Protagonistas

Aurora Zubillaga (Sotheby's): “Los NFTs van a ser un ‘bluff’“

Por Marta de Orbe

Aurora Zubillaga

La CEO de Sotheby's España nos recibe en las oficinas madrileñas de la casa de subastas para hablar sobre la salud del mercado del arte, la revolución de los NFTs y el futuro de la creación contemporánea.

Nacida en el seno de una familia de galeristas y coleccionistas, esta mexicana comenzó a profesionalizar su pasión por el mundo del arte cuando, en 1999, fue becada para realizar unas prácticas en Sotheby's Londres. Desde aquel momento ya nunca abandonaría la que, sin duda, es una de las casas de subastas más importantes del mundo.

Desde su despacho en las oficinas de Sotheby's Madrid, en la señorial calle de Alfonso XI, Aurora Zubillaga nos recibe para tomar el pulso al mercado del arte actual, desvelarnos algunos de los entresijos de la casa de subastas e imaginar el futuro de la creación artística de los próximos años.

Subasta en Londres de la colección de arte de David Bowie

Ferraris, bolsos de lujo, prendas deportivas, arte del s. XX, NFTs… ¿Qué es lo más subastado en Sotheby's hoy en día?

Nuestro ‘core business’ siguen siendo las grandes obras maestras, desde un Rembrandt a un Basquiat. Pero nos hemos tenido que adaptar también a la demanda del mercado. Por eso hace cinco años comenzamos con nuestro departamento Luxury, desde el que subastamos coches de lujo, bolsos de Hermes, prendas deportivas codiciadas y por supuesto joyas.

¿Qué cree que se subastará en 2050?

¡Ojalá tuviera una bola de cristal para saberlo! Pero sinceramente confío en que seguirán siendo las grandes obras de arte. Sotheby's subastó la primera obra de arte en 1913, una pieza de Frank Saltz, y desde aquel momento nuestra clientela no ha parado de demandar piezas artísticas. No sé cuáles serán los gustos o las tendencias en 2050, pero será arte, o al menos eso espero.

Un NFT llamado CryptoPunk 7523 por 11,8 millones de dólares, la camiseta de “La Mano de Dios” de Maradona por 8,4 millones de euros, unas zapatillas Nike por 25 millones de euros… Últimamente, el mundo de las subastas está cayendo en lo estrafalario. ¿Es un derroche de dinero injustificado?

Le suena aquello de “las cosas valen lo que alguien esté dispuesto a pagar por ellas'', pues estos son algunos de los más claros ejemplos. Es cierto que son objetos que, aunque no artísticos, sí tienen un valor intrínseco, por exclusivos, por únicos o por, como en el caso de la camiseta de Maradona, no solo ser un objeto, sino un contenedor de una historia, un recuerdo que la hace irrepetible.

Aurora Zubillaga

Desde la primera venta de un NFT en Sotheby's en abril de 2021, la casa de subastas ha generado casi 100 millones de dólares con este tipo de obras. ¿Qué futuro le depara a este arte?

Los NFTS son la mayor revolución que ha vivido el mundo del arte desde que el ser humano comenzó a pintar al óleo. Desde que comenzaron recibimos, y no te exagero, cientos de llamadas al día con proyectos de NFTs. Es un fenómeno tan nuevo y avanza tan rápido que aún no podemos tener un criterio sólido sobre su futuro. El medio digital como forma de creación va a perseverar, pero no perdurarán los NFTs como los entendemos ahora, creo que esta invasión quedará en un ‘bluff’, solo permanecerá un sector muy pequeño y cualitativo.

¿Cómo está viviendo el mundo de las subastas la transformación digital? ¿Cree que esta era digital beneficia o perjudica al mercado del arte?

Nos beneficia enormemente. Las plataformas digitales nos permiten un acceso a un público infinitamente más amplio. Además, el arte cada vez es más ‘userfriendly’, ahora un cliente de Hong Kong puede acceder a una obra que se subasta en París. Gracias a la digitalización, hemos observado que un cliente que entra a pujar por un modesto grabado puede acabar adquiriendo una obra más importante de gran valor, algo impensable en las subastas presenciales.

¿Qué porcentaje de sus subastas se realizan ya de forma online?

En todas ya se puede pujar online. Otra cosa es que no todas tengan su celebración presencial. Las subastas ‘presenciales’ se han reducido notablemente desde la pandemia, pero las seguimos celebrando para las pujas más importantes, las de arte moderno, contemporáneo o joyas. Estas ‘subastas de noche’ estoy segura de que seguirán celebrándose, es un acto experiencial que nuestros clientes seguirán demandando. Vestirse para la ocasión, charlar con el resto de compradores y expertos, vivir la tensión de la puja en directo… Nunca será lo mismo que comprar una obra de arte pulsando un botón en tu ordenador.

Subasta en Sotheby's

¿Sotheby's tendrá sede en el metaverso?

¡Ya tenemos! Se llama Decentraland, es un sector muy pequeño de Sotheby's y no es uno de nuestros objetivos principales como empresa. Como los NFTs, también con el metaverso estamos expectantes, aún no sabemos si nos quedaremos allí, si realmente es práctico, si da beneficios o no, pero consideramos fundamental estar presentes.

¿Cuál ha sido recientemente la subasta más relevante de Sotheby's? ¿Qué pieza ha batido récords?

Sin duda la de la colección Macklowe en noviembre del año pasado. Conseguimos recaudar más de 900 millones de dólares. Ha sido la operación del mundo del arte más importante de los últimos años. Para nosotros fue un sueño, una colección de este tipo sale a la venta en muy raras ocasiones. Y en ella estaba la pieza que batió récord el año pasado, un lienzo de Rothko (‘Sin Título’) que cerró la puja en 48 millones de dólares.

¿Cómo se marca el precio de salida de una obra?

El precio de salida depende de múltiples factores. En primer lugar, del artista que la firma y su precio habitual en el mercado. Pero también influye la temática, el tamaño, el estado de conservación y la procedencia. Al igual que el tiempo que la obra lleve en el mercado, si está publicada en catálogos o si ha formado parte de alguna exposición relevante.

¿Cuál es el tipo de arte con más salida en el mercado?

Sin duda el arte contemporáneo, el actual, aunque los grandes récords se los sigue llevando el siglo XX, lo que conocemos como ‘arte de posguerra’.

¿Qué opina de la compra de arte como ‘valor refugio’, es una inversión segura o una lotería?

Desde Sotheby's nunca recomendamos la compra de arte como inversión. El arte hoy en día se mueve muy rápido, el mercado fluctúa constantemente y es muy complicado que obtengas el resultado que esperas a nivel inversión, desde luego nunca ganarás un 100 %. Por eso nosotros recomendamos comprar obra que realmente te guste, más allá de su posible valor futuro, que quieras que esa pieza forme parte de tu vida y disfrutarla sin pensar en cuánto valdrá dentro de un par de años. El único valor seguro del arte es el de tu sentimiento hacia él.

Desde Sotheby's nunca recomendamos la compra de arte como inversión

Dígame tres autores contemporáneos que siempre encuentran comprador

Gerhard Ritcher, no tiene fallo, siempre vende sus obras y además son muy buscadas, al igual que las de David Hockney. Ambos son ya muy mayores y cada nueva pieza es un diamante para el mercado. Otros artistas más jóvenes como Stanley K. Whitney o Flora Yukhnovich también tienen mucha demanda.

¿Y tres clásicos de difícil salida?

No podría decirte un nombre, pero en general la pintura del XIX es complicada. Es una pintura más académica y severa, más comprometida y no siempre encuentra comprador.

Aurora Zubillaga Foto: Carmen Castellón

¿Qué obra de arte recuerda haber vendido con más dificultad? ¿Y cuál ha sido la más codiciada?

Todas las piezas tienen su dificultad. Si no es la obra en sí, puede ser el transporte, una mala catalogación, la foto incorrecta… ¿La más codiciada? Diría que fue ‘El hombre que camina’ de Giacometti. Fue la primera obra que alcanzó un récord mundial al venderse por 102 millones de dólares.

Según qué temporadas se suele escuchar que los chinos, rusos o árabes están copando el mercado del arte. Pero realmente, ¿hay un colectivo concreto que esté a la cabeza de la compra del arte en el siglo XXI?

Sí lo hay, pero no es ninguno de los que mencionas. El coleccionismo americano siempre ha estado a la cabeza del mercado del arte y lo sigue estando. En concreto el norteamericano, aunque cada vez hay más grandes coleccionistas latinoamericanos. América es uno de los grandes motores del mundo del arte, no solo a nivel coleccionismo, también en cuanto a galerías, museos y ferias. Es el mercado más serio y estable, y el que nos indica el camino a seguir al resto.

¿Cómo es el retrato robot del coleccionista español? ¿Se diferencia del internacional?

La verdad es que todos los coleccionistas son muy parecidos. El español es un coleccionista muy internacional, viaja mucho, visita muchas galerías y ferias y se asesora muy bien. Es cierto que el coleccionismo en España es más reducido que en el resto de Europa, donde los belgas y los italianos están a la cabeza, pero aunque haya menos aquí, actúan de la misma manera que el resto de coleccionistas europeos.

Las subastas de arte ruso que teníamos programadas están paralizadas

El próximo 22 de noviembre sus colegas de Christie’s celebrarán la que ya empieza a ser llamada como “la subasta de los mil millones de dólares'', con la colección Paul Allen, el otro dueño de Microsoft. ¿Por qué no se ha llevado el gato al agua Sotheby's? ¿Cree que esta subasta marcará nuevas líneas y precios del mercado del arte o será puramente anecdótica?

Las grandes subastas fluctúan. Estas colecciones estrella a veces caen en Christie’s o a veces en Sotheby's. Tener el mercado equitativamente dividido nos beneficia a todos y es lo que permite que sea un mercado abierto y transparente. No sé si esta subasta marcará de manera trascendental al mundo del arte, pero estoy segura de que se alcanzarán récords históricos con ciertos artistas que sí servirán de indicativo sobre la dirección del mercado durante los próximos años.

¿Cuál será la gran subasta de Sotheby's en la próxima temporada?

El próximo 11 de octubre celebraremos en nuestra sede parisina la subasta de la colección del Hotel Lambert, posiblemente la colección de artes decorativas más importante que existe en este momento, con millones de objetos de todas las categorías, pintura, escultura, artes suntuarias… Será nuestra subasta más importante del año.

1961 Ferrari 400 Superamerica Pinin Farina Cabriolet Series 1

¿Podría hacernos una radiografía del mercado del arte en la era poscovid? ¿Cómo ha afectado la pandemia a este sector?

Durante la pandemia, como el resto de sectores, nos vimos paralizados. Sin embargo, después, y gracias a la digitalización en gran parte, los coleccionistas han vuelto con auténtica ansiedad, de hecho 2021 ha sido el año de nuestros mejores resultados hasta la fecha.

¿Cree que la guerra de Ucrania también afectará al mercado del arte como al resto de sectores?

Estas tragedias tan bestiales afectan a todos los sectores. Y aunque el mercado del arte va un poco ralentizado respecto a la economía general y podremos ver sus consecuencias en un par de años, si nos está afectando relativamente. Por ejemplo, las subastas de arte ruso que teníamos programadas están paralizadas.

¿Cuál es el estado de salud del arte contemporáneo español?

España es un país de grandes talentos artísticos desde siempre, empezando por Velázquez y señalando que los tres grandes artistas del siglo XX, Dalí, Picasso y Miró, son españoles. Actualmente, también tenemos importantes artistas contemporáneos como Barceló o Plensa, y una nueva generación que está pegando fuerte con Edgard Plans o Ricardo Macarrón que arrasan en el mercado asiático. Pero a nivel ‘mercado del arte’ todavía estamos en vías de desarrollo respecto a otros mercados europeos.

¿Qué tres consejos daría a un nuevo coleccionista?

Dedicación, pasión e información. Echarle muchas horas a investigar y después dejarse llevar por lo que el gusto y el corazón les indique, pero sobre todo informarse mucho, hablar con expertos y buscar asesoramiento.

¿Usted colecciona? Y en ese caso, ¿qué pieza de su colección es su favorita y qué obra está deseando adquirir?

Colecciono muy modestamente, ni Rothkos ni Basquiats por desgracia. Sin embargo, tengo una pieza de un artista mexicano que trabaja con cáscaras de huevo, Gabriel de la Mora, que me encanta. Y no sé cuál será mi próxima adquisición, pero me encantaría tener alguna pieza de la escultora americana Ruth Asawa, ¡aunque para eso tengo que ahorrar!

Tags
ARTE SUBASTAS

Noticias relacionadas

Protagonistas

OWEN HATHERLEY: "LOS COMUNISTAS CONCIBIERON EL METRO PARA QUE LO COTIDIANO FUESE UN LUJO, PERO LOS MOSCOVITAS PREFIEREN EL COCHE"

Por ÁLVARO 'CORAZÓN RURAL' / JELENA ARSIC

Protagonistas

Juan Herreros: “El éxito de los museos siempre se ha medido por su tamaño, hoy deben ofrecer nuevos formatos”

Por Pilar Gómez Rodríguez