Exposiciones

Los cielos de Turner alumbran Barcelona

Por El Grito

Cuadro Joseph Mallord William Turner Yendo al baile

El Museo Nacional de Arte de Cataluña expone un centenar de obras del paisajista inglés en una de las mejores muestras dedicadas a este artista en nuestro país

Joseph Mallord William Turner no era un hombre modesto. Seguramente porque era muy consciente de su papel en el mundo del arte, el de uno de los mejores -si no el mejor-, paisajistas románticos de Inglaterra y posiblemente del resto del mundo. Esa falta de modestia le hizo recomprar muchas de sus obras y atesorar una colección de su propio trabajo que legó a las colecciones nacionales británicas y que hoy en día custodia la Tate Gallery de Londres.

Precisamente desde allí vienen las 26 obras y el resto de acuarelas, dibujos a lápiz, guaches y grabados que forman la exposición ‘Turner. La luz es color’ en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Una excelente oportunidad de acercarse a la obra de uno de los artistas más relevantes de la historia del arte que estará abierta al público hasta el próximo 11 de septiembre.

Vivien, 2016. Colección Borja y Blanca Thyssen-Bornemisza

La muestra explora la fascinación del pintor por la naturaleza, los fenómenos atmosféricos y la luz, el eje central de toda su obra. De esta forma, a través de sus pinturas, dibujos, esbozos y grabados distribuidos en siete ámbitos temáticos, la exposición sigue el desarrollo de sus composiciones reflejando cómo la técnica de la acuarela fue fundamental en el enfoque, a la vez científico e intuitivo, del artista; y cómo le permitió captar la intensidad de las fuerzas de la naturaleza con una precisión expresiva sin igual.

Desde sus inicios en la década de 1790 hasta sus obras climáticas de mediados y finales de la década de 1840, esta exposición explora la fascinación de Turner por los fenómenos meteorológicos y atmosféricos. Las tormentas, las nubes, los arcoíris, las nieblas, los incendios y la luna fueron motivos recurrentes, pero el sol fue, sin duda, su tema más querido.

Cuadro de Joseph Mallord William Turner

Joseph Mallord William Turner. Luna nueva; o «He perdido mi barca, tú no tendrás tu aro» Tate: Aceptado por la nación como parte del Legado Turner 1856 FOTO: Tate.

Obra de Joseph Mallord William Turner

Joseph Mallord William Turner. Desembocadura del río Humber (hacia 1824-5). Tate: Aceptado por la nación como parte del Legado Turner 1856. FOTO: Tate.

Cuadro Paisaje con agua

Joseph Mallord William Turner. Paisaje con agua (hacia 1840-5). Tate: Aceptado por la nación como parte del Legado Turner 1856. FOTO: Tate.

La inspiración de Turner procedía a menudo de sus viajes por Gran Bretaña y Europa continental. La composición de los paisajes se nutría de fuentes variadas, como el estudio de las ciencias naturales, la mitología clásica, la literatura, el arte, la poesía y la invención tecnológica moderna. Entre la tradición y la innovación, entre los estudios al aire libre y el trabajo en el taller, entre la naturaleza y el ideal, esta exposición presenta las diversas preocupaciones que hay detrás de las creaciones de Turner con todos sus contrastes y paradojas. Las obras de Turner invitan al espectador a vivir una experiencia sensorial de la naturaleza. Sus cielos y sus atmósferas que casi se pierden sentir y respirar siguen siendo tan impactantes hoy en día como lo fueron para sus coetáneos.

Turner. La luz es color.

Hasta el 11 de septiembre.

Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Palau Nacional, Parc de Montjuïc, s/n, 08038 Barcelona.

Tags
Exposiciones Pintura

Noticias relacionadas

Exposiciones

El realismo pop de Alex Katz

Por Marta de Orbe

Exposiciones

Las fotografías del pasado y presente, de Bleda y Rosa, llegan a KBr Fundación MAPFRE

Por El Grito