LOS PARADISE PAPERS ARROJAN LUZ

El holding ligado a Moratinos usó firmas en Suiza y Malta para sus negocios con Obiang

El empresario Pedro Hermosilla, cercano al exministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos, canaliza una parte de sus negocios con la Guinea Ecuatorial de Obiang a través de Suiza y Malta

Foto: Pedro Hermosilla y Miguel Ángel Moratinos. (Imagen: EC)
Pedro Hermosilla y Miguel Ángel Moratinos. (Imagen: EC)

Corría el otoño de 2009 cuando Miguel Ángel Moratinos aterrizaba en La Habana que ya regía ‘de facto’ Raúl Castro. Durante esa visita oficial, el ministro de Exteriores por excelencia de los gobiernos de Zapatero mediaba para la liberación de un ciudadano español que estaba en prisión por cohecho y vulneración de la Ley de Contratación de Cuba. Se trataba de Pedro Hermosilla, un empresario que llevaba casi dos decenios suministrando material científico a hospitales y laboratorios de la isla caribeña. En verano de ese mismo año 2009, Hermosilla había ido junto a Moratinos en un viaje oficial a Guinea Ecuatorial en compañía de otros industriales.

Los vínculos entre el exministro socialista y Hermosilla han continuado en el tiempo, así como el hecho de que sus intereses empresariales coinciden geográficamente en países como Cuba, Kazajstán, Angola o la Guinea que dirige Teodoro Obiang con mano de hierro desde 1979. Durante tres años, Moratinos llegó a ser presidente de una sociedad ligada al entramado empresarial de Hermosilla que provee material sanitario, biotecnológico e industrial a Cuba.

[Consulte el especial sobre los Paradise Papers]

En lo que respecta a Pedro Hermosilla, los 13,5 millones de documentos de Paradise Papers, una filtración conseguida por el diario alemán 'Süddeutsche Zeitung' y compartida con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), El Confidencial y La Sexta, entre otros medios, desvelan que el dueño y presidente del Grupo AGEM creó desde 2015 una estructura ‘holding’ entre Suiza y Malta para gestionar parte de sus negocios en Guinea Ecuatorial. Estos están principalmente relacionados con el suministro de material hospitalario y la construcción, el aprovisionamiento de equipamiento y puesta en marcha de centros médicos. La tenedora de las cuatro sociedades maltesas es, a su vez, otra registrada en Suiza. La sede del Grupo AGEM, sin embargo, está en Madrid.

El exministro de Exteriores y Cooperación Miguel Angel Moratinos, en Cuba en 2009. (EFE)
El exministro de Exteriores y Cooperación Miguel Angel Moratinos, en Cuba en 2009. (EFE)

Desde Suiza a Malta para gestionar Guinea

En octubre de 2014, Hermosilla, junto a dos de sus hijos, inscribió en la localidad suiza de Neuchâtel la sociedad Gravina Holding SA por un valor accionarial de 18,3 millones de francos, unos 16 millones de euros. El propósito de la compañía era “la adquisición y administración de participaciones de cualquier sociedad o empresa”.

Seguidamente, durante 2015, registró en Malta una sociedad ‘holding’, propiedad al 100% de Gravina, que a su vez adquirió la totalidad de las acciones de otras tres sociedades comerciales o de ‘trading’.

Gravina Holding es, por tanto, la matriz de la estructura del ‘holding’ suizo-maltés para administrar un parte de los negocios en Guinea Ecuatorial del Grupo AGEM. Esto significa que la matriz posee la totalidad de las filiales en Malta. Ese tipo de organización puede desembocar en beneficios fiscales, mercantiles o de simple gestión. La estructura ‘holding’ es habitualmente usada, por ejemplo, para evitar la doble imposición a sociedades de un mismo grupo empresarial, según cuenta un experto en fiscalidad internacional que prefiere salvaguardar su identidad.

La atracción de Malta

Malta es un Estado miembro de la Unión Europea desde 2004, pero cuenta con ciertas ventajas fiscales que atraen a muchos empresarios españoles y de otras nacionalidades, así como lo hacen países como Luxemburgo o Irlanda. La investigación de los Paradise Papers muestra cómo algunos residentes fiscales en España tienen o han tenido sociedades en Malta. El expresidente del FC Barcelona Joan Laporta o la cantante Shakira son dos ejemplos.

Las autoridades comunitarias tienen bajo la lupa al archipiélago mediterráneo. Es un hecho que en su último informe la Comisión de Investigación sobre Blanqueo de Capitales y Elusión y Evasión Fiscales del Parlamento Europeo tilda al Gobierno maltés de “particularmente poco colaborador” en los trabajos de examen de sus mecanismos de control.

El tipo del impuesto de sociedades maltés es en principio del 35%, el más alto de la UE. En España es del 25%, y el promedio de los 28 países miembros, del 22,5%. Pero si los accionistas de la firma no residen en Malta o sus actividades económicas no se llevan a cabo en su suelo, el sistema de tributación permite que al final la tasa efectiva se reduzca en muchos puntos. En la práctica, existe un sistema de créditos y devoluciones para los accionistas que reduce el impuesto a tipos de entre el 4,2% y el 6,5% sobre los beneficios en función del tipo de sociedad existente.

[Álbum: estos son todos los implicados en los Paradise Papers]

Así, se pueden crear dos tipos de empresas: IHC (International Holding Company), que es el caso de Partridge Holding Limited en el entramado de Pedro Hermosilla, e ITC (International Trading Company), en el supuesto de las otras tres. La primera es una sociedad cuya actividad se limita a tener participaciones en propiedades o acciones. Partridge Holding es accionista única de African Consulting, AH Progress y Maltcon. Estas últimas son compañías ‘trading’ que desarrollan sus actividades comerciales fuera de la jurisdicción de Malta, en este caso, entre terceros países y Guinea Ecuatorial.

Como consecuencia, en la estructura creada por Hermosilla, de los 5,2 millones de euros de beneficios obtenidos antes de impuestos por las empresas maltesas en 2016, una gran parte podría llegar a su matriz suiza tras una tributación baja en su jurisdicción fiscal de origen. Es legal en Malta.

Preguntado por este diario, Hermosilla contesta: “La razón para estructurar los negocios con entidades maltesas responde a criterios empresariales y de negocio y no tiene por qué ser por meras razones de disminuir la carga tributaria”.

Añade el fundador del Grupo AGEM en 1980: “Todo este patrimonio empresarial está perfectamente declarado a la Agencia Tributaria española, cumpliendo con exactitud todas las exigencias informativas e impositivas de nuestro país”.

Lazos entre Moratinos y Hermosilla

Desde que dejara su escaño por Córdoba en el Congreso de los Diputados en diciembre de 2011, Miguel Ángel Moratinos ha creado varias empresas y ha trabajado como lobista. Especial eco mediático tuvieron sus viajes precisamente a Guinea Ecuatorial en julio de 2014 junto a José Luis Rodríguez Zapatero y José Bono, y a Cuba en febrero de 2015 acompañado también por el expresidente socialista.

Zapatero y Moratinos, recibidos por Raúl Castro en La Habana en febrero de 2015. (EFE)
Zapatero y Moratinos, recibidos por Raúl Castro en La Habana en febrero de 2015. (EFE)

Se da la circunstancia de que en el periodo de esos viajes, y entre abril de 2014 y marzo de 2017, el extitular de Exteriores fue consejero y presidente de Lindmed Trade SL, una sociedad que suministra productos sanitarios y biotecnológicos al mercado cubano. La empresa está vinculada al Grupo AGEM de Pedro Hermosilla. En el Registro Mercantil se especifica que su accionista único es Sincronix SL, una firma del Grupo AGEM, cuya única propietaria es María Concepción Muñoz, exesposa de Hermosilla, y cuyo 'email' de contacto corporativo es agarcia@agemsa.com.

Es también un hecho que a Moratinos lo sustituyó en la presidencia de Lindmed Trade el que fuera su jefe de Gabinete en Exteriores, Juan Díaz Muñoz.

Además, dos meses después de la reunión de Zapatero y Moratinos con Raúl Castro en febrero de 2015, Lindmed Trade participó en la Convención Internacional de Salud Pública celebrada en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Unos años antes, en 2012, Moratinos había creado International Consulting Partnership (ICP Consulting), una empresa “especializada en la promoción de sinergias entre gobiernos y el sector privado”, según se lee en su sitio web. Esta consultora, cuyo administrador único es su estrecho colaborador Juan Díaz Muñoz, ofrece sus servicios en tres sectores principales: la internacionalización de la empresa, consultoría estratégica para organismos y compañías, y asesoría en responsabilidad social corporativa en las países donde están ubicados sus clientes.

En muchos de los países donde trabaja el Grupo AGEM en el suministro de equipamiento hospitalario y científico, material de seguridad o protección civil o donde presta servicios de ingeniería, también opera ICP Consulting de forma prioritaria: Cuba, Guinea Ecuatorial, Angola, Senegal, Marruecos o Kazajstán.

Los beneficios después de impuestos declarados de ICP Consulting son modestos: casi 30.000 euros en 2016 y 150.602 en 2015, para un cifra de negocios de medio millón y 800.000 euros, respectivamente.

Por su parte, las ventas de la matriz en España de AGEM, Auxiliar General de Electromedicina SL, fueron de 10,4 millones de euros en 2016 y de 13,8 millones en 2015, según se refleja en el Registro Mercantil. Pero sus beneficios registrados en España en 2016 fueron de apenas 15.000 euros. Recordemos que en Malta sus sociedades generaron un saldo a favor en ese mismo año de 5,2 millones antes de impuestos.

En septiembre de 2016, Moratinos también creó el laboratorio de ideas MAM Think Tank SL, un empresa de consultoría de la que es accionista único.

_

¿Tienes información sobre este u otros casos? Envíanosla de forma anónima a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros en investigacion@elconfidencial.com.

Footer Paradise Papers
Footer Paradise Papers

Paradise Papers

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios