IGLESIAs Y TERESA RODRÍGUEZ, EN MÁLAGA

Ex altos cargos de la Junta y ‘heavies’: retrato-robot de los mítines de Podemos

El público es variopinto en el mitin de Iglesias. Gente de Equo, señoras mayores, chicas con una camiseta con la bandera de Venezuela. Incluso hay presuntos pijos, rastas y parejas con sus hijos

Foto: El líder de Podemos Pablo Iglesias besa a la candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía por dicho partido, Teresa Rodríguez. (EFE/Jorge Zapata)
El líder de Podemos Pablo Iglesias besa a la candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía por dicho partido, Teresa Rodríguez. (EFE/Jorge Zapata)

- ¿Tú también por aquí? ¡¡Ja, ja!!

Los hay curiosos. Los hay ya Podemizados hasta decir basta. Los hay espías de otros partidos. Y… exsocialistas.

Ignacio Trillo fue durante más de una década delegado de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Comunista durante la Transición, luego estuvo en el PSOE y ahora simpatiza con Podemos. A las 12.30, media hora antes de que Pablo Iglesias empiece a mitinear en la Plaza de la Merced de Málaga, Trillo saluda a unos cuantos camaradas socialistas: al concejal no adscrito (que fue independiente en la listas del PSOE) Carlos Hernández Pezzi, a la economista Ana Gómez, que fue asesora del PSOE en la Diputación de Málaga y a desencantados de Izquierda Unida.

“He estado con un señor mayor de ochenta y tantos años. Cuando estaba escuchando el himno de Andalucía ya no podía más y me ha dicho: ‘Ya he llorado bastante esta mañana, me puedo ir de esta vida descansado”, relata Trillo a este diario. “Yo intento que no me afecte la emotividad con Podemos, pero la situación es tan límite que en comparación con el resto, están bien”.

Trillo, quien fuera laminado por el aparato del PSOE para presentarse a las primarias a la Alcaldía de Málaga de 2011, no se plantea afiliarse a Podemos, pero si “hay que echar una mano, la echo sin problemas”. “El PSOE no quiere contar con nadie y nos ponen a Luciano Alonso y Marisa Bustinduy [patas negras de la lista del PSOE al Parlamento andaluz por Málaga] para que no les votemos. A ver cómo sale todo esto. No está claro el partido”.

Mitin de Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez en Málaga. (Efe)
Mitin de Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez en Málaga. (Efe)

Al mitin, con guiños al general Torrijos que murió para defender el liberalismo frente al absolutismo de Fernando VII, como conmemora el obelisco de la plaza, tampoco faltaron heavies como el músico Luis Darder. “Es lo que me esperaba, un poquito de ilusión. Se ve en la calle”, apunta Darder, que siempre ha votado a Izquierda Unida. Ahora votará a Podemos. “¿Quién ha dicho que yo he cambiado de voto? También fui a un mitin del PP y no me dejaron entrar. Me ha mosqueado que no me dieran un bocadillo porque en el PP sí los daban [sonríe], pero ahora mismo no sé a quien voy a votar”.

Venezuela, rastas y familias

El público es variopinto. Gente de Equo repartiendo propaganda, una señora de 60 años, limpiadora de la UMA, con la camiseta morada de Podemos; una chica de unos 40 años con una camiseta con la bandera de Venezuela. Incluso hay presuntos pijos, chicas con el peinado rasta y parejas que pasean a su perros y van con sus hijos. Podemos no es sólo la Izquierda anticapitalista de Teresa Rodríguez que llega en una furgoneta blanca, la imagen del exfiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo o el heterodoxo Félix Gil (“periodista, comunista e insolvente”), es una tormenta antipoder contra el PSOE y el PP.

Una maestra jubilada, de 66 años, que no quiere decir su nombre, se sienta en la tarima donde se sitúan las cámaras de televisión. “¿Que por qué estoy aquí? Estoy hasta las narices. Con eso es suficiente”. María, de 48 años, funcionaria, tiene dudas sobre si votar a IU o a Podemos. “Es el primer mitin al que vengo. Soy de los indecisos. Pablo Iglesias tiene un gran poder de comunicación”.

- Para ser un mitin de verdad hubiera hecho falta unos bocadillos y unas cervecitas- comenta una fotógrafa. Teresa Rodríguez se va escoltada por un pasillo de una decena de personas. Se quieren hacer selfies con ella. Sonríe y no se para. Pablo Iglesias se ha esfumado. 

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda