tras las declaraciones de luis alegre

Podemos admite su debilidad electoral en Andalucía y abre la caja de los truenos

Si Andalucía está o no entre las prioridades de Pablo Iglesias está por ver. De momento la cúpula nacional del partido da síntomas de no querer contaminar su futuro político en su carrera hacia las generales

Foto: Pablo Iglesias junto a Teresa Rodríguez (2d), candidata de Podemos a la Junta de Andalucía (EFE)
Pablo Iglesias junto a Teresa Rodríguez (2d), candidata de Podemos a la Junta de Andalucía (EFE)

Si Andalucía está o no entre las prioridades de Pablo Iglesias está por ver. De momento la cúpula nacional del partido da síntomas de no querer contaminar su futuro político en su carrera hacia las generales con las elecciones autonómicas andaluzas del próximo 22 de marzo y tampoco dejan claro de una vez quién será el candidato. Podemos asume que no va a ganar en Andalucía, que no formará gobierno en esta comunidad e insiste en asegurar que el programa electoral que presente en estas autonómicas, el primero con el que se retraten en unas elecciones en España y tras su constitución como partido político, no será definitivo. Así se expresaba esta mañana en la cadena Ser el secretario de Participación de este partido, Luis Alegre. Marcaba una diferencia entre las posibilidades de su partido en Madrid, Valencia o Asturias y lo que pueda ocurrir en Andalucía.

Flaco favor para quienes tratan de engrasar contrarreloj la maquinaria electoral andaluza. Poco después de estas contundentes afirmaciones, la aspirante más clara a ser la candidata de Podemos en las elecciones andaluzas de marzo, Teresa Rodríguez, rectificaba a la cúpula nacional. En su cuenta de Twitter la eurodiputada gaditana hacía esta advertencia: “Quienes conocemos esta tierra y tenemos aquí los pies, la cabeza y esperanzas, sabemos que no sólo podemos, sino que debemos ganar Andalucía”. La advertencia llevó al responsable de participación interna de Podemos a  matizar sus reflexiones sobre la batalla electoral andaluza. Alegre rectificó sus palabras y ha asegurado en Telecinco que sí a ganar también en Andalucía y que darán grandes sorpresas.

Teresa Rodríguez, candidata de Podemos Andalucía (EFE)
Teresa Rodríguez, candidata de Podemos Andalucía (EFE)

 

El desbarajuste en los discursos internos ha aflorado hoy pero no es el único síntoma. Entre miembros de Podemos en Andalucía llamó mucho la atención que el pasado sábado Pablo Iglesias no aprovechará la gran marcha por el cambio de Madrid para dar un espaldarazo a la que posiblemente será su candidata en esta comunidad en las primeras elecciones que enfrenta el partido. No tomó la palabra Teresa Rodríguez ante las más de 150.000 personas, según datos oficiales, congregadas en la Puerta del Sol. Muchos ligan esta decisión de Podemos al hecho de que aún persisten diferencias internas entre Iglesias y quienes le plantaron cara en el congreso de constitución de Podemos, con Pablo Echenique y Teresa Rodríguez como principales referentes críticos. En el multitudinario acto del sábado en Madrid, Iglesias sí que dio cancha a su candidata en Aragón frente a Echenique, Violeta Barba, según destacaron fuentes de la formación. En sectores del partido en Andalucía esta decisión fue muy llamativa  y muy comentada al regreso de la gran marcha madrileña.

Aunque las diferencias internas en Podemos en Andalucía parecían más que reconducidas, después de que Iglesias apostara por una candidatura de unidad en Andalucía con la eurodiputada gaditana al frente y bajo la tutela de su hombre de confianza, el andaluz Sergio Pascual, los movimientos internos siguen sacudiendo al partido. Iglesias apoyó a Rodríguez como secretaria general pero todavía no lo ha hecho como candidata en las autonómicas. Muchos esperaban que lo hiciera el pasado sábado en Madrid. Por eso han saltado como un resorte cuando desde la cúpula nacional han admitido que en Andalucía sus posibilidades están por ver. Al parecer Iglesias ha sondeado otros perfiles para las autonómicas andaluzas como el del ex Defensor del Pueblo, José Chamizo, a quien habría expresado sus dudas sobre el cartel electoral andaluz. Chamizo ha descartado ir en las listas de Podemos o de Izquierda Unida.

Uno de los motivos que supuestamente Susana Díaz y el PSOE andaluz ha barajado para adelantar un año las elecciones andaluzas es precisamente que pillaban a Podemos aún sin infraestructura regional y en proceso de configuración de sus liderazgos. Díaz ha dicho públicamente que no tiene miedo a ser la primera en enfrentarse a la formación de Pablo Iglesias. Los últimos sondeos publicados este mismo fin de semana en Andalucía por El Mundo y ABC dibujan un escenario sin mayorías absolutas en el Parlamento andaluz, con PSOE como primera fuerza política, el PP en segundo lugar y Podemos como tercero en el ranking, por delante de Izquierda Unida. Si se confirman estos pronósticos, Susana Díaz se vería obligada a pactar para formar gobierno con el PP o con Podemos. La socialista ha desechado con rotundidad ambas posibilidades. De cumplir su palabra y según las encuestas publicadas, en Andalucía no se descarta que hubiera que convocar otras elecciones.

Susana Díaz, actual presidenta, parece ser la favorita en las encuestas (EFE)
Susana Díaz, actual presidenta, parece ser la favorita en las encuestas (EFE)

 

Los socialistas apuestan por una mayoría holgada que le permita gobernar en solitario con acuerdos puntuales. El PP de Juan Manuel Moreno Bonilla sí admite que pactaría con los socialistas para cerrar el paso a Podemos. IU, en caída libre según los sondeos, tampoco deja claro si abrazaría de nuevo una coalición con el PSOE en el Gobierno andaluz tras la abrupta ruptura del pacto.

Es una incógnita saber si Podemos, que ha convocado unas primarias exprés para elaborar sus listas electorales con contestación interna de los críticos, que se sienten silenciados y ninguneados pese al emergente liderazgo de Teresa Rodríguez, llegará en plena forma al 22 de marzo o si se quedará en el camino. De momento, la estrategia de la cúpula nacional, que controla férreamente el proceso, desconcierta a propios y extraños. Desde Podemos aseguran que tras el traspiés de hoy y las manifestaciones contradictorias sobre las elecciones andaluzas, Pablo Iglesias emita más pronto que tarde un gesto claro a favor de Rodríguez. De lo contrario, muchos creen que estará dejando claro que desde Madrid siguen maniobrando para buscar otro candidato con un perfil menos radical que el de la eurodiputada gaditana, que fue candidata en las municipales con Izquierda Anticapitalista y que tiene difícil sostener ese discurso de indefinición ideológica que propugna Pablo Iglesias y su núcleo más cercano. La eurodiputada gaditana se siente cómoda con líderes históricos de la izquierda andaluza como Diego Cañamero y en Podemos saben que ese perfil puede restarle apoyos entre un electorado más moderado y urbano.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios