Exposiciones

PICASSO, MIRÓ, TÀPIES… LA POLÉMICA EXPOSICIÓN DE PUIGDEMONT QUE ESTUVO OCHO AÑOS GUARDADA EN UN ALMACÉN

Por Romina Vallés. Barcelona

‘New York City I’Piet Mondrian

Picasso, Miró, Dalí, Lorca, Chillida o Tàpies forman parte de una colección de arte por la que se acusó a Puigdemont de desviar dinero público cuando era alcalde de Girona. Por fin puede verse en el Museo de Historia de Girona hasta el 23 de mayo de 2023.

Imaginemos la secuencia: alguien adquiere una vasta colección de arte por más de tres millones de euros y, acto seguido, la traslada a un almacén donde la cerrará bajo llave… durante ocho largos años. La situación es, si cabe, más insólita, cuando entre esas obras hay dibujos y pinturas de grandes nombres como Picasso, Dalí o Miró y otros tantos artistas representativos de las vanguardias del siglo XX.

En un hecho insólito pero real: en 2014, los herederos del coleccionista y poeta catalán Rafael Santos Torroella (1914-2002), que durante buena parte de su vida se dedicó a hacer acopio de obras de arte, pusieron a la venta su ingente colección, formada por 1.393 piezas entre pinturas y esculturas, y hasta 30.000 documentos. Quien las adquirió no era un comprador cualquiera, sino el expresidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, que por aquel entonces era alcalde de Girona. Pagó 3,6 millones de euros.

La operación fue polémica porque se dijo que la compra provenía de un presunto desvío de fondos públicos del canon municipal del agua. Ahora, una muestra de esta colección de arte ve por fin la luz en la exposición ‘La Apuesta por el arte nuevo’ en el Museo de Historia de Girona. Un recorrido por las vanguardias, desde principios del siglo XX hasta los años 60, en Cataluña y España a través de 150 obras –esculturas, pinturas, fotografías, dibujos y documentos– que se presentan en las salas temporales del museo gracias, sin duda, a la relación de amistad que unió a Santos Torroella con grandes artistas del siglo pasado, como Picasso, Dalí o Miró.

Obra de Francis Picabia
Obra de Rafael Barradas
Obra de Joan Miró

Un recorrido por todas las vanguardias

De esta forma, la muestra empieza con los inicios del surrealismo a través de figuras como Salvador Dalí, del cubismo de Picasso y Francis Picabia o del expresionismo, el postimpresionismo de Ángeles Santos Torroella, pintora hermana del coleccionista, y el vanguardismo argentino del Grupo Florida, donde brilla especialmente la pintora Norah Borges, hermana del escritor Jorge Luis Borges.

Obra de Ángeles Santos
Obra de Maruja Mallo

De las segundas vanguardias, surgidas en los años posteriores a la Guerra Civil y el franquismo, pone el acento en la ‘Escuela de Altamira’ y el grupo ‘Dau al Set’, con artistas como Modesto Cuixart, Joan Ponç, Manuel Millares o Mathias Goeritz. Destacan especialmente las obras de Antoni Tàpies o Josep Guinovart, representantes de ese informalismo que permite al artista total libertad en el uso de distintos materiales para plasmar sus ideas.

Obra Grupo de jazz

También deja un lugar, esta exposición, para contar la historia de la Editorial Cobalto, especializada en arte, que dirigía Santos Torroella y cuya documentación forma parte del legado cultural de este. Y termina con las nuevas generaciones de los 60 y 70, con movimientos como el pop, el arte conceptual o la nueva figuración. De esta época se pueden ver obras de Eduardo Arranz-Bravo, Juan Hernández Pijuan, Jorge Castillo, Francisco Artigau, Evarist Vallés o Rafael Bartolozzi.

Obra La escalera suramericana

En todo momento, el itinerario otorga una gran importancia a ese patrimonio documental del crítico y coleccionista, que intentó trascender como testigo de los movimientos culturales de toda una época, ya fuera recopilando escritos de artistas inéditos, epistolarios, publicaciones o fotografías. Todo esto lo podrá disfrutar el visitante hasta mayo de 2023.

Pero para ver toda la colección sin embargo, aún habrá que esperar tres años más, cuando abra el Museu d’Art Modern i Contemporani de la Casa Pastors, el nuevo proyecto en el que está trabajando actualmente el ayuntamiento, o, mejor dicho, en el que seguirá trabajando cuando lo permitan unas intervenciones arqueológicas que se están llevando a cabo en la zona donde estará este museo, un palacio del siglo XVIII edificado sobre las murallas romanas de Girona y la fortificación medieval que se levantó sobre él. Los documentos de la biblioteca de Santos que también forman parte del fondo, con 6.000 volúmenes, entre los cuales, una colección de revistas de la Generación del 27, está previsto que se distribuyan en las distintas bibliotecas de la ciudad.

Tags
Exposiciones Arte

Noticias relacionadas

Exposiciones

Carabanchel, Tetuán, Fuencarral… Estos son los barrios de Madrid que tiran del carro del arte

Por Pilar Gómez Rodríguez

Exposiciones

El universo creativo de Jaime Hayon llega al Centre del Carme

Por EC Brands