precampaña de las andaluzas

Podemos se desmarca del PER y propone una reforma de los subsidios en Andalucía

El programa electoral incluirá una única renta social que armonizará todas las ayudas que ahora mismo cobran los andaluces pero no exhiben ni números ni memoria presupuestaria

Foto: Teresa Rodríguez anuncia su renuncia al escaño en la Eurocámara al concurrir como candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta de Andalucía. (EFE/Lara Malvesí)
Teresa Rodríguez anuncia su renuncia al escaño en la Eurocámara al concurrir como candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta de Andalucía. (EFE/Lara Malvesí)

Podemos trabaja a contrarreloj para dar forma a su programa electoral en Andalucía, el primero que medirá la viabilidad de sus propuestas como partido político más allá de los discursos. El secretario de Organización, Sergio Pascual, jefe de la campaña andaluza, se resiste a dar números o memoria económica de las propuestas que desde el viernes pueden votar sus inscritos. Sin embargo, sí se moja con cuestiones como el PER, el subsidio agrario que cobran los jornaleros andaluces. Pascual, funcionario de la Junta de Andalucía y miembro de Podemos desde el pasado julio, asegura que el PER tiene que dejar de ser “una ayuda a perpetuidad” y apuesta por su retirada a largo plazo, “diez años”, el tiempo suficiente, dice, para que dé tiempo a “transformar el agro andaluz”. “No subsidiamos a perpetuidad, la idea es que esos subsidios ayudaran a ir transformando el agro andaluz para que fuera autosostenible”, insiste el dirigente de Podemos.

Entre las propuestas económicas del partido de Pablo Iglesias para Andalucía se incluye un nuevo modelo para el campo andaluz. “No puede ser que el campo andaluz, que es productivo, esté subsidiado y le cueste dinero a los andaluces. Tiene que ser un campo que produzca, no que esté rezagado y sea un sumidero de dinero porque haya que ayudar a las familias que están en ese sector”, agrega. Apuestan por las tierras públicas y porque los productos agrícolas bajo la Marca Andalucía sean auspiciados por la propia administración. Insisten además en reorientar las inversiones públicas, “y las privadas en la medida de lo posible”, para primar las cadenas de producción y que Andalucía deje de exportar materia bruta y pase a comercializar productos. “No puede ser que la administración abdique de sus funciones e instituya el PER como una ayuda a perpetuidad sin ponerse a la labor de transformar la realidad del agro andaluz para que en un periodo de tiempo razonable podamos suprimirlo”, insiste Pascual.

El Gobierno central dio luz verde el pasado viernes en Consejo de Ministros a la reducción de las jornadas necesarias para cobrar el PER tras una mala campaña de la aceituna. Todos los partidos han reclamado esta rebaja en las condiciones para cobrar el subsidio, una media de 426 euros al mes que cobran durante medio año eventuales agrarios de 300 pueblos andaluces. Llama la atención que Podemos marque distancias con esta ayuda cuando el SAT, el sindicato de Diego Cañamero con representantes en las listas electorales de Podemos, es una de las voces más beligerantes en defensa de esta renta. Varios de sus dirigentes simularon una crucifixión días atrás para exigir que se elimine la condición de acumular un número de peonadas para cobrar el PER. Es la misma reivindicación que hace Izquierda Unida

Irrupción del SAT en una finca de la Casa de Alba, en 2011. (EFE/Jose Manuel Vidal)
Irrupción del SAT en una finca de la Casa de Alba, en 2011. (EFE/Jose Manuel Vidal)

El PER está dotado con 216 millones de euros anuales, de los que 186,9 millones se han destinado a Andalucía (147,7 millones). El PSOE siempre ha defendido esta renta agraria que, argumenta, ha evitado el éxodo de los pueblos andaluces. Políticamente este subsidio se ha relacionado con el triunfo electoral de los socialistas en las áreas rurales y el intento de reforma de Aznar en 2000 provocó una sonada huelga general y condenó a los populares a un calvario político en Andalucía del que le costó años desquitarse. Esos votantes de áreas rurales son, según los expertos, el talón de Aquiles de Podemos en Andalucía, que centrará su campaña en las grandes áreas urbanas.

Hace ya meses que Podemos dejó atrás su propuesta de una renta básica para todos los ciudadanos con la que concurrió a las pasadas elecciones europeas. El programa electoral andaluz incluirá un plan de rescate ciudadano. Defienden “armonizar los distintos subsidios que hay en Andalucía” y “no se traducirá exactamente en una renta mínima de inserción”. Habría que centralizar todas las ayudas de la Junta, el Gobierno central y los ayuntamientos en un única ventanilla. ¿Cómo se llama y cuanto cuesta? “No le hemos puesto nombres” y “no voy a adelantar números”, respondía Pascual a 24 horas de que se enviara el documento para su votación en los círculos.

El programa de Podemos está siendo elaborado por 150 expertos y 100 círculos, defiende Pascual, y contará con una memoria económica. No incluirá ningún dato concreto sobre creación de empleo o reducción de la tasa de paro en Andalucía porque eso son “promesas populistas”, se defiende Pascual. Para la creación de empleo en una comunidad con la dramática cifra de más de un millón de parados proponen varios clásicos de los partidos que ellos llaman “casta”. Entre otras, reforzar la marca Andalucía; reorientar las inversiones públicas y privadas para añadir valor en las cadenas productivas; profundizar en la “alfabetización digital” con dinero público y explotar la situación estratégica de esta comunidad como “nudo natural de comunicaciones y transportes”. Apuestan por convertir Andalucía “en la vía de entrada a Europa de mercancías, reforzando el puerto de Algeciras y la red ferroviaria”.

El PER está dotado con 216 millones anuales, de los que 186,9 se han destinado a Andalucía. El PSOE siempre ha defendido esta renta agraria

Sobre las reformas que proponen para el sector público, la principal se refiere a la limitación de sueldos y al desalojo de los políticos de los altos cargos de la administración, exactamente lo mismo que defiende el Partido Popular. Podemos pedirá una comisión de investigación en el Parlamento andaluz, si obtiene representación, para escrutar todas las cuentas públicas antes de presentar un plan concreto de reforma del gasto público y de la administración.

El secretario de organización de Podemos admite que las elecciones andaluzas serán clave para su partido porque demostrarán que no son “un bluf ni un soufflé que se va a desinflar” y las califica como “un hito más” en el objetivo de Pablo Iglesias para llegar a La Moncloa. El líder nacional desembarcará en tres actos de la campaña junto a la candidata, Teresa Rodríguez. Harán una campaña de 600.000 euros financiada a través de microcréditos ciudadanos y sin dinero de los bancos. Pascual elude pronunciarse sobre alianzas postelectorales o sobre un posible pacto con el PSOE y asegura que lo decidirán los militantes.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios