo esto nos ha desprestigiado a nosotros, nos quita la confianza y pone a El Pedroso en un nivel muy bajo, al nivel que debería estar el pueblo por culpa de cuatro mamarrachos. Guerrero y Viera siguen viniendo, pero a Rosendo no le he visto más. Desapareció de aquí para que no lo criticara la gente y para evitar la vergüenza de los vecinos”. Hay más preguntas, pero las para. “Me abstengo de decir más nada”.

El Pedroso es la localidad natal del editor José Manuel Lara Hernández, el fundador del grupo Planeta. Lara donó 100 millones de pesetas a su pueblo natal de la Sierra Norte sevillana. En 1995 se hizo efectivo el pago. Quince millones sirvieron para pagar una deuda con Sevillana de Electricidad y otros 15 se destinaron a otras facturas. Del resto de la donación (previsto para actividades culturales) jamás se supo. Se lo comió el ayuntamiento paralelo de la Sociedad de Desarrollo Local de El Pedroso (Sodelp), constituida el 29 de enero de 1996.

“El pueblo de los chorizos, ¿no?”

 “Es una pena que con el dinero de Lara no se haya creado un teatro o una gran biblioteca. Con esos 100 millones de pesetas de la época el Ayuntamiento podría haber creado un centro cultural que hubiera permanecido en el tiempo”, lamentaba el alcalde en declaraciones a El Confidencial hace ya tres años. “No sabemos lo que pasó con el dinero que donó Lara Hernández. La sociedad hace tiempo que había entrado en bancarrota”, continuó.

En el pueblo están muy orgullosos de que El Pedroso fue, en la década de los setenta, uno de los municipios españoles con más universitarios en función del tamaño de la población o que Joaquín Durán, subdirector general de la RTVA, número uno en funciones de la televisión autonómica andaluza, también haya nacido en el municipio de la Sierra Norte. En el bar El Cruce dos parejas de jóvenes de treinta y tantos toman café y té a las 17.45 horas. Uno de los chicos proclama: “Antes nadie conocía El Pedroso y ahora todos dicen: el pueblo de los chorizos, ¿no?”. En la parada del autobús dirección a Sevilla hay una señal de una tienda de una nave industrial cercana: “¡Tu compra al mejor precio! Cash El Pedroso”. El pueblo de la maldición de los ERE.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios